FANDOM


EpìsodeVIteaser2 copia copy





















Cazadores de tormentas, hacedores de lluvia Editar

Los Force Recon son enviados por Luke Skywalker a una mision secreta en el planeta Jabiim, lo que no saben es que enfrentaran a un enemigo como jamas han visto


Capitulo 1 Editar

Ya habían pasado algunos meses desde la misión a Edenea, Rake Malkar y sus hombres estabas disfrutando de un merecido descanso aunque la presencia de el gran almirante Thrawn no vislumbraba nada bueno, habían regresado a un Coruscant que había sido atacado con asteroides, gracias a la ayuda del jedi oscuro Joruus C´Baoth, parecía que la guerra se prolongaría mucho mas de lo que ellos pensaban.

La consejera Leia Organa–Solo regresaba a Coruscant después de un misión en un planeta que desconocían, Rake fue llamado, por ella a su apartamento en Coruscant, el capitán se hizo acompañar del sargento Azendom, parecía que tocarían un tema delicado a juzgar por el hecho de que la consejera lo llamo a el específicamente, no tardaron mucho en llegar al edificio, entraron al apartamento la consejera Organa-Solo estaba sentada en sofá y detrás de ella salieron dos figuras demasiado familiares para Rake… dos noghris.

No demoro mucho en desenfundar su blaster, y apuntarles a las dos figuras, Siul hizo lo propio aunque no sabia que estaba pasando, Leia se levanto y con la mano le indico al capitán que no disparara.

• Creo capitán que le debo una explicación… -dijo la consejera

La princesa le explico a Rake todo lo que había pasado en Honorgh, la desgracia que su pueblo sufrió y de cómo Darth Vader aprovecho la oportunidad de convertirlos en una raza de asesinos al servicio del imperio, para Rake era difícil escuchar, ver la cara de esos alienígenas era recordar a su amada Ireth y de que ellos trataron de matarla, además describir que ellos eran los protectores de la princesa era mas que inverosímil, pero ese no era el asunto por el cual les habían llamado sino un mensaje de Luke Skywalker.


• Rake, Luke me pido que te encomendara una operación secreta, una misión de la cual solo sabrán las personas mas allegadas a nosotros… -dijo Leia • ¿misión secreta? –pregunto Rake • Si, veras hace algunos años, Luke, yo y otras personas fuimos al planeta Jabiim, para ayudar a la resistencia local a luchar contra el imperio, pero no todo salio como estaba planeado, casi nos cuesta la vida a todos y Luke prometió a líder de la resistencia volver para ayudarlo… ahí es donde entran ustedes, ya que Luke no puede ir el mismo decidió que los recons seria la mejor opción para ir a ayudar a los jabiinitas • Entiendo… ¿pero en si cual seria nuestra misión? • El imperio usa naves esclavas para sacar a la población de Jabiim y llevarlas a distintos campos de concentración para trabajos forzados, sabemos que en unas semanas sacaran a la mayoría de las personas que están en la zona ecuatorial del planeta, deben detener esas naves y ayudar a la resistencia, por lo menos a detener la esclavización sistemática del planeta • Pero… ¿y que tipo de apoyo tendremos? • Solo el de su nave mas cercana, pero no hay garantías de eso ya que el carácter de la misión es ultra secreto, dependerán solo de ustedes mismos…

Rake miro a Siul y el sargento mostraba cierta preocupación pero a la vez denotaba que aceptaría cualquier decisión que el capitán tomara.

• Esta bien consejera, aceptamos…

La princesa le indico a Rake que hablara con sus hombres para que estuviesen listos para partir en dos días, debían prepararse muy rápido, Rake sentía que algo mas pasaba en Jabiim de lo que le había mencionado la princesa Leia, había algo que le causaba mucha inquietud pero no debía dudar, era una misión de suma importancia.

Después de una breve reunión con el equipo Meia se fue a la biblioteca central, tenía como costumbre estudiar una poco sobre los planetas a donde la enviaban a pelear, más aun si nunca había ido a ese planeta, pero extrañamente no existía mucha información sobre Jabiim en los archivos, solo se sabia que era una planeta donde el clima era muy duro, con extremas sequías y periodos de torrenciales lluvias, pero de sus historia reciente no había mucho al parecer era un sitio muy aislado.

Siul, Ariell y Assad prepararon todo lo que pudieron, llevarían municiones extras pero no podían sacar mas de lo normal sin despertar sospechas en la armería, la historia que usarían para salir de Coruscant era una pequeña patrulla en un planeta del anillo exterior, así no despertarían muchas sospechas, ya que el Valhala los llevaría hasta Jabiim, pronto Fixer se les unió y ayudo conjuntamente con Rook a arreglar todo, pero incluso el mismo Fixer tenia sus dudas sobre la misión.

• ¿No les parece extraño muchachos que nos manden a una operación tan secreta? Y aun más tomando en cuenta que es un planeta donde no hay nada… • No discutimos a donde nos envían vamos y hacemos el trabajo… ¿no es así? –dijo Assad • No lo pongo en duda trencitas pero no se… hay algo que no me da buena espina… tengo un mal presentimiento sobre esta misión… -respondió Fixer • Pues deja tus malos presentimientos para otro momento debemos concentrarnos en ir allá hacer el trabajo y salir de una pieza -dijo el sargento Azendom • Eso trato sargento… respondió Fixer

Rake estaba solo en su habitación cerraba los ojos tratando de recordar a su amor, a su Ireth, aunque ya había pasado tiempo desde su muerte para el era como si hubiese sucedido el día anterior, aunque cada día que pasaba parecía que se acostumbraba mas y mas a la idea de que ella no estuviese a su lado, también le preocupaba la misión a Jabiim, sentía que había algo muy peligroso, como cuando fueron a Oovo IV, pero debía concentrarse en el momento, se levanto de su cama y saco de una pequeño bolso su nuevo sable de luz, lo había construido con partes que encontró en una habitación del templo, en un pequeño rincón, según lo que había en dicho cuarto, este perteneció a una tal Siri Tachi, Rake encontró un pequeño holograma en el mismo sitio donde se podía ver como era, la imagen presentaba a una bella chica de unos 24 o 25 años a lo sumo, al parecer muy alegre.

¿Cómo habrá sido la vida de Jedi de esta chica? Se pregunto Rake, esas eran sus dudas, si el camino que había escogido era el correcto, porque ya le el ser un Jedi le había arrebatado a la mujer que mas amaba, y casi le cuesta la vida a su mejor amigo, así que no era extraño tener dudas, pero como el mismo Luke le dijo una vez “tu mente debe estar despejada de dudas, para que la fuerza te puede hablar”. Pero a veces para el joven capitán era difícil escucharla.

Al fin llego el día de partir y todos los recons estaban prestos como de costumbre, irían en un trasbordador imperial camuflado, aun así llevarían su aerospeeder, para tener algo de apoyo, ya la nave esta casi irreconocible de tantas modificaciones que Fixer le había realizado pero cada vez que le hacia una modificación, la nave incrementaba su desempeño de manera notable.

El equipo iba algo apretujado dentro del transporte, pero aprovecharon cualquier espacio para descansar, Fixer y Barzak se quedaron dormidos recostados de Rook, Meia y Assad estaba espalda con espalda cerca de la salida de la nave, y Siul con Ariell estaban Juntos en uno de los lados de “Selina”, solo Rake no dormía, simplemente no podía algo sobre esta operación lo ponía en exceso nervioso e inquieto, solo sabia que debían encontrarse son el líder de los jabinitas, un tal Nolan Gillmunn, a quien Luke había conocido poco después de la batalla de Yavin, a pesar de que estarían solos confiaba en su equipo para salir de una pieza de esta misión.

El viaje se hizo corto, no tardaron en llegar al sistema de Jabiim, logaron pasar los controles imperiales, y en pocas horas ya habían descendido sobre la superficie del planeta, el equipo abordo su speeder, esta vez irían un poco mas apretujados, pero bien, Al salir de el trasbordador, vieron un planeta un poco árido, el sol descendía sobre el horizonte pero hacia el este se formaban unas enormes nubes de tormenta , así que salieron a toda marcha directo al punto de reunión establecido con la resistencia jabiinita.

El camino al sitio acordado estaba enmarcado en una inmensa pradera, el aire estaba seco y al paso del speeder se levantaba una enorme polvareda, cosa que no era del agrado del equipo ya que eso delataría su posición, todos cubrían sus rostros con su lentes y uno que otro pañuelo, ya que el polvo hacia difícil el respirar. Sin darse cuenta noche había caído, todos usaban sus sistemas de visión nocturna tipo monocular, todos miraban a todas partes tratando de avistar a los rebeldes, pero nada.

• Demonios capitán parece que no hubiese nadie en los alrededores –dijo Assad • Eso parece Sargento, pero deben estar aquí, se que están aquí… -dijo Rake

En ese momento una pequeña explosión sacudió al speeder, Rook logro controlarlo y evito que se volcaran, se detuvieron algunos metros mas adelante y todos se bajaron del vehiculo excepto Rook, él se quedo en su asiento pero con su ballesta lista y Siul quien ocupaba la torreta, había mucha tensión, pero a su vez un gran silencio.

• Fixer, Assad vayan adelante… echen un vistazo detrás de esos matorrales –dijo Rake • Si señor –respondieron al unísono los dos soldados

Assad se coloco un poco mas adelante de Fixer con su blaster de tiro rápido apuntando a unos pequeños matorrales, notaron que se movían un poco, así que todos los recon apuntaron a ese sitio.

• ¡SALGAN DE AHÍ QUIEN SEA! ¡O LOS CONVERTIREMOS EN COMIDA DE BANTHA! –Grito Assad


De los arbustos salieron dos adolescentes, ambos hombres, portando un uniforme bastante sencillo, ambos avanzaban a donde estaban los recons, en sus rostros había cierto rastro de miedo, pero también se notaba una especie de curiosidad, Assad se les acerco poco a poco sin dejar de apuntarles, sin quitarles la mirada de encima, poco antes de alcanzarlos una veintena mas salio de el suelo, apuntando a los recons.

Todos miraron a su alrededor, estaban completamente rodeados parecía que habían caído en una trampa, pero nadie bajo sus armas casi ni se inmutaron, los que rodeaba a los recon bajaron sus armas, y unos aplausos se escuchaban detrás de ellos, una voz explicaría toda la situación.

• ¡Bravo!… no esperaba menos de una unidad de fuerzas especiales de la nueva republica, nunca se rindieron, no dudaron ni un solo pársec, se nota que Luke los escogió bien…

Estas palabras vinieron de un hombre alto como de unos 50 años con barba y con el cabello largo y canoso, de ojos marrones y de semblante apacible, quien se acerco a los recons.

• Permítanme presentarme, yo soy Nolan Gillmunn, lamento lo del pequeño explosivo pero a veces debemos se precavidos con algunos visitantes indeseables…

• Vaya si así son las bienvenidas no me quiero ni imaginar las despedidas… -dijo Fixer

• ¡Slegba! –grito Siul

• Jajaja no se preocupen somos hospitalarios pero creo que este no es el lugar adecuado para seguir nuestra charla, sígannos… -dijo Nolan

De varias partes salieron algunas swoop bikes y otras tantas speeder bikes todos las abordaron y partieron sin demora a un complejo de cuevas al pie de una de las montañas que dominaba el valle de Beca, al parecer este era el cuartel general de la resistencia jabiinita, había muchos niños y ancianos viviendo en esas cuevas era un sitio crudo pero tenia sus comodidades, también la presencia de muchos soldados jóvenes mujeres y hombres, al parecer esta era una lucha generacional.

Nolan los condujo hasta unos pequeños barracones dentro de la montaña, no era un bunker pero estaba bien protegido por varios nidos de blasters de tiro rápido, todo miraban con asombro y cierto recelo a los recons, pero estos seguían caminando detrás de Nolan y su gente, al final del camino legaron aun un pequeño salón de reuniones no tenia muchas comodidades, pero estaba dotado de holoproyector y demás artilugios para planificación táctica, era rustico pero servia, Nolan les indico que se sentaran.

• Bienvenidos, no saben cuanto necesitamos de su ayuda ahora, veo que Luke a pesar de ser un héroe galáctico sigue siendo una buen muchacho y un hombre de palabra –dijo Nolan • Así es señor, soy el capitán Rake Malkar al mando de la primera compañía de force recons, estos son mis hombres…

Rake presento uno a uno a su gente, Nolan los observaba con gran atención, al final asintió y el hizo lo propio con los que estaban a su cargo.

• Bien capitán ella es la comandante Arista Kabul, ella se encarga de la planeación de las operaciones, además de ser una gran guerrera.

Arista era una mujer muy joven de cabellera negra, ojos azul celeste y piel blanca, su mirada era decidida, era hermosa, pero detrás de ella había un enorme gamorreano con una cicatriz en si ojo izquierdo que le recorría casi todo ese lado del rostro.

• No se asusten- dijo la mujer- el es mi protector y mi amigo Grissom

El gamorreano asintió, sin expresar ningún tipo de sentimiento.

• El es al teniente Andréu Kadaj, el es el comandante de la tropa de defensa y a su lado esta Tári Tasartir, ella es la encargada de inteligencia, ni crean que por ser una jovencita es tonta, es una consumada slicer…

Al decir esto Fixer le clavo la mirada de inmediato, era una chica muy joven casi tan joven como el, la única diferencia era que ella era una arkaniana, de piel blanca y ojos grises y de cabellera plateada. El otro era un hombre ya adulto de cabellera negra y ojos ámbar, muy musculoso pero que no inspiraba desconfianza.

• Pues bien capitán Malkar sin mas preámbulos, esto es lo que planeamos: el imperio traerá 5 de esas naves esclavas, para llevarse a mas de 600 mil de nuestros compatriotas, debemos evitarlo a todo costa ya no queda casi nadie en este planeta, solo nosotros y algunas aglomeraciones dispersas por todo el planeta creo que ya la población del todo el planeta no llega ni a 3 millones de habitantes, así que se imaginara lo que significa, que esa cantidad de personas sea sacada del planeta • Entiendo Sr. Gillmunn, estamos listos para ayudarlo en lo que necesite, pero ¿como planean evitar que se realice esa operación?- pregunto Rake • Bien capitán ya tenemos varios agentes infiltrados en el campo de concentración que esta a 150 klicks al noroeste de aquí, ellos le permitirán entrar a usted y sus hombres a la instalación justo en el momento que las naves esclavas estén por partir, irán acompañados por una pequeña unidad selecta quienes se encargaran de implantar un virus en el sistema de mando de las naves con lo cual en ves de dirigirse a la flota imperial, volaran a una zona secreta del planeta, donde podemos refugiar a nuestra gente y usar esas mismas naves en contra de las fuerzas imperiales… • Suena arriesgado… -dijo Siul • Tal vez, pero no creo que una unidad de elite como ustedes se acobarde tan fácilmente –dijo el teniente Kadaj • Hay una gran diferencia entre ser valientes y ser estupidos, y es eso lo que nos mantiene de una sola pieza… -dijo Assad un poco molesto • Tranquilos caballeros y damas, -dijo Nolan ante la creciente tensión- no debemos dejar nada al azar, creo que cualquier consejo de los hombres del capitán Malkar debe ser tomado en cuenta • yo realmente no lo creo así Nolan, esta guerra la hemos peleado solos sin la ayuda de la republica ni de nadie y solo así la ganaremos –dijo Kadaj saliendo de la sala visiblemente molesto • …deben disculpar a Andréu es demasiado temperamental, claro quien no lo seria después de ver morir a toda tu familia ejecutada por los hombres del imperio… • Entiendo Señor... • Por favor capitán dejemos las formalidades, llámenme Nolan a secas, eso va con todos ustedes… • Entendido –respondieron los recons al unísono • Rake, debemos coordinar todo antes de que inicie la temporada de lluvias, el planeta entero se convierte en un gran lodazal, así seria poco menos que imposible acceder a las instalaciones • Entiendo Nolan entonces debemos coordinar bien a nuestros equipos, para asegurar el éxito de la misión… • Bien pero descansamos un poco, no hay mucho en que entretenerse aquí en Jabiim pero, encontraran una cama caliente al igual que una comida sencilla, no es la gran cosa pero es lo mejor que tenemos • No te preocupes igual lo agradecemos, nos retiramos –dijo Rake levantándose

Todos los recon siguieron detrás de Rake hasta llegar al comedor, una de las asistentes de Nolan les indico donde podían sentarse, ella iba a servirles pero ellos se negaron harían fila como el resto de los soldados de la resistencia, todos tomaron su bandeja y se colocaron en la fila, Fixer como siempre no perdió tiempo en entablar conversación con la gente que los acompañaba, había logrado romper un poco el ambiente de recelo, la comida no era nada del otro mundo casi la misma que servían en el cuartel en Coruscant, pero al parecer al alguien le había gustado mucho. Fixer se devoro su plato de estofado de Ronto, parecía que nunca hubiese comido algo así, no solo se comió el de el sino que hizo lo propio con el de Ariell quien no era muy dada a comer carne de Ronto, todos lo miraban sorprendido.

• ¡WHOA! Este estofado sabe a gloria, jamás había comido algo así en mi vida, estoy a punto de mudarme para acá si solo me va a alimentar de esto –dijo Fixer con una amplia sonrisa • Eres un Gundark Fixer –dijo Barzak- no tienes modales no ves que esto es lo único que ellos tienen para comer, ¡no seas abusivo! • Eyyy, no soy abusivo solo que no puedo evitar que este tan bueno este estofado, me encantaría saber que tiene… esta delicioso

En ese momento, desde el fondo de comedor una mujer Neti, se levanto y camino con paso decidido a la mesa de los recons, se paro justo detrás de Assad, el no se había percatado de la presencia de la mujer, ella era una hermosa Neti, de ojos verdes muy oscuros y su piel era de color almendrado, su cuerpo estaba muy bien torneado, tanto Fixer como Rook se quedaron boquiabiertos observándola.

• ¿Eres tu Assad Yorkael, de Kiffex? –dijo la mujer

Assad dejo su plato y se levanto, volteándose y quedando de frente a la Neti, sus ojos se cruzaron, el no perdió la compostura ni un solo segundo.

• Si, soy yo…

La mujer le dio una bofetada sin previo aviso, todo se quedaron muy sorprendidos, el comedor entero observaba la escena, luego la mujer tomo el rostro de Assad entre sus manos y le dio un profundo y apasionado beso, se separo de Assad quien la miraba con los ojos bien abiertos, y le dijo una solo palabra:

• Gracias…

Se separo del kiffar y se fue tal cual como vino, todos estaban sorprendidos, por supuesto Fixer quien miraba a Assad con cara de extrañeza tenía algo que decir.

• Por todas las estrellas de la galaxia ¿de que demonios me he perdido? El trencitas que no le habla ni al espejo llega a este planeta y de la nada un bombón le planta un beso después de casi volarle los dientes…!¿QUE DEMONIOS OCURRE AQUÍ?!


Assad no respondió, volteo y miro a Siul y a Rake ambos asintieron con la cabeza, era hora de que él hallara una repuesta a semejante situación, salio del comedor sin decir palabra, para seguir a la Neti y encontrar el porque de los que había pasado.


Capitulo 2 Editar

Rake salio del comedor, fue directo a la entrada del pequeño cuartel de los jabiinitas, este planeta parecía no ser mucho solo era desierto y pradera, pero la gente estaba llena de esperanza, pero a lo lejos sentía algo, un disturbio en la fuerza, algo que estremecía su mente y su espíritu, pero a su vez era increíblemente familiar, sus pensamientos fueron interrumpidos por la lugarteniente de Nolan, Arista Kabul.


• Saludos capitán Malkar, espero que hayan disfrutado de nuestra sencilla hospitalidad… -dijo Arista

• Por supuesto comandante, no sentimos honrados de estar aquí y esperamos hacer lo posible para ayudarlos, -respondió Rake

• Gracias capitán, y dígame, ¿cree usted que los planes den resultado? Respóndame con sinceridad

• Si lo creo, no hay plan descabellado, todo depende de la buena planeación y de una poco de buena suerte

• Jeje si a veces la suerte también es necesaria, pero pareciese que para este planeta la suerte se le termino ya hace varios años –dijo Arista soltando un suspiro

• Bueno no conozco mucho de la historia de este planeta, se que han estado luchando desde la guerras clónicas

• Así es… han tenido una vida miserable pero este planeta es todo lo que les queda y ya a estas alturas, no tienen nada que perder, según ellos

• Dime una cosa, ¿no eres de aquí? O sea no eres una jabiinita…

• Así es llegue aquí poco después de que Luke Skywalker y Leia Organa visitaran Jabiim, yo soy huérfana y venia huyendo del imperio aquí encontré una razón para quedarme…

• Disculpa si soy indiscreto, pero… ¿y tu amigo…?

• El gamorreano… no se preocupe, el es mi protector, mi guardián, me salvo de una muerte segura hace ya varios años y a partir de ahí se convirtió en mi confidente y me mejor amigo, es como mi hermano mayor

• Entiendo, se a lo que te refieres…

• Si creo ver lo mismo entre usted y sus hombres, se nota que el respeto entre ustedes es muy profundo, parecen una familia

• Para muchos de nosotros lo es

• Ya veo, y dígame capitán…

• Llámeme Rake, no es momento de formalidades…

• Esta bien, Rake, dígame, ¿tienen ustedes idea a lo que se van a enfrentar?

• No… ¿deberíamos?

• Pues si, el imperio no es el que dirige toda la operación sino una secta de ultra nacionalistas jabiinitas, no sabemos bien quien esta a cargo de estos hombres solo sabemos que se hace llamar o que se llama…Brodek

• Entiendo bien así que son los mismos jabiinitas quienes están intentando regalarle su planeta a imperio ¿no es así?

• No… ellos creen ser jabiinitas, pero son traidores, durante la guerras clónicas trataron de entregarle el planeta a la confederación de sistemas independientes, el líder de estos separatistas era conocido como Alto Stratus , y tenia bajo su mando a un grupo de tropas de elite conocidos como los Nimbus… ellos pelaron duro, durante la guerras clones el y sus hombres mataron a un grupo de aprendices de jedis, además de un buen grupo de tropas de la republica, pero se condenaron a si mismos y murieron también durante esa sangrienta lucha.


Ahora Rake entendía el porque de esa sensación de tristeza y de desesperación que llenaba el aire, eran los jedis que habían muerto durante la lucha que Arista le estaba contando, el dolor de sus muertes se había perpetuado en la fuerza, era increíblemente poderosa esa sensación y a su vez lo conducía al lado oscuro.



• Rake… -dijo Arista sacando a al capitán de sus pensamientos

• Discúlpame Arista, solo meditaba sobre lo que me contaste

• Ok, pero lo pero de todo es que ahora cuando pensábamos que la victoria de la alianza en Endor terminaría con nuestro calvario, pero no fue así, surgió un nuevo grupo separatista, el imperio envió al tal Brodek, y el se convirtió en su caudillo, e hizo resurgir a la los antiguos soldados elites, bautizándolos los NeoNimbus

• ¿Qué tienen de especial estos comandos?

• Ellos tiene armaduras muy fuertes y se desplazan sobre deslizadores de repulsión, con lo cual son rápidos como el viento y también extremadamente letales, usan blasters de corto alcance y espadas muy afiladas, y son imbatibles en combate cuerpo a cuerpo… ¿ves ese pequeño pueblo a los pies de aquella montaña? –dijo Arista señalando fuera de la cueva

• Si lo veo

• En ese pueblo había 24.000 personas y en un solo día, un comando de 100 NeoNimbus los mataron a casi todos los habitantes, borraron de la faz del planeta a casi todo un batallón de defensores de la resistencia, no son seres normales parecen demonios

• Y el tal Brodek ¿saben quien es?

• No… una vez enviamos un grupo de 5 asesinos para eliminarlo, nuestros mejores hombres, al cabo de una semana una nave del imperio lanzo un contenedor sobre el valle, fuimos a investigar, al abrirlo encontramos a los hombres que enviamos… asesinados, destrozados, sus cuerpos habían sido desmembrados sus vísceras arrancadas…era horripilante, según nuestros doctores al analizar lo que quedaba de los cuerpos se pudo determinar que quien sea que les hubiese hecho eso era al parecer un humano…no se si Brodek sea el responsable pero si lo es de seguro que humano no es…


Rake no dijo mas nada, al parecer esta vez se enfrentaban a un formidable enemigo, uno que no era nada de lo que habían enfrentado antes, debía confiar en la fuerza esta vez para que lo guiara a la victoria, o por lo menos a salir todos con vida ya que la sensación de desesperación y de peligro no dejaba que Rake se pudiese concentrar.


Assad tenia mas de una hora caminando por los pasillos del cuartel de los jabiinitas, su mente revoloteaba con lo que había sucedido en el comedor, el beso de la chica Neti fue muy real y muy intenso, pero debía existir un por que. Al final llego a un salón con un ventanal que mostraba el valle al pie de la cordillera, cerca de esta se encontraba la chica que lo había besado,- era muy hermosa para ser una planta andante- pensó Assad, se le acerco, pero antes de que el pudiese hacer una pregunta ella empezó la conversación.


• Me imagino que buscas un porque ¿o me equivoco?

• Pues si

• Mi nombre es Sia Kloon, como veras soy una neti, hace muchos años, yo vagaba con mi hermano por las calles de Kiffex, éramos refugiados quienes habíamos perdido a nuestros padres, un día un grupo de maleantes trato de robarnos la poca comida que aun nos quedaba, a mi me golpearon , y a mi hermano casi lo matan, pero alguien nos ayudo.. fuiste tu, tu Assad Yorkael

• Caramba pero yo no recuerdo, haber ayudado a nadie en mi vida, perdóname…

• Ese día lo hiciste, además llevaste a mi hermano a un puesto medico, se salvo gracias a ti

• Ummm… creo recordarlo un poco, pero bueno en esos tiempos de mi vida yo solo era un delincuente…

• Y eras un alma noble, y aun los sigues siendo, nunca olvide esa acción…

• ¿Entonces porque me abofeteaste?

• Porque le robaste el dinero a mi hermano… -dijo la chica frunciendo un poco el ceño

• Ehh… si bueno… eran otros tiempos… en fin me disculpo contigo y cuando pueda lo haré con tu hermano, claro antes de que me golpee…

• Bueno eso no será posible, mi hermano murió hace unos años en un campo de detención en Carida

• Ups… lamento oír eso pero en fin, ¿que haces tu aquí?

• Llegue a Jabiim por accidente, pero al ver el horror que padecía este gente decidí quedarme y ayudarlos, así llevo tres años aquí…

• Te entiendo…

• Bueno me voy…

• Así nada mas

• ¿Qué esperabas otro beso?

• No … pero

• Te quedaras con las ganas, sabelotodo adiós sargento Yorkael


La chica se levanto, se retiro, pero antes de salir por la puerta volteo, y miro la cara de impávido que tenia Assad, se recostó de puerta y sonrió antes de retirarse, Assad se sentó, suspiro, esta chica había revuelto un poco de su pasado, del cual no se sentía muy orgulloso pero que al parecer si había tenido sus ratos buenos, antes de seguir con sus pensamientos Fixer entro a la misma habitación.



• Vaya trencitas, acabo de ver a la chica rama con una sonrisa muy sospechosa… ¿cuéntame que estaban haciendo?

• Eso no es de tu incumbencia metiche además ella se llama Sia…

• Ok, ok no te enojes… ya veo que hasta su nombre y todo te dijo… y dime ¿cuando piensas echar “raíces” jejeje?

• ¡Eres un entrometido!

• Si lo soy… y probaste su “savia”…

• ¿Qué?

• Pues para se un árbol andante tiene un par de frutos muy maduros, procura no ser muy “ardiente” con ella, no vaya a ser que incendien todo el cuartel

• ¡Te voy a patear!

• Tranquilo trencitas solo venia a informarte que hay reunión no tienes porque enojarte, ya veo que el “arbusto del amor” te dejo muy perturbado, tienes 10 minutos para encontrarnos en el hangar, nos vemos…


Assad estaba molesto por las impertinencias de Fixer pero lo que más le intrigaba era la neti, se recostó de la pared y siguió pensando pero no tenía tiempo que perder debía reunirse con el resto y empezar a planear la operación de rescate de los civiles.


En la sala de reuniones, la charla era rápida y muy concisa, básicamente el plan era infiltrarse en el puerto de carga, implantar un aparato de transmisión, que la permitiera a los jabiinitas controlar las naves esclavas, y así llevarlas a un sitio seguro, no parecía ser una misión muy complicada pero como los recons sabían bien no existía misión fácil, mientras estaban reunidos escucharon varios truenos y el sonido inequívoco de la lluvia, Nolan pareció cambiar su expresión de expectante a preocupado.


• ¿Qué ocurre Nolan? -Dijo Rake

• Es la lluvia… no dejara de llover por un buen tiempo, esto complicara mas las cosas, todo se volverá un lodazal y es ahí cuando los NeoNimbus tendrán su ventaja, debemos ser mas cautelosos ahora…

• Entiendo, estaremos listos

• Eso espero solo ruego al cielo que no sea como “aquella vez”…-dijo Nolan soltando un suspiro

• ¿aquella vez?

• Si capitán hace mas de 20 años durante las guerras clónicas… yo apenes era un adolescente, pero vi como la confederación y Alto Stratus, asesinaba a los padawans, y a tantos otros de los hombres de mi padre, aunque no fue la primera ni la ultima de las masacres, ver a esos casi niños que creían ser mayores solo por usar la fuerza, murieron peleando pero no merecían ese destino…

• Si ya me contaron algo de eso…

• ¿Sabe que? Hay días donde me levanto y veo el horizonte y busco un motivo para seguir luchando, esta pelea parece perdida y hay momentos donde deseo mandar todo al infierno y dejar que pase lo que tenga que pasar

• Pero hay que pelear… yo se lo que le digo… porque el día que dejes de pelear todo terminara no solo para usted sino para todo Jabiim

• Eso es lo que me da ánimo…


En se momento por radio se anuncio que todos debían prepararse, los recons montaron su speeder mientras el resto de los hombres de Nolan abordaba otros vehículos así como algunos speeder bikes, la noche era muy negra y la lluvia que caía a cantaros no ayudaba mucho a aclarar la situación, aun así todos se pusieron en marcha directo al espacio puerto.

Aproximadamente a 30 kilómetros del objetivo las fuerzas se dividen, los recons van a un desfiladero que rodea la base imperial, detrás de un risco dejan a selina y continúan su marcha a pie, la lluvia no ha amainado para nada y el polvoriento suelo se ha tornada en un mar de lodo que retrasa la marcha a pie, aun así los hombres de la primera compañía llegan a la posición acordada, desde se disponen a establecer un puesto de observación.

Dentro de una pequeña trinchera improvisada, Rake, Ariell, Siul y Rook observaban mientras Meia y Assad cuidaban la retaguardia, Fixer monto una minúscula tienda para proteger su datapad, de ahí estaba comunicándose con Tári Tasartir, ellos se disponían, a enviar la señal para anclar el sistema esclavo de las naves y así guiarlas a un lugar seguro. Desde su posición rake observaba como eran llevados los pobladores de Jabiim, era como ver un redil de ganado, 5 naves tipo crucero de la clase aclamador, veteranas de las guerras clónicas y que ahora servían a los crueles propósitos del imperio.



• Tasartir… ¿me escuchas? –dijo Fixer

• Si fuerte y claro

• Estoy listo, par enviar la señal para apagar los sistemas de seguridad

• Excelente… yo empiezo a enviar el virus… ahora


Tári, lanzo la señal conjuntamente con le de Fixer ambas pasarían desapercibidas como una señal de radio normal pero se activarían, una vez que los recons acabaran con el trabajo en la base.


• OK señores, debemos movernos rápido, entraremos por esa pequeña abertura en la electro reja, de ahí iremos a colocar las cargas explosivas, y a poner el señuelo electrónico, saldremos y cubriremos a los hombres de Nolan ¿entendido? –dijo Rake

• Si señor-dijeron todos

• Bien, Ariell tu entraras con nosotros, Meia, tu y Rook se quedaran aquí…

• GGGRRRRRRRRR

• Tranquilo Rook te necesitamos aquí para que mantengas el vehiculo con el motor encendido… dijo Rake

• AWWRHHHH

• Tranquilo amigo este trabajo saldrá bien- Fixer

• El resto viene…


El pequeño equipo se puso en marcha, trataban por todos los medios de pasar lo mas desapercibido posible, se arrastraron por el lodo para que sus siluetas no destacaran, mientras se desplazaban por los linderos de la base, la lluvia dejo al descubierto varios cadáveres, eran los que se habían resistido a la deportación, era algo grotesco algunos cuerpos se estaban descomponiendo, manos y rostros con una ultima expresión de miedo absoluto llenaban el campo, Fixer trataba de no mirar pero era imposible al final tras un penoso y lento recorrido llegaron a la electro reja, allí lograron abrir un pequeño boquete por donde se colaron en la base.


Tári enviaba los códigos a máxima velocidad, aunque no le gustase admitirlo el trabajo del especialista de los recons era bueno, disfrazo de manera perfecta la señal, no podía negarlo el chico tenia talento, mientras Tári se abocaba a la señal y al virus, el resto de los hombres de Nolan esperaban ansiosamente, deseaban con fervor liberar a su gente, la lluvia no importaba solo querían salvar a su pueblo.


Los recons estaban dentro de la base el movimiento imperial era fuerte pero no lo suficiente como cabria esperarse, Los recons se movían por las partes traseras de las barracas, sin ser detectados, podían ver como estaban cargando a los últimos prisioneros, así que el tiempo era vital. En algunos minutos lograron entrar al cuarto de control de vuelo, en uno de los tantos galpones pre-fabricados, que servían de cuarteles a las fuerzas imperiales.


Rake, y Fixer se dirigieron a la sala de control principal, mientras Siul, Ariell y Barzak colocaban las cargas explosivas, todos se avocaban afanosamente a su tarea, a pesar de tener varios equipos pesados encima, ellos se movían sutilmente, no eran percibidos, además de ayudar, el hecho que no había cámaras, no tardaron mucho en colocar todas las cargas e insertar el virus, para esta tarea Fixer se ayudo de una nueva versión de su droide de reconocimiento arácnido, el cual se desplazo dentro de la consola principal y descargo el complemento del virus de sabotaje.

El equipo se retiro, había sido un trabajo muy sencillo, aunque en momento Ariell se puso muy tensa, ella percibía que algo no estaba bien, casi al mis o tiempo Rake sintió una leve perturbación en la fuerza, aun así siguieron a las afueras de la base, no salieron por el mismo sitio usaron unos ductos, y a través de un pequeño pantano, les tomo casi dos horas regresar a su posición, estaban cubiertos de lodo pero ilesos y no tuvieron que hacer ni un solo disparo. Fixer se comunico con Tári.


• Listo preciosa, el pastel esta en el horno…

• Entendido, ahora esperemos a que las naves despeguen… volamos a los maditos y vamos a sacar a nuestra gente en la costa Razor


Un pequeño grupo de soldados jabiinitas se dirigió al sitio descrito por Tári, allí esperarían el arribo de las naves esclavas y sacarían a la gente, Andréu Kadaj, era el líder de la pequeña unidad, el era el que iba mas ansioso ya que su madre y su hermana iban en una de esas naves, era lo único que quedaba de su familia de 12 hermanos, deseaba verlas de nuevo. Los recons y el resto de la unidad jabiinita, irían a cubrir la retaguardia, ya que al despegar harían detonar las cargas. No paso mucho tiempo de que los hombres de Kadaj partieron, que las 5 naves esclavas despegaron, cuando estaban a altura segura… Barzak hizo su parte.


• Es hora de bailar señoritas -dijo Barzak mientras sonreía


Al apretar el detonador, las explosiones llenaron el aire de un poderoso estruendo, la mayoría de los edificios pre-fabricados saltaban por los aires, los recons abordaron selina y salieron a toda prisa dejando destrucción y confusión entre las tropas imperiales, mientras veían, como las naves esclavas enfilaba en la dirección correcta, parecía que todo saldría bien.

Capitulo 3 Editar

La lluvia aun estaba ahí, no amainaba para nada, pero los recon seguían adelante estaban a 178 kilómetros del lugar de reunión, podían ver a las naves avanzar sin mayores problemas, sabían que los imperiales debían estar empezando a avanzar sobre ellos así que cada minuto era vital. Después de salir de una colina vieron a los lejos a los hombres de Kadaj trabando combate cerca de la costa, había varios hover-tanques, y muchos soldados imperiales.


Nolan los diviso también, y alerto a sus hombres de que avanzaran más rápido, ya que las naves estaban cerca, y debían sacar a mucha gente y muy rápido de ese lugar, los recons también se apresuraron pero fue la voz de Tári quien puso los nervios al máximo a todos los rebeldes.


• Fixer… dime que tu estas tomando el control de las naves esclavas

• No… no lo estoy haciendo… ¿Qué ocurre?

• No puedo llevar las naves a otro sitio, la señal esta siendo interferida, estoy perdiendo el control de los cruceros

• Cálmate, déjame ver que puedo hacer desde aquí…


Fixer ingreso a los sistemas de las naves esclavas pero para su asombro su virus estaba siendo rechazado y las naves estaban tomando sus propias decisiones, lo más terrible es que Fixer podía ver que la orden de las naves era estrellarse en contra de la superficie, tecleaba a toda velocidad para ver que podía hacer.


• Tári perdimos contacto con las naves y si no lo recuperamos se vas a estrellar, necesito de toda la ayuda posible… Capitán Malkar los imperiales trataran de estrellar la naves en contra de la superficie…

• ¿Qué?-dijo Rake

• Entendido-respondió una nerviosa Tári

• Estoy recuperando parte de la señal pero solo de tres naves… no se si pueda recuperar el resto

• Demonios Fixer si hay alguien que pude hacer eso eres tu -dijo Rake

• GRRRRRRRR!

• Gracias por el voto de confianza pero este tipo de códigos jamás los había visto, pero no me van a vencer…no a mi


Mientras Fixer seguir en lo suyo el resto se acercaba a ala batalla que se desarrollaba, los hombres de Adreuj Kadaj, estaba siendo exterminados, por el certero fuego del imperio. Desde lo lejos los recons se detuvieron, Assad saco uno de los lanza cohetes portátiles, con mucha habilidad lo apunto y apretó el gatillo soltando el misil el cual fue a dar directo en uno de los vehículos imperiales destruyéndolo. Al acercarse más Siul desde la torreta disparaba frenéticamente al igual que el resto del equipo, los soldados imperiales resistían bien pero el fuego de los jabiinitas también se hacia presente.


Los rebeldes jabiinitas, se apostaron detrás de unas trincheras improvisadas mientras veían pasar a dos de las naves esclavas sobre sus cabezas, todos se preguntaban porque no descendían mientras los imperiales continuaban con la refriega, las naves cambiaron de curso, en lugar de descender se dirigían a una cadena montañosa la suroeste de la posición, todos veían asombrados los eventos pero los mas horripilante estaba por suceder.

Las naves no cambiaban de curso Fixer, desesperadamente trataba de que estas subieran o giraran, pero era imposible, Tári hacia lo propio pero no podían evitar nada los dos vetustas naves de la antigua republica se estrellaron contra la montaña matando a todos los ocupantes, miles de jabiinitas murieron de la manera mas cruel calcinados en ese amasijo de hierro y acero, los soldados jabiinitas, Nolan, Tári, Sia y Arista, no podían dar crédito a los que sus ojos observaban, sus amigos, hermanos y compatriotas fueron asesinados de un solo golpe.


• Fixer…. No… ¿Por qué? -Dijo Tári rompiendo en llanto

• Dejemos el llanto para después aun podemos salvar al resto –dijo Fixer

• ¿Qué? ¿Cómo?

• Ingresa estas coordenadas y obliga al resto a saltar al hiper espacio

• ¿y de que servirá? No podremos bajarlos aquí

• Por lo menos no se estrellaran contra una montaña, hazlo ya


Tári ingreso las coordenadas, y logro romper el bloqueo de señal de las ultimas tres naves, estas saltaron al hiper espacio sin saber a donde iban, mientras el resto de los jabiinitas veían con tristeza como su gente se les iba de las manos, unos muertos otros a lo desconocido.

Mientras Adreuj Kadaj se salio de su trinchera y veía a lo lejos los restos llameantes de las naves esclavas, sentía dolor y rabia, de una u otra manera sabia que su familia iba en una de esas naves, se lanzo contra las líneas de los imperiales con lagrimas en los ojos, ellos pagarían con sangre el haberle arrebatado a sus seres queridos.

Corría como demente mientras los recons seguían disparando, el hombre saltó dentro de la trinchera repartiendo muerte a todos los imperiales, a pesar de lo fuerte de la batalla, parecía que los jabiinitas podían ganar algo en esta lucha, los imperiales se retiraban, todos empezaban a lanzar vítores, hasta que de el lodo saltaron unas figuras misteriosas como muertos salidos de sus tumbas, eran hombres, con armaduras de color verde oscuro satinado, con cascos alargados, y visores rojos que brillaban con un tenue resplandor, tenían una mochila con antena y parecían levitar sobre el terreno, esto eran los temidos NeoNimbus.

Estos permanecían parados frente a los hombres de Nolan y frente a Adreuj Kadaj, este les lanzo un grito de furia y de rabia y salto de la trinchera al atacarlos, estos sacaron de sus espaldas, unas espadas largas y flotando sobre el terreno respondieron el asalto de Kadaj, el cual fue atravesado por varias espadas en cuestión de segundos, perdiendo sus brazos y su cabeza antes de caer al suelo, muerto.


El resto vio la horripilante escena, sabían que era una trampa, así que debían huir lo mas rápido posible, todos emprendieron su marcha disparado a discreción a los NeoNimbus, pero estos eran muy veloces y ágiles, mataron a toso los pilotos de las speeder bikes algunos de ellos decapitados otros cortados a la mitad, Rake le ordeno a Rook maniobrar dentro de las formaciones enemigas, cosa que el wookiee hizo sin demora, Siul desde la torreta y el resto desde la nave disparaban a todos lados, derribando a varios de los NeoNimbus, pero estos se acercaron bastante y destruyeron con sus espadas, unas del armas laterales por lo que Assad debió recurrir a su rifle de apoyo, uno de los comando asesino logro asestar un corte en le brazo de Rook, este perdió en control por algunos segundos, otro de los NeoNimbus salto sobre la torreta, y casi decapita al sargento Azendom pero este logro dispararle con el blaster de tiro rápido, derribándolo, era hora de huir.


Las naves que aun quedaba seguía su camino ya habían dejado a los Nimbus muy lejos llegaron a la base la expectación de todos los que ahí estaba era inmensa pero los rostros de derrota ya eran mas que suficientes para dar la mala noticia, muchos lloraban, otros sentían rabia, era la misma historia de siempre, ellos debían retroceder y morir, los recons fueron a sus barracones mientras Rook era curado muy a pesar de sus protestas, Rake se sentó en un rincón, todo había salido mal, miles habían muerto, y no pudo hacer nada, solo estuvo ahí observando como una estatua, desde su lugar escuchaba el llanto de las madres, esposas, hijas e hijos de los que habían muerto, sentía como le taladraban la mente, no había podido hacer nada, a pesar de ser un jedi.


Nolan Gillmunn era recriminado una vez mas por el consejo de ancianos, su osada táctica había costado miles de vidas y se cuestionaba si debía seguir liderando las fuerzas de liberación de Jabiim, ya era un hombre viejo para los estándares de los combatientes pero su gran liderazgo logró mantener unido al planeta, al final decidieron dejar la discusión para después, debían curar a sus heridos y llorar a sus muertos.


En la sala de descanso, Assad meditaba sobre el combate, por primera vez veía tanto horror en tan poco tiempo, había sido un genocidio, miles de inocente habían muerto y el combate con los NeoNimbus fue una de las experiencias mas escalofriantes que hubiese experimentado jamás. Sus pensamientos fueron interrumpidos por la presencia de Sia Kloon.


• ¿Qué haces aquí tan solo soldado?

• Pensando… lo que paso hoy fue…

• Horrible, lo se… muchos de los que estaban en esas naves eran amigos míos…

• Lo lamento… me siento inútil y débil…

• Eso es bueno

• ¿bueno? ¿El no haber podido hacer nada para evitar tantas muertes es bueno?

• Eso no… el sentirte débil, eso te da fuerza y te hace seguir adelante, no solo por ti, sino por los que están contigo aun con vida

• Puede que tengas razón… pero ver morir a tantos en tan poco tiempo… ahhg no puedo ni pensarlo…

• No lo hagas, concéntrate en el aquí y en el ahora…

• Contigo aquí es algo fácil… ¿como no concentrarse en ti?

• No seas tonto… además no trates de utilizar la situación para intentar cortejarme, esos trucos no funcionan conmigo…

• ¿y tú crees que cada vez que hablo contigo es para cortejarte?

• Es posible…

• Vaya para ser una neti tienes un ego mas grande que el de los árboles de Kashyyk

• Y tu no sabes como acercarte a una chica… así fuese un hutt

• Mira mejor dejamos esta conversación hasta aquí… no tengo ánimos de discutir

• Perdóname yo también estoy tensa, todo salio mal… en serio


Sia se sentó a la orilla de la ventana, mientras Assad la miraba con su habitual rostro serio pero con una mirada perdida, ella miraba al horizonte solo se veía la lluvia, pero de repente ella se levanto, saco unos electro binoculares, tenia un mal presentimiento y al escudriñar el horizonte sus temores se hicieron realidad, los NeoNimbus estaban en camino. Sia y Assad bajaron corriendo y avisaron a todos, la pequeña base de la resistencia entro en alerta, el enemigo estaba a solo horas de ellos y debían resistir un ataque para el cual francamente no estaban preparados.

Nolan, Rake, Siul y Arista estaban reunidos, planeando la mejor manera de defenderse del ataque de los comandos asesinos, los soldados jabiinitas no eran muchos y los que había eran muy jóvenes, así que los recons se dividirán en tres grupos: Rake, Siul y Ariell estarían en la mitad de la línea defensiva acompañados de dos pelotones de jabiinitas, Meia Fixer y Rook se apostarían en el flanco izquierdo y Assad, Nolan, Grissom y Arista en el derecho, también acompañados de soldados de la resistencia, estaba en trincheras húmedas llenas de barro que llegaba hasta las rodillas y acompañados de la lluvia que no dejaba de caer.

En su trinchera, Rake no podía sacar de su mente lo que había pasado ese día, su mente se vio asaltada por el tremor que produjo en la fuerza la muerte de todos esos inocentes, y ahora recibirían la estocada final del enemigo, no podía dejar que eso pasara, Siul se le acerco y comenzó una pequeña charla.


• ¿Esta bien señor?

• Si… eso creo

• Vamos a salir de esta…

• Eso espero ya estoy harto de ver morir a los que me rodean

• No será así…

• ¿y si no lo es? ¿y si no puedo salvar a nadie mas?

• No puedes salvar a todo el mundo Rake, no eres un dios

• Pero soy un jedi

• Y un ser humano… lo que paso hubiese pasado así el comandante Skywalker estuviese aquí

• No creo eso el es un jedi poderoso hubiese hecho algo… lo que yo no pude

• No digas eso… si es por eso todos somos responsables no es la primera vez que tenemos que enfrentar algo así

• A veces me siento harto de no poder hacer nada, no pude salvar a esa gente, ni a Berkon, ni a…

• Lo se Rake créeme que lo se pero debes aprender de eso, yo se lo duro que es, pero somos soldados, no podemos dejarnos vencer debemos pararnos y seguir peleando

• Haré lo que pueda

• Hazlo Rake, se que puedes y debes hacerlo no por nosotros sino por ti, eres un buen marine, y un buen muchacho, todos te necesitan


Rake se quedo en silencio no podía responder ya que un tremor el la fuerza lo alerto de la cercanía de los NeoNimbus era hora del todo o nada, todos se apostaron al borde de sus trincheras, Siul miro a Ariel y vio en ella un atisbo de esperanza pero también de temor sabían que el enemigo al que enfrentaban era algo muy superior a todo lo que habían visto antes.

En la trinchera de Assad todo estaban a la expectativa Nolan sentía temor y a la vez ansias de pelea, Arista estaba a su lado y un poco mas alejado el sargento Yorkael, apuntado su blaster de apoyo, en ese momento unos chapoteos pusieron a Assad alerta, era Sia de nuevo se paro a su lado y apuntó su arma al horizonte.

• ¿Qué haces aquí?

• ¿tu que crees?

• Este es un sitio peligroso, deberías estar dentro de la base

• justamente por eso estoy aquí no me gusta dejar conversaciones inconclusas y menos asuntos inconclusos

• ¿asuntos inconclusos?

• Si, mis asuntos contigo Assad Yorkael….


En ese instante el aire se lleno del sonido de los repulsores de los comandos asesinos, había llegado la hora de sangrar y de ver quien resistía en la batalla final.



Capitulo 4 Editar

La lluvia caía copiosamente, no se podía ver nada a más de 600 metros, las trincheras llenas de lodo, albergaban a los ansiosos jabiinitas quienes ahora estaban aguardando la arremetida de los temidos NeoNimbus, Rake había tomado su decisión, y esta seria una de la cual no podría huir,.

El horizonte, empezaron a aparecer los puntos de luz rojos que hacían presagiar la llegada de los temidos comandos asesinos, flotando sobre la tierra a toda velocidad, blandiendo sus cimitarras y sus picas de fuerza, eran sin duda una vista nada alentadora.


• ¡AHÍ VIENEN! –grito Siul desde su trinchera


La ola de NeoNimbus salto como una manada de Anoobas sobre su presa, los disparos iban y venían los gritos de dolor y de furia llenaban el aire, los recons defendían con fiereza y lograron derriban a varias decenas de los comandos asesinos antes de que llegaran a las trincheras.


Rake, Siul y Ariell se encontraban en uno de los puntos mas delicados de la línea defensiva, estaba acompañados de un grupo de jóvenes soldados, quienes batallaban con fiereza y habían logrado mantener a raya al enemigo, al cabo de poco rato no había mas NeoNimbus, o por lo menos eso pensaban ellos, una chica salio a explorar, al parecer no quedaba ninguno de los temidos Nimbus, pero sin percatarse de entre la bruma de la lluvia salio uno de estos blandiendo su espada, ataco a la chica a una velocidad pasmosa, Rake al percatarse de esto, salto de la trinchera, la chica volteo a verlo, con los ojos muy abiertos, luego su cabeza se separo de su cuello cayendo al barro, su cuerpo se desplomo a un lado.

Rake sintió como la rabia iba llenando su cuerpo, -era solo una niña, y estos malditos la asesinaron- pensó, su tristeza dio paso a la rabia, esta vez no se reprimiría, solo se agacho a cerrar lo ojos de la chica muerta, al levantarse se deshizo de su arma lanzándola a un lado, y saco su sable de luz.


Siul sabía que Rake estaba muy trastocado por todo lo que había pasado que estaba fuera de si, así que salto de la trinchera, para sacarlo de ahí pero una carga de NeoNimbus se acerco y Siul tuve que hacerles frente, disparando en automático, Ariell también salio de su trinchera disparando con un blaster de repetición, aun estaban lejos de Rake.


El joven capitán esperaba sin encender su sable mientras dos del los comandos se acercaba a toda velocidad, justo en el momento que lo iban atacar encendió su sables y a una velocidad increíble partió en dos a los atacantes, mientras Siul y Ariell lidiaban con los demás NeoNimbus.


Siul disparaba a todas partes evitando que los asesinos se le acercaran mucho, le decía a Ariell que se alejara pero la cetral no lo iba a dejar solo, en un instantes uno de los soldados logro impactar a Siul arrancándole su rifle, y derribándolo, el sargento se incorporó rápidamente y desenfundó su blaster de mano, Siul hizo gala de una puntería excelente, derribando a varios enemigos, pero al voltear vio a Rake que estaba rodeado de NeoNimbus, aproximadamente unos 30 de ellos, aun así el capitán los combatía con locura, se podía ver miembros, partes de cuerpos volando por todas partes,.


Siul iba a correr a ayudarlo, solo armado con su blaster de mano y su cuchillo, pero uno de los comandos lo tomo a toda velocidad y lo aventó varios metros más atrás, aterrizando en el profundo lodo que había allí, al incorporarse vio a dos de los sujetos que se acercaban a toda velocidad en contra de Ariell, como pudo se incorporo, y corría desesperado tratando de proteger a la chica, en ese instante una poderosa explosión sacudió todo el ambiente, dejando todo en un profundo silencio.


Parecía que no había quedado nada, solo la lluvia y el barro, pero de repente, una mano salía del lodo, Siul se incorporaba como podía, pero cuando trato de levantarse, sintió un agudo dolor en su hombro izquierdo, tenia un gran fragmento de metal incrustado, se sentó, tomo aire y de una sola jalón saco la pieza de su hombro, soltó un grito ahogado, acompañado de una gran cantidad de sangre, se quedo algunos segundo sentado, pero logro pararse, tomar su blaster y mirar a su alrededor, solo veía los cuerpos de los NeoNimbus esparcidos por toda el área, cerca de la trinchera, vio a Ariell, estaba tirada boca abajo, metida en un pozo de lodo.


El corrió a ver como estaba, la saco del pozo, y al voltearla vio que estaba sangrando, tenia un fuerte golpe en su cabeza.


• Ariell…amor… dime que estas bien… reacciona por lo mas sagrado… -dijo Siul pero ella no respondía


Siul comprobó que aun tenia pulso pero estaba inconsciente, miro a su alrededor a ver si veía a Rake pero no había rastros de el ni de sus atacantes. Solo había, cuerpos, lluvia y lodo.


A los pocos segundos se escucho un rápido chapoteo, eran los jóvenes con quienes había estado combatiendo, acompañados de Fixer, todos se quedaron pasmados al ver el estado en que estaba tanto Siul como Ariell.


• Sargento…Ariell esta… -dijo Fixer tratando de no terminar la frase

• ¡no lo esta! ¡Sáquenla de aquí yo los cubriré!

• Pero sargento, usted también esta….

• ¡MALDICION! ¡¿DEBO REPETIR LA ORDEN?! ¡SAQUENLA DE AQUÍ YA! –dijo Siul iracundo

• Si… si sargento-respondió Fixer bajando la mirada


Fixer ayudo a los jóvenes jabiinitas a cargar a Ariell mientras Siul, con un solo brazo sostenía su rifle, cubriendo a los demás, sangraba profusamente, después de algunos minutos a través de la trincheras, subiendo por los túneles, y al final al pequeño cuartel donde inmediatamente llevaron a Ariell a la enfermería, los médicos de la base la estabilizaron y le dijeron a los recon que ella estaría bien en cuestión de días pero debían dejarla descansar, en el pasillo estaba Siul aun sosteniendo su rifle con la ropa llena de sangre.


• ¡Yorkael! –grito Siul

• Dígame sargento de artillería

• Quedas a cargo…


En es momento Siul se desplomo, Assad logro atajarlo antes de que llegara al suelo, lo metieron en cuarto y le atendieron, había sangrado mucho, el día no había sido bueno, aunque lograron detener a los temibles NeoNimbus, el precio pagado era alto y pero aun no había rastros del capitán Malkar


Siul abrió los ojos, no sabia donde estaba solo veía el fulgor de una luz, por un momento pensó que estaba muerto, pero empezó a escuchar los sonidos de un servomotor de un androide 2-1B, se incorporo con mucho esfuerzo, ya no tenia la herida en el hombro, pero aun le dolía un poco, de repente pensó en Ariell, el recuerdo del momento donde la saco del barro, se paro de de la cama y miro a su alrededor, no había nada.


Salio de la cama y corrió una pequeña cortina que estaba cerca de el, allí fue donde descubrió a Ariell, estaba en cama con una venda en la cabeza y otra en su brazo y algunos parches de bacta, aunque al parecer no tenia mas daños, no tenia respirador y parecía estar descansando, el se sentó a su lado, acaricio su cabello, y le dio un tierno beso, se quedo contemplándola, ¿por que tenían que pasara estas cosas? –se pregunto, miro a su alrededor en los demás nichos no había nadie, trataba de buscar una forma de reconfortarla, recordó una canción que estaba en su memoria, siempre que pensaba en ella se sentía tranquilo aunque su voz no era muy buena se acerco a ella y comenzó a cantarle muy cerca del oído con la voz mas dulce que podía. La canción decía algo así:



• Tranquila amor mió., no debes llorar mas

• Todo estará bien

• Cierra tus ojitos y ve a soñar

• Descansa en un hermoso sueño

• Solo hay una cosa que ansió mostrarte

• Y es todo el amor que te quiero dar

• Oh mi amor , te abrazo con fuerza

• Porque todos los días tu me das vida

• Y se pudiese alcanzar tu mundo

• Descansaría contigo en tu sueño profundo



Por la mejilla derecha de Ariell corría una lagrima, ella abrió sus ojos, miro a Siul, el sonreía, aun tenían esperanza, el la abrazó, no quería soltarla, el androide 2-1B se les acerco y recomendó que Ariell debía descansar por lo menos un día mas, así que la dejo ahí recostada, y el salio de la enfermería, necesitaba saber donde estaba Rake, y ver la manera de terminar este asunto, ya no mas delicadezas tácticas, usarían todo lo que sabia para terminar con el asunto de jabiim y poder sacar a sus hombres de ahí de una sola pieza.


Los recons estaba en el área de descanso sumidos en sus preocupaciones, Assad estaba a cargo pero desconocía el paradero de Rake y no sabia si Siul y Ariell saldrían con bien, solo tenia algunas horas mas antes de tomar una decisión, la de evacuar la unidad de Jabiim y dejar a esta pobre gente sola cosa que no le agradaba para nada, para el era cobardía pero debía pensar en la vida de sus compañeros.



• ¡primera compañía! ¡¿que demonios ocurre aquí?! Esto no es un día de campo… vinimos a pelear –grito Siul al entrar a la sala


Todo giraron y vieron que el sargento Azendom estaba bien, se acercaron a el con sonrisas aunque en sus rostros aun era palpable al preocupación por el destino del capitán Malkar, ana si Barzak le dio un gran abrazo a Siul al igual que todos, pero debían guardar la compostura así que todos se colocaron en frente del sargento.


• Assad… ¿alguna novedad?

• No señor, logramos mantener la defensa pero el capitán esta perdido, solo encontramos su mochila, su rifle y su casco… ¿Cómo esta Ariell?

• Ella estará bien solo son algunos rasguños.. pero debemos concentrarnos en Rake, de seguro se lo llevaron, para su cuartel, tenemos que ir por el…


En ese momento, entro Nolan, su rostro reflejaba decepción y la amargura de otra derrota mas, pensaba en que los sobrevivientes de la catástrofe de las naves esclavas, tendrían que seguir huyendo, que tendrían que abandonar a los heridos y dejarlos morir, su mente estaba atormentada solo de pensar en eso.


• Amigos míos, venia pedirles un ultimo favor, que cubran la evacuación de este puesto, después son libres de retirarse, ya han sufrido bastante… -dijo Nolan

• ¿planea evacuar de nuevo? –dijo Meia

• Si, no tenemos mas opciones

• Pero y los heridos graves y los ancianos no soportaran un viaje en el valle y menos con estas condiciones –dijo Meia algo molesta

• ¿y creen que para mi es fácil? Son mis hermanos, a la mayoría los considero mi familia, pero no hay otra vía…

• Pues si la hay –dijo Siul- siempre hay un camino

• ¿y cual es ese? Pregunto Nolan

• Patearles el trasero con los que nos queda

• Definitivamente, esta loco, ¿crees que llevare a mi gente a un suicidio?

• ¿Prefieres llevarlos al campo y que mueran de inanición o que sean recapturados, para ser vendidos como esclavos? ¿prefieres seguir escondiéndote de ellos por la eternidad de los tiempos?

• ¿Y como creen que vamos a enfrentar a los NeoNimbus?

• Llevando la guerra a sus puertas ellos siempre han atacado, pero ¿serán tan buenos a la defensiva?

• Estas loco… eso es imposible… es un suicidio

• Será así, yo no dejare que ni Rake ni nadie de este planeta muera atacado por la espalda, iré allá y le enseñare un par de cosas a los Nimbus y al tal Brodek, si me matan será con mi rifle en la mano


Siul encaraba a Nolan… ambos eran guerreros honorables, en ese momento tanto Arista Kabul como Sia Kloon entraron a la sala, el sargento Azendom volteo a ver a sus compañeros, sabia que no podía obligarlos a semejante misión suicida.


• ¡primera compañía! No los puedo forzarlos a seguirme en esto, pero ¡¿están conmigo?!-dijo Siul sin quitarle la mirada a Nolan

• ¡SI SEÑOR!

• Yo también voy –dijo Arista ante la mirada atónita de Nolan

• Cuenten conmigo- dijo Sia


Nolan sabía que de una u otra manera Siul tenía la razón, siempre habían estado a la defensiva temiendo del enemigo, era hora de jugarse el todo por el todo, una ultima apuesta por la libertad de Jabiim.


• Maldición…esta bien nos quedáremos… ¿pero como planean atacar? –dijo Nolan

• Necesitamos un pequeño contingente de sus tropas mas selectas, y que traigan las armaduras de los NeoNimbus que mandamos al diablo en la ultima refriega… –dijo Siul

• Además necesitare la ayuda de su slicer genio para entrar a la red de la base enemiga y jugar un rato con sus sistemas –dijo Fixer

• Entiendo, pues bien manos a la obra –dijo Nolan


Los hombres de Nolan salieron a recoger lo cuerpos de los NeoNimbus, pero su sorpresa fue enorme cuando empezaron a desvestirlo se dieron cuenta que todos eran iguales… eran clones, no tenían cabello y sus ojos eran entre azul y magenta, para los recons tenían algo demasiado familiar.

Capitulo 5 Editar

En lo mas profundo de la base imperial, Rake se encontraba en una difícil situación, estaba atrapado en alguna especie de artilugio de tortura, no recordaba como había llegado ahí solo, que después de ver morir a esa chica en frente de el, su mente se puso en blanco, ahora estaba en esa fría habitación, se encontraba inclinado sobre varios circuitos y agujas, sin duda era alguna especie de mesa de tortura. De repente escucho una vos electrónica, era uno de los NeoNimbus.


• Comandante el prisionero despertó esta listo para ser interrogado


Una voz emergió de las sombras, era una vos profunda, seca y muy directa


• ¿De donde sacaste la daga que llevas...humano?


Rake era un soldado bien entrenado y sabia que podía resistir la tortura pero no tenia la mas mínima idea de por que la primera pregunta que le hacían era sobre la daga de Ireth, aun así debía aclarar su mente pero la presencia de esa voz y mas aun la presencia de la persona que le hablaba no lo dejaban enfocarse aun así y sabia la respuesta.



• Soy el capitán Rake Malkar, infantería de marina de la nueva republica, eso es todo lo que estoy autorizado a decir…


Después de esa respuesta hubo un corto silencio luego Rake pudo sentir el tremor en la fuerza, y aunado a esto una poderosa descarga eléctrica, la cual sacudió su cuerpo con una ola de intenso dolor, aunque fue breve fue suficiente para hacerle daño.


• Valiente intento pero me importan un muy poco tus ridículos títulos… lo preguntaré una vez mas ¿de donde obtuviste la daga que llevabas?

• Soy el capitán Rake Malkar, infantería de marina de la nueva republi…! AGGGGGGGGHHHHHHHHHHHHHHH!


Otra descarga más esta vez duro mas tiempo pero Rake desafiante invoco a la fuerza para resistir, la descarga termino, el joven capotan sudaba a cantaros, pero aun mantenía la frente en alto.


• Déjennos solos –dijo la voz desde la sombras

• Pero señor…-dijo uno de los soldados

• ¡DEJENNOS SOLOS! Grito la voz


Todos lo soldados salieron de la sala solo estaban Rake y quien quiera que fuese aquel hombre que lo torturaba.


• Es sorprendente lo entrenados que están ahora, como un buen y obediente rebaño de ganado, interesante evolución… En fin, me imagino que te preguntarás el porque de mi interés en la daga ¿no es así? -dijo la voz

• Es posible…- respondió Rake

• Esta daga era de la poderosa guerrera y una de las guardianas sagrada de Pherth y del joven príncipe heredero Tarkannok del reinado de Anzorath… Ireth


Rake se quedo petrificado, ¿como sabia este sujeto que esa daga era de Ireth? ¿Que significaba eso de guerrera y guardiana sagrada de Pherth?, no tenia ni idea de lo que estaba ocurriendo, pronto sus dudas serian respondidas, el hombre salio de las sombras, era alto, incluso mas alto que el, de cabellera rubia, de rasgos finos, cuerpo musculoso y de ojos violetas… el mismo violeta de los ojos de Ireth, Rake estaba pasmado de un solo golpe todos sus sentimientos de dolor, de angustia y de desesperación volvieron a el, este hombre debía ser de la misma especie de Ireth, el hombre se le acerco, y se puso de frente al joven capitán.


• ¿con que te he hecho reaccionar? Por tu expresión estoy seguro que mi aspecto revolvió ciertos recuerdos en ti… ahora me dirás ¿de donde sacaste esta daga? –dijo pasando la punta filosa rozando la nariz de Rake


Rake no sabia ni que responderle, este hombre era de la misma especie que su gran amor, sus pensamientos fueron rotos por una poderosa bofetada, que sintió como si hubiese sido un golpe de un androide furioso, el golpe he tan fuerte que escupió un poco de sangre encima de la ropa del sujeto.


• Agh… débil como todas las demás especies… Sin embargo no puedo negar que fuiste más cortés al presentarse sin que nadie te lo pidiese, y me disculpo por no haberlo hecho yo primero, así que ya que vamos a compartir nuestras culturas por un buen rato permíteme presentarme apropiadamente. Mi nombre es Brodek, antiguo guardián del príncipe Tarkannok y guerrero sagrado de Pherth… además claro, hermano de la dueña legítima de esta daga que tú robaste.


El hombre se alejo de Rake y comenzó a caminar a su alrededor como estudiando al joven Corelliano. Al final regreso al frente del capitán, él abrió sus ojos, ¿el hermano de Ireth? , lo que más la sorprendió fue que lo acusara de robarse la daga, eso era el bien mas preciado, era lo único que le quedaba de su amada, ¿como se atrevía este sujeto a acusarlo de eso?, antes de poder hacer cualquier pregunta Brodek continuo


• me imagino que la asesinaste por la espalda porque frente a frente no tendrías ninguna oportunidad, ¿como murió? ¿con un disparo de blaster en la espalda? ¿o envistes una partida de asesinos a eliminarla? ¿un grupo de débiles armados con sus… ”juguetes” para que la ejecutaran a sangre fría? ¿sin pelear de frente? A ver ¡responde!


Rake sentía como la ira se iba acumulando, a su mente vino el recuerdo de los últimos momentos de Ireth en sus brazos, de cómo se les acaba la vida mientras le decía que lo amaba, pero no debía mostrara debilidad, sabia que había mas en juego pero el tal Brodek continuaba.


• Así son los débiles… atacan por la espalda es la única manera que tienen para vencer a los guerreros, me imagino que ella murió peleando dando lo cara, no como tu insignificante gusano, que la asesinaste…

• Yo no la mate… dijo rake apretando los dientes

• ¡MIENTES! La única manera de obtener esto era matándola…


Brodek se alejo de Rake, estaba molesto al parecer el joven capitán no era el único con recuerdos difíciles.


• Como me arrepiento de no haberla entrenado mejor. Todo es mi culpa… ella era una blandengue con los débiles

• Por eso la querían tanto


Brodek se volteo y le dio otra bofetada a Rake, esta vez casi le arranca la cabeza, por unos segundo Rake quedo en un estado semi-inconciente, aunque se recupero rápidamente.


• ¡MENTIROSO! Tu eres un maldito mentiroso, ella era una guerrera…ella era una guerrera que no tenia corazón, entrenada para matar… no para

• ¿amar?... yo si la ame… y aun la sigo amando –respondió Rake soltando una lagrima

• ¡MALDITO MENTIROSO!


La tabla de tortura soltó una poderosa descarga, Rake se retorcía, sentía un inmenso dolor, esta vez ni la fuerza podía mitigar el sufrimiento que sentía, pero acabo, el capitán dejo caer su cabeza, estaba débil, no sabia cuanto mas soportaría, el hombre tomo a Rake por los cabellos, sus ojos e habían tronado magenta, el mismo color que tenían los de Ireth aquel día.


• ¿La amabas dices? Jajajaja… ¡El último idiota que dijo eso se convirtió en estofado para los esclavos!... eres un asqueroso ser, tu la asesinaste y te atreves a decir que la amabas… me das asco

• Te dije… que yo… no la maté…y si la amo… la amo con todas mis fuerzas, puedes matarme si quieres pero eso no cambiará jamás.


Brodek miraba directo a los ojos de Rake sabia que decía la verdad, lo sosito y se puso de espaldas a el.


• ¡¡Por los dioses del gran azul!!! ¡Sabia que esto pasaría!!!, Por que Ireth por qué....?debí dejar que la encerraran ese día… debí hacerlo yo mismo… su fallo siempre fueron los débiles… malditos sean todos mil veces... y se vino a mezclar con un sucio y asqueroso humano que al final la asesinaría… ¡maldita sea ella también por inepta!…


Esta vez Rake si se agito, intento zafarse pero era imposible,.


• ¡eso no es así! Ella era una mujer hermosa, un alma pura…una


Brodek se acerco a toda carrera a Rake y le propino un fuerte puñetazo en el estomago sacándole todo el aire, sentía que se asfixiaba, que moría lentamente, en ultimo esfuerzo tomo una mínima bocanada de aire que le permitió mantenerse aun despierto y vivo.


• ¿Qué diablos va a saber de almas puras una piltrafa humana como tu? Te puedo contar unas cuantas cosas de tu adorada Ireth que te aseguro te harán cambiar de parecer

• No me importa lo que digas de ella, mis sentimientos no van a cambiar y la imagen que tengo de ella tampoco. Sé que ella no estaba tan podrida como tú

• jajaja pobre diablo… que ingenuo eres… Dime una cosa, ella te amaba a ti ¿verdad? O por lo menos eso piensas…

• Aunque te sorprenda así es

• Pues te equivocas de nuevo debilucho… admito que tenia cierta… flaqueza… por los humanos, pero solo eran diversión. Una vez se cansaba los despachaba como la basura que son

• ¡Eso no es cierto!


Brodek le lanzo otra bofetada a Rake esta vez le produjo una cortadura sobre su ceja derecha, sangraba mucho y ya tenia varios moretones, su cuerpo comenzaba a sentir los estragos.


• ¡Los débiles callan cuando los superiores hablan!.... los despachaba pedazo de inútil, mi hermana jamás mezclo su sangre con ningún esclavo, fueron sus juguetitos si… e hizo estupideces por mantener sus jueguitos experimentales, pero de amarlos nada, jamás cayó tan bajo

• El que se equivoca eres tú. Déjame informarte que ella formó una familia con uno de esos “juguetitos” como nos llamas. Y hubiese formado otra conmigo si el destino lo hubiese permitido


Brodek se quedo en silencio, su paciencia había llegado al limite esta vez no habría descargas, fue a un a mesa cercana, y tomo un viejo y desvencijado látigo y lanzo el primer azote contra el pecho del capitán dejándole un a horrible marca, Rake apretó los dientes para no gritar no le daría el gusto, pero sentía un inmenso dolor.


• Mejor será que cuides tus palabras insecto, por mucho que me divierta haciéndote pedazos por asesinarla no voy a permitir que insultes su memoria con mentiras tan ruines

• El que la insulta eres tu con esa idea errónea que tienes de ella


Brodek lanzo otro azote esta vez un poco mas abajo golpeando en el abdomen a Rake, pero el capitán sabia que debía aguatar, así que se jugaría el todo por el todo contra este hombre


• Te debes sentir muy cómodo moliéndome a golpes como un cobarde mientras estoy atado… ¿no que eres el guerrero sagrado de no se donde? Entonces pelea como tal… -dijo Rake con una sonrisa burlona

• ¿Ah si? ¿Eso quieres?- dijo Brodek con una sonrisa malvada- Esta bien insecto… te daré la oportunidad de actuar como el soldadito que dices ser y de pelear contra un verdadero guerrero de Pherth bien entrenado a ver como te va…


Rake sabia que era el momento de pelear, pero ¿como hacerlo? El era el hermano de la mujer que más había amado en su vida, pero sabía que eso era inevitable de lo único que no estaba seguro era de quien sobreviviría al combate. Solo oyó el sonido de los amarres soltándose, el se dejo caer su cuerpo estaba débil, Brodek lo observaba con arrogancia y desden se volteo y fue a la misma mesa de donde había tomado el látigo, regreso y le lanzo a Rake una espada la cual tomo en el aire, mientras se levantaba, ambos hombres estaba cara a cara, el aire se había vuelto muy pesado y nada detendría la lucha entre estos dos guerreros.


Capitulo 6 Editar

En los cuarteles de la resistencia, todo estaban muy agitados, se organizaban para atacar la base enemiga y sacara de allá no solo a Rake Malkar sino a muchos otros jabiinitas, los recons ya tenían lista a “Selina” y los jabiinitas llevarían el único vehiculo del cual disponían, un viejo AT-TE de las guerras clónicas, todos abordaron sus naves pero cuando los recons iban a su speeder, Barzak se detuvo, se toco el pecho su cara denotaba preocupación, todo se acercaron a ella.


• ¿Qué te ocurre Barzak? Pregunto Ariell

• Es… es el capitán… esta en peligro… siento como si su alma se estuviese hundiendo en la oscuridad… siento miedo… -dijo Barzak

• Ya oyeron señores nuestro capitán esta en peligro ¡a movernos! No pienso dejarlo caer en ninguna maldita oscuridad –dijo Siul


Mientras en el AT-TE, Fixer estaba sentado al lado de Tarí, ambos estaban creando un complejo sistema de señales modificadas, trabajan febrilmente, y la velocidad de los dos no dejaba lugar a duda era un espectáculo verlos trabajar juntos, de cuando en cuando dejaban escapar una mirada en el otro y alguna sonrisa, ambos son los mejores en sus negocios y se han ganado el respeto entre ellos mismos.

Todos partieron, Nolan y su pequeño escuadrón estaba ansioso, era hora de ajustar cuentas ancestrales, ya era hora de decidir quien gana o quien perdía esta guerra y si les tocaba la derrota pues morirían con honor, no tardaron mucho en llegar a los linderos de la base, usarían al AT-TE como artillería móvil, los recons irían en su speeder y lanzarían una carga frontal contra la base para hacer salir a los NeoNimbus, que los hombre de Nolan se escurrieran por un pequeño desfiladero, y los atacarían por la retaguardia, cosa que dedujo Assad al ver el estilo de ataque de los comandos asesinos y de sus deslizadores.


La lluvia caía a cantaros, pero los recons no parecían inmutarse ante su presencia, en poco tiempo se habían acostumbrado a tener sus equipos mojados, aun así funcionaban a la perfección, los jabiinitas colocaron al AT-TE en posición, mientras los recons planeaban quienes irían en el speeder para el ataque frontal. Todos querían participar pero debían dividirse, Fixer se quedaría con los jabiinitas para infiltrar sus sistemas, Meia y Ariell, se colocarían en una colina cercana desde sonde harían fuego de precisión, Ariell estaba algo molesta, no quería dejar a Siul solo pero esto era una misión y el era el líder de los recons ahora, Rook, Assad, Barzak y Siul irían en el speeder, pero necesitaban alguien que operara el blaster de apoyo que estaba en el puesto de copiloto.


• Yo lo haré…- dijo Sia Kloon

• Es muy peligroso, ¿sabes a lo que nos enfrentaremos? –dijo Siul

• Vamos sargento, no soy ninguna damita de la caridad, se pelear además no voy a peder la oportunidad divertirme con mis nuevos amigos, si los van a mandar al infierno déjeme por lo menos ayudarlos un poco…

• Jajaja ¡esta loca! Pero vienes con nosotros –dijo Siul indicándole donde estaba el speeder


La chica neti lo abordo, detrás de ella iría Assad, al abordar el speeder, Siul volteo a mirar a Ariell, a final de cuentas siempre había un motivo para regresar a ella y salir vivo de cualquier misión.


Rake miraba a su oponente, ninguno de los dos se haba movido aunque fueron solo minutos parecían eones, el podía oler la rabia del hermano de Ireth, y sentía que le mismo estaba siendo tragado por el miedo y el odio. El hombre salto sobre Rake con su espada en alto, Rake levanto la suya para bloquearlo, al chocar las espadas, el capitán cayo de espaldas aun manteniendo su defensa, nunca había sentido tanta fuerza bruta en solo golpe, Brodek presionaba a Rake, lo brazos del joven corelliano cedían, debía hacer algo y pronto.


• ¿Ves humano?... no tienes ninguna oportunidad… no eres nadie por eso mi hermana no podía esta ligada a ti…


Brodek empujaba al capitán hacia abajo, pero sin darse cuenta Rake logro mover sus piernas y colocarlas en su pecho con una gran velocidad, y le propino un fuerte patada que los separo, de un giro hacia atrás Rake se puso de pie, jadeando, Brodek por su parte solo había trastabillado un poco, se tocaba el pecho con la mirada atónita.


• ¿Cómo te atreves? Eres un sucio gusano que ha osado tocar aun guerrero sagrado… jajaja, nunca conocí un débil con tanta suerte… eso hará que tu muerte sea mas dolorosa…-dijo Brodek


Nuevamente se abalanzo sobre Rake esta vez con un mandoble, Rake se cubrió pero el impacto fue tan fuerte que lo derribo y lo lanzo a unos cuantos metros, se recupero, pero esta vez si había logrado causarle daño, el joven capitán sentía que su cuerpo estaba sufriendo motivado a los golpes y a los choques eléctricos recibidos, la herida de su cara comenzaba a sangrar de nuevo, Brodek lo ataco de nuevo con una secuencia repetida de golpes, a una velocidad pasmosa, por unos instantes Rake recordó aquella practica con Ireth y sus espadas xicharrianas, aunque esta vez no era una practica era un combate mortal y muy real, Rake trataba de parar todos los golpes lo cual hizo a duras penas hasta que Brodek le lanzo una estocada que lo rozo en un costado y le dio una bofetada que lo aventó lejos cayendo de espalda.


• ¿Ves que fácil es?… eres un sucio mentiroso, no puedo imaginar a mi hermana revolcándose con una basura como tu… y si lo hizo fue simplemente por diversión… eso es lo que eras para ella simple diversión

• Mentira… ella me amo y yo a ella…- dijo Rake levantándose

• Jajaja ella JAMAS te amo… tu solo la mataste

• ¡MENTIRA!


Rake ataco por primera vez, uso la fuerza para incrementar la velocidad de sus ataques pero Brodek los detuvo con mucha facilidad, esta vez le asesto un patada al capitán que lo hizo volar hasta el otro lado de la habitación, pegándolo de la pared, Rake cayo boca abajo sus fuerzas lo abandonaban, pero sentía que debía seguir peleando, Brodek caminaba desde el otro lado de la habitación lentamente sonreía.


• ¿Aun insistes en tu insolencia? Vaya que eres terco… ¿sabes? Mi Ireth se habría reído de ti, ella era la mejor de las guerreras, su punto débil eran los esclavos, será que por ese punto débil puedo llegar a pensar que es cierto, pero…

¿por que mejor no te rindes y dejas que te parta el cuello? Así terminara tu agonía…

• No… me rendiré… ella no se habría rendido…

• ¿ella?...Ireth… yo la quería mucho, era mejor que yo, de cierto punto de vista, le tenia cierta envidia, puedo llegar incluso a sentirme un poco aliviado de que haya muerto… así yo seré siempre el mejor


Brodek llego justo a donde Rake estaba en cuclillas tratando de pararse


• Bien humano, fue un desagradable placer conocerte…adiós


El alzo su espada, pero de repente se vio lanzado de regreso hasta el otro lado de la habitación, cayendo sobre la mesa y destruyéndola, el capitán se levantó, su rostro haba cambiado, ahora era una mascara de total dureza, su expresión de dolor se había borrado. Brodek se levanto de un salto casi acrobático, no podía creer que un simple humano pudiese hacer eso, a menos que… fuese un jedi.


Afuera de la base, vario soldados imperiales hacia guardia mientras los NeoNimbus, se preparaban para el asalto final a la base de la resistencia jabiinita, en el puesto de guardia uno de los soldados escudriñaba el horizonte a través de sus electrobinoculares, tratando de atravesar la torrencial lluvia que caía. A lo lejos, diviso un punto que se acercaba a gran velocidad, poco apoco iba tomando forma, era un speeder de combate que avanzaba a toda velocidad, poco a poco el sol se ocultaba, a pesar de que la lluvia era fuerte las nubes no tapaban el atardecer, parecía como si el aire fuese llenado de pequeños reflejos rojos y naranjas.


Siul y el resto de sus hombres avanzaban en el speeder, mojados, con frío pero sedientos de victoria, Rook estaba empapado, pero no parecía que eso hiciese mella en sus habilidades de pilotaje, en los límites de la base, se hicieron sonar las alarmas, nuevamente los temidos NeoNimbus salían al ataque, eran decenas, ellos pensaban en una rápida victoria, sacaron sus largas espadas, los recons podían ver como se acercaban a toda velocidad, pero no había miedo en sus corazones, esta vez sabían que hacer.


Todos tenían los dedos en sus gatillos, y faltando solo 100 metros para encontrarlos, se escucho el grito de Siul.


• ¡FUEGO!



Así todos los recon desataron un infierno de disparos sobre la primera línea de NeoNimbus derribándolos a casi todos, el resto se lanzo contra ellos, como cuando atacaron el espacio puerto, pero esta vez había mas sorpresas, Rook alzo de un solo golpe el speeder pasando por encima de los comandos y Barzak dejo caer algunos detonadores térmicos y algunas granadas de protón, todas cayeron a los pies de los NeoNimbus pero cuando, esto iban a devolverse a perseguir el speeder, la chica neelvaan las activó.


La explosión fue gigantesca pero fue a ras del suelo, incinerando a casi todos los comandos asesinos, el resto del grupo fue exterminado por el certero fuego del speeder, lo estrecho del paso que daba acceso a la base, no permitía las maniobras de los NeoNimbus, los soldados imperiales de la base no podían dar crédito a lo que veían, se apostaron en sus líneas defensivas, iban a dispararles a los recons con todo lo que tenían, hasta que un silbido en el aires los distrajo.


La base imperial estaba siendo alcanzada por lo certeros disparos del cañón principal de AT-TE, además de esto Ariell y Meia, disparaban con una precisión pasmosa, haciendo que el resto de los soldados se retirara a la seguridad detrás de las puertas principales, la enormes exclusas blindadas al parece impedirían el paso del speeder.


• ¡Fixer! ¡Tarí!... ¡Hagan lo suyo! –grito Siul por radio

• ¡si señor! Dijo Fixer

• Knock, knock … idiotas –dijo Tarí con una sonrisa maliciosa


Ambos enviaron una poderosa señal, que se infiltro el la red de la base forzando a abrir las puertas, los hombres de Nolan no podían creerlo por primera vez en décadas llevaban la guerra a las puertas de sus enemigos, los rebeldes jabiinitas se lanzaron colina abajo disparando frenéticamente, los imperiales respondían y lograban acertar, pero el ímpetu de los luchadores por la libertad es inquebrantable, a pesar de que muchos cayeron abatidos.


Los recons pasaron y se internaron en la base travesando varias barricadas, pero poco antes de llegar el último hangar un AT-ST detuvo su avance, un disparo muy cercano lo hizo desviarse, y debieron entrara a una sale de reparaciones la cual no tenia salida, todos desmotaron, a sus espaldas no había mucho de que preocuparse ya que los jabiinitas estaba haciendo su parte del trabajo, pero en frente de ellos había un vehiculo de combate que los podía hacer picadillo.


• Ya estamos adentro…ahora a eliminar al gran estorbo y buscar al capitán –dijo el sargento Azendom

• Si ¿pero como lo haremos?, estamos rodeados –dijo Sia Kloon

• Debemos separarnos…Assad toma uno de los lanzamisiles del speeder, y trata de derribar a esa cosa…

• ¿derribarlo? ¿Y si me apunta? Eso no será muy divertido que digamos –respondió Assad

• No te apuntara porque nosotros lo distraeremos…

• Yo iré con Assad –dijo Sia ante la mirada de todos-necesitará alguien que lo vigile para que no cometa una estupidez, como dejar que lo maten

• Ja, ja, ja… estas muy graciosa… vamos de una vez antes de que se te ocurra otro chistecito


Assad y Sia se fueron escurriéndose detrás de algunas naves y cubriéndose de la lluvia de disparos.


• GRRRRWWWAHHH

• Si Rook así es el amor –dijo Barzak


El resto de equipo, se aposto en nichos ocultos, desde donde podían diezmar a las fuerzas del imperio, a pesar de los nutrido del fuego enemigo, poco a poco los recons fueron acabando con los soldados imperiales, pero el AT-ST les seguía disparando, Sia y Assad lograron colocarse en una posición privilegiada, pero fuero descubiertos por un pelotón de soldados imperiales, Sia le pidió si blaster de tiro rápido a Assad, y le dio protección, su precisión era impresionante, el kiffar se levanto y apuntó directo a la cola del vehiculo y disparo el misil el cual alcanzó, una parte sensible e hizo colapsar al caminante, derribándolo, Assad celebro su victoria, ya que el vehiculo al caer aplastó al el resto de los atacantes.


• ¡hurrah! ¿Viste eso Sia?


Al voltear vio que si estaba sobre su blaster, y salía humo de bajo de ella, Assad soltó su lanza misiles, tomo a la neti por el hombro y la volteo, ella tenia los ojos cerrados, y con gran agujero en su pecho, el cual humeaba.


• Sia …no…no te vayas a morir… no ahora… -decía Assad desesperado


Sia no respondía, agitaba su cuerpo pero la chica neti no reaccionaba, Assad la abrazó, llamo a sus compañeros, pidiendo auxilio, todos llegaron a donde estaban los dos, por primera vez veían a Assad tan triste y desesperado, no lloraba pero la expresión de su rostro era mas que suficiente.


• Le dieron sargento… ella me salvo… nos salvo… -dijo Assad mientras la abrazaba

• Lo siento Assad… -dijo Siul

• ARGGGHHWWHWHW GGRRWAAA – dijo Rook

• ¿Qué llamemos a Ariell? –dijo Barzak


Barzak se comunicó con Ariell, y le indico que Sia tenia un disparo en el pecho, que la parecer la habría matado, Ariell les preguntó en que parte exacta había impactado el disparo, le indicaron que casi en el centro del pecho.


• Entonces solo esta en shock, lo neti no tienen su “corazón” en esa parte del cuerpo sino un poco mas abajo entre abdomen y pecho, debe estar viva… -dijo Ariell


En ese momento Assad la separo un poco de su cuerpo, la miro y ella abrió los ojos y le sonrió.


• Se siente muy bien un abrazo tuyo… aunque fuese en estas circunstancias –dijo Sia un poco débil

• ¡Eres una! –dijo Assad molesto pero sin dejara de abrazarla

• Vaya, por lo menos Assad demostró que si tiene sentimientos, pero no perdamos tiempo déjala aquí para que se recupere, aun nos falta Rake


En ese momento Barzak, coloco una de sus manos en la pared y se toco el pecho comenzó a respirar muy rápido y sudaba.


• No capitán… no lo haga… no salte a las tinieblas… el esta muy cerca de la oscuridad…

• ¿Qué demonios dices Barzak? –dijo Siul

• Es el capitán sargento esta a punto de hacer algo que lo puede matar

• Entonces movamos nuestros traseros ¡ahora! Sia escóndete bien te recogeremos de regreso

• Si… sargento –respondió Sia recostándose detrás de unos contenedores


Todos se pusieron en marcha a una pequeña puerta al final de ese hangar, el ultimo en irse fue Assad.


• Cuando esto termine tu y yo arreglaremos cuentas Sia -dijo Assad

• Eso espero… aunque no puedo negar que me encanto sentir ese abrazo tuyo… espero que se repita… -dijo Sia guiñándole un ojo


Assad mostró su habitual cara de hombre duro, pero antes de irse, volteo y le sonrió, además de guiñarle un ojo también, los recon ingresaron a las entrañas de la base, solo Barzak sabia lo que estaba a punto de suceder.

Capitulo 7 Editar

Rake seguía de pie, sin decir nada, tenia la espada en su mano, ya no se quejaba, solo miraba a Brodek, concentrando como un dragón Kryat antes de lanzarse en contra de su presa,. Brodek se había levantado no podía creer lo que paso, por varios años solo una casta de guerreros había sido capaz de enfrentarse a el y de darle pelea, los jedis de la antigua republica.


• Así que… ¿eres un usuario de la fuerza?- dijo Brodek

• ¿sorprendido?

• En parte… pensé que ya había cubierto mi cuota de jedi, pero nuca estará de más eliminar a otro…

• Bueno entonces ven… a ver que tan “sagrado” eres…


Brodek dio un enorme salto sobre Rake, esta vez usaría toda su fuerza, mientras descendía alzaba su espada y miraba al joven rebelde, esta ni se inmutaba, cuando estaba a punto de darle el golpe, Rake se quito, dando un salto, Brodek al aterrizar hizo un cráter, lanzando pedazos de losa por todas partes, se quedo por unos segundos así, se levanto poco a poco, miraba con rabia al joven corelliano. Se abalanzo de nuevo contra el, con golpes y mandobles repetidos, Rake lo logro parar todos los golpes.


En el último de los golpes las piernas de Rake no soportaron y trastabillo un poco, Brodek aprovecho para lanzarle una estocada la cual pudo parar y logro girar a mucha velocidad y hacerle un pequeño corte en el brazo derecho al hermano de Ireth, este retrocedió, se toco la herida la cual sangraba, veía con rostro impávido la sangre que cubría la punta de sus dedos, no podía creerlo.


• Me… has… tocado… tu me has tocado…!ME HAS TOCADO MALDITO HUMANO! ¡TE DESPEDAZARE!


Brodek se lanzo con mas fuerza contra Rake, de un solo golpe partió la hoja de la espada con la que el joven capitán combatía, lo tomo por la muñeca y lo lanzo contra una de las paredes, estrellándolo. Rake cayó al suelo totalmente adolorido, sentía como sus fuerzas lo iban abandonando poco a poco, sentía como la vida se le escapaba, Brodek sonreía, sentía que ya tenía la victoria asegurada, se acerco a Rake poco a poco mientras le decía algunas cosas.


• Vaya humano… realmente me sorprendes, has podido tocarme, el ultimo que hizo eso fue un jedi, bueno eso habla mucho de ti, tal vez puedo llegar a pensar que mi hermana pudo estar ligada a ti…


Brodek levanto a Rake del suelo tomándolo por el cuello, y levantándolo, poniendo su rostro en frente de el.


• Si eso es verdad, ¿Por qué no esta ella aquí? ¿por que la dejaste morir? ¿Por qué no la protegiste?


El fornido sujeto lanzo a Rake contra la pared, al otro lado esta vez el dolor de su cuerpo era ínfimo comparado con el dolor en su corazón las palabras de Brodek le hicieron recordar ese día, de Ireth diciéndole adiós, su corazón se apagaba.


• Fuiste débil, y un cobarde, seguro ella lucho pero tu de seguro la abandonaste… eso debió ser así, la dejaste morir…-dijo Brodek


Brodek se acerco a Rake, este estaba de lado y le asesto una patada que lo levanto del suelo.


• ¿duele humano? Así debió dolerle a mi querida hermana… tu cobardía la mato, te odio…-dijo Brodek apretando los dientes

• No… eso no fue así… yo… yo –dijo Rake tratando de levantarse

• Eres débil, y no la protegiste, por tu culpa ella no esta

• NOOOOOOOOOOOOOOO- grito Rake desesperado


Al fin Brodek iba a terminar con al vida de Rake, no prolongaría mas su agonía, la cortaría la cabeza, levanto su espada, pero el joven capitán se movió rápido y la esquivó se levanto, Rake ocultaba su mirada, Brodek estaba parado en frente de el, y cuando este alzo su espada de nuevo, Rake levanto su mano derecha y a través de la fuerza lo lanzo al toda velocidad contra una de la paredes destrozando parte de esta. Brodek se levanto esta vez si le había causado daño, al ponerse de pie sintió de nuevo como era aventado contra otra pared, estrellándose contra esta de frente.


• ¿duele? –dijo Rake con voz seca


Esta vez, Brodek no solo había sido tocado sino que estaba sangrando por la boca, por primera vez en décadas, un enemigo le causaba daño y esta vez era un daño considerable, Rake extendió su mano a donde estaban guardadas sus cosas, y usando la fuerza atrajo una pequeña caja hasta el, al abrirla saco su sable de luz, y lo activo.


Brodek se levantó del suelo con calma limpiando parte de la sangre que manaba de su cara, la rabia que sentía ante el hecho de ver su sangre y que un humano fuese la causa era inmensa, sus ojos, fijos en Rake, se tornaron de un magenta aún mas brillante y agarró su espada con fuerza para enfrentarse al jedi. Rake tampoco quitaba sus ojos del hombre que le estaba retorciendo el alma con sus palabras y acabando con su cuerpo. El odio, el resentimiento, la impotencia y el miedo se apoderaban de él dándole un poder en la fuerza como nunca había sentido antes.


En cuestión de segundos ambos combatientes se lanzaron al ataque con un rugido de ira. El choque de las espadas fue de una violencia indescriptible y ambos hombres aguantaron el golpe sin ceder ni un centímetro de terreno ni despegar su espada de la del otro. El esfuerzo se podía leer en sus rostros, el sudor se les mezclaba con la sangre que les corría por la cara. Al final Brodek logró desviar la hoja del sable láser hacia un lado e intentó conectar una patada en el costado descubierto del capitán, pero este logró apartarse y liberar su sable para atacar de nuevo. En un instante Rake se sumió en un ataque repetido de mandobles que no dejaba respiro a Brodek, aunque este logró bloquear cada golpe por muy poco. Brodek no daba crédito a sus ojos, sabía de las habilidades de los jedi pero nunca imaginó que el poder de estos les diera la misma fuerza que él llevaba en sus venas. Sólo había una cosa que podía salvarle del predicamento y de los rápidos golpes del joven corelliano, con pericia y rapidez, Brodek usó un movimiento que no había usado en años. Al sentir el último mandoble de Rake, Brodek no retiró su hoja sino que dirigió la de Rake con la suya en un movimiento espiral tan rápido que logró arrancar el sable de las manos de Rake. Este al verse desarmado recurrió una vez mas a la fuerza y aventó a Brodek contra la pared del fondo, desarmándolo también y golpeándolo de nuevo con una fuerza descomunal.

Pero Brodek esta vez no perdió el tiempo, rápidamente se levantó y dio un salto impresionante agarrando a Rake por la cintura y tirándolo al suelo con violencia. Rake sintió como una de sus costillas crujió con el golpe y el peso del fornido hermano de Ireth, luchando contra la inconsciencia sintió como Brodek se sentaba a ahorcajadas sobre su pecho y ponía sus manos alrededor de su garganta, abrió los ojos y vio el rostro de Brodek sonriendo como un demente


• Ahora humano es hora de decir tus oraciones y despedirte del universo


Apenas y llegó a apretar Rake hizo acopio de las pocas energías que aun tenía, no podía morirse, no podía rendirse, no ahora. Una vez más recurrió a la fuerza y aventó a Brodek al otro de la sala, quien golpeó aun mas fuerte la pared dejando destrozos a su paso. A duras penas Brodek logró levantarse y enfrentar de nuevo al corelliano


• Típico de los arrogantes jedi y los traicioneros humanos, siempre acuden a sus juguetes y sus trucos sucios ¿Así fue como la mataste? ¿Aventándola por los aires de modo que no pudiera defenderse? ¡Seguro que si! ¡LA MATASTE A TRAICIÓN!


Rake no pudo evitar la ira que creció en su interior, envolviéndolo todo, cegándolo por completo. Todos los objetos que se encontraban en la estancia comenzaron a vibrar cada vez con más fuerza a medida que los insultos y las palabras de Brodek se hacían más hirientes. Con un movimiento hizo que todos los objetos se alzaran en el aire y se los aventó a Brodek, lo último que vio Rake fue al hermano de Ireth alzar los brazos para proteger su cabeza y luego se hizo un silencio sepulcral.

Rake tardó unos segundos en reaccionar y darse cuenta que algo raro estaba pasando. La voz de Brodek no se oía y eso extrañó al capitán, así que con prudencia y cierta dificultad debido a sus heridas se acercó a donde se encontraba por última vez Brodek. Lo que vio le heló la sangre al instante. Brodek yacía entre escombros y las cosas que Rake le había aventado, lo único que el capitán no había visto era que la espada de Brodek estaba entre esas cosas y la misma se le había enterrado casi hasta el mango en el pecho. Los ojos de Brodek estaban abiertos de par en par, representando la última expresión de su existencia: total sorpresa. Apagados y en su normal tono violeta, pero desprovistos de vida, vacíos…

Rake no podía creer lo que veía, el dolor físico le vino en una sola oleada junto con unas nauseas incontrolables. Cayó de rodillas frente al cuerpo de Brodek, agarrándose el costado donde estaba la costilla herida, jadeando y tratando de controlar las ganas de vomitar. No podía creer lo que acababa de hacer, había matado al hermano de su amada Ireth, la única conexión directa que había encontrado de ella y más aún de su pasado más remoto y misterioso. Lo peor es que había matado a ese hombre a sangre fría, usando descontroladamente el lado oscuro de la fuerza y eso lo asustó y lo revolvió tanto que volvió a perder el control de su poder y soltando un grito desesperado, la fuerza salió de su ser en una ola destructiva que acabó con la habitación entera, dejándolo a él sepultado.

Los recon ya habían entrado a varias antecámaras, en cada una encontraban menos resistencia, al final llegaron a el centro de mando, donde no había nadie, solo consolas y equipos al parecer abandonados por los soldados que allí operaban, Assad, Siul, Rook y Barzak estaban muy alerta, de repente el wookiee olfateo algo, todos apuntaron, en esa dirección, un portón se abrió, detrás de al se develaban 5 figuras en armaduras rojas, eran sin duda NeoNimbus, pero a la vez eran diferentes.


• Ustedes han osado perturbar nuestro santuario… por eso deben pagar con sus vidas –dijo uno de los sujetos en armadura


Los Nimbus rojos se lanzaron contra los recon, do de ellos cayeron con los primero disparos, pero uno de ellos destrozo el arma de Assad, y otro hirió a Barzak en el brazo izquierdo, el ultimo se lanzo contra Rook, pero el poderoso wookiee, utilizando su espada ryyk desarmo al comando, este apago sus repulsares, y se planto frente al Rook, saco dos espadas cortas y ataco al wookiee quien se defendió con maestría ye en un descuido de su rival le enterró la espada ryyk en el pecho.


Barzak estaba tendida en el suelo pero no era la herida lo que no le permitía levantarse era el poderoso tremor en la fuerza, sentía como el capitán se sumía mas y mas en el lado oscuro y ella no sabia que hacer.


Siul y Assad estaba cara a cara con dos de los guardias rojos, estos haban dañado sus rifles, pero los recon los habían desarmado, cuando se disponían a atacarlos, los Nimbus se tomaron del cuello y se los quebraron, ante la mirada atónita de Siul y de Assad, se habían suicidado, probablemente ante lo inminente de su derrota.


• ¡NO CAPITAN MALKAR NO LO HAGA!… ¡NO!…. Por favor no… -dijo Barzak temblando

• ¿Que pasa Barzak? –pregunto Siul acercándose a ella

• Ay sargento… es que…-comenzó a sollozar- el capitán…el…

• ¡dinos de una buena vez! ¿Qué demonios le paso a Rake?


En ese momento se escucho un poderoso estruendo, desde una habitación cercana a la sala de control, Siul corrió hasta la puerta de esta y de una sola patada, tumbo la puerta, al ingresar en la habitación, observo machas de sangre y una gran tiradero, cerca de la entrada vio el sable de luz de Rake, lo tomo y lo observo, este también tenia machas de sangre, de inmediato llamo a Ariell, le indico al resto que buscaran en esa ruinas al capitán.


Siul camino algunos metros, y diviso lo que parecía ser una mano, se apresuro al lugar mientras el resto seguía buscando, al asomarse Siul vio el cuerpo de un hombre con algo clavado en pecho al mirar los ojos del hombre vio que eran violetas… el mismo violeta de Ireth. Siul cerro los ojos del sujeto pero en su mente surgieron muchas preguntas y la respuesta que estaba imaginando no era la que mas le agradaba.


En ese instante Assad, encontró a Rake debajo de unas losas, las cuales levanto con la ayuda de Rook, el capitán estaba en muy mal estado, no respondía, Barzak se le acerco y trato de hacer lo mismo que había hecho cuando salvo a Siul, pero al intentarlo, sintió como ella misma se ahoga en la oscuridad así que desistió.


• ¡Ariell donde sea que estés apresúrate! –grito Siul por radio


Ariell ingreso a toda carrera acompañada de Fixer y de Nolan Gillmunn, se arrodillo frente al capitán, saco algunos de sus implementos, con su habitual maestría chequeo todos sus signos vitales, y su estado.


• ¿y bien? ¿como esta? –pregunto Siul preocupado

• Esta muy delicado… Debemos sacarlo de aquí inmediatamente, tiene fracturas… y creo que esta en coma, pero no sabré decirles mas aquí

• Assad, Rook… ustedes llévenlo, Barzak quédate conmigo, el resto salga de aquí –dijo Siul

• Sargento pero… ¿y el tal Brodek? –pregunto Nolan

• Es ese pedazo de carne muerta que esta a mis espaldas…

• ¿Pero no hay mas nada?

• ¿deseas mas sangre de la que ya corrió hoy y de la que se ha derramado en los últimos días?


• No… pero

• Vamos a volar este sitio, Barzak pon las cargas más poderosas que te quedan… yo te ayudare, el resto salga de aquí, ¡es una orden!



Assad y Rook despegaron la camilla, donde cuidadosamente colocaron a Rake, todos salieron solo quedaron Siul y Barzak, el sargento recogió la daga de Ireth del cuerpo del que suponía era Brodek, no había que ser muy inteligente para saber que este sujeto era de la misma especie que Ireth pero ¿Qué había pasado? ¿Porque el estaba muerto y Rake casi muerto?, lamentablemente quienes podían darle respuestas no estaban en condiciones de hacerlo. Mientras colocaban los explosivos Siul noto que Barzak no paraba de llorar, se le acerco y decidió averiguar.


• ¿Qué ocurre Barzak?

• Es… es… es que el capitán…. Esta sumido en las mas profundas tinieblas…esta a punto de ir a un lugar de donde no podrá escapar… y me da miedo que no lo volvamos a ver poniéndose de pie… -dijo Barzak mientras bajaba la mirada y sus ojos se ahogaban el lagrimas

• Escúchame bien Barzak y hazlo bien, yo conozco a Rake desde hace un buen tiempo, el es mas fuerte que un bantha y regresara se que lo hará, el no nos dejara solos…

• Esta bien sargento Azendom… yo creo en usted y creo en él

• Ya veras que si se levantará…

• Este… también hay algo aquí en este sitio muy familiar… es del tipo que estaba muerto cerca del capitán… no lo se… había algo en el que me llenó de temor…

• Bueno Barzak no debes tenerle miedo esta muy muerto…

• Pero es que no solo es temor es otra cosa…

• Esta bien Barzak… pero creo que debemos terminar con todo esto, volemos esta pocilga de una buena vez ¿estas conmigo?

• Si señor…


Los dos recons colocaron decenas de cargas de demolición y salieron del la base a toda carrera, se ocultaron al final de pasaje, el resto del equipo junto a lo que quedaba de los jabiinitas, se encontraba ahí, con un simple apretón de un pulsador destruyeron toda la operación imperial en Jabiim, y sepultando sin saber al ultimo vestigio de Ireth de la faz del universo.


Todos retornaron a la base de la resistencia, ahí los médicos le dieron la noticia a los recons de que Rake estaba en estado de coma, que su estado general era bastante delicado, físicamente no tenia daños irreparables pero al parecer se le estaba escapando la vida poco a poco, Siul asumió el mando de los recons, los jabiinitas celebraban su victoria pero a petición del mismo Nolan Gillmun, no se harían fiestas, ni nada parecido, no solo por los miles que murieron en la naves esclavas sino por todos los que habían fallecido y por el sacrificio del capitán Malkar.


En la sala de descanso Sia y Assad compartían un momento a solas, ambos sabían que debían separarse, además que necesitaban aclarar lo que sentían


• Entonces… ¿te iras de nuevo como en kiffex? ¿no es así?-dijo Sia

• Creo que si… yo… yo lo siento… -dijo Assad

• ¿Qué es lo que sientes?

• Es que no se… me siento diferente cuando estoy contigo… yo

• ¿tu que? Assad Yorkael… ¿Qué quieres decir que tu orgullo no te deja?

• No es cuestión de orgullo… cuando te dieron me sentí muy mal… era como si estuviese aguijoneando el pecho… y eso no me gusto para nada

• Eso es parte de la vida que escogí llevar, se como te sentiste tu abrazo me lo hizo saber… sentías miedo… lo que no es ¿a que le temías?

• Yo no siento miedo…

• No me engañas con esa actitud, soy una neti sentimos mas de lo que crees… cuando te di ese beso la primera vez sentí un calor interno, era como si hubiese llegado mas allá de tu alma…

• ¿en serio? Yo no lo creo así…aunque

• Te gusto…

• Eh… bueno… yo…


Sia se levanto y lo beso, con mas fuerza y pasión, Assad no se resistió y correspondió el beso de la misma manera, la abrazo con mucha fuerza, solo duraran unos segundos pero para ellos fueron horas


• Dime ¿que sientes ahora Assad Yorkael?

• Siento todo… cariño, amor, ternura….

• ¿entonces?

• No se como expresarlo en palabras organizadas…

• Eso no es necesario Assad… tu labios ya me dijeron todo, y la respuesta me hace muy feliz, pero ahora no es el momento, tu y tus amigos deben regresar…

• Pero…

• No aun no es el momento de que me expreses lo que sientes aunque ya yo lo se

• ¿lo sabes?

• Si…

• Esta bien entonces déjame seguir mostrándote lo que siento


Assad se abalanzo sobre Sia dándole un beso de la misma intensidad del que ella le había dado, no hacían falta palabras para decirse las cosas, aunque sabían que su momento aun no había llegado.


La lluvia de Jabiim había cesado aunque aun el cielo seguía gris, los recon se preparaban para abordar las cañoneras, Nolan se despidió del sargento Azendom al igual que el resto de los recons, Rake fue subido a la raider 1 con Ariell y Barzak, mientras que el resto partiría en la raider 2.


• Gracias a ustedes, nuestro planeta tendrá una segunda oportunidad ya no huiremos, pelearemos… solo lamento que ustedes hayan tenido que pagar el precio…lo siento…-dijo Nolan

• Nosotros somos soldados señor Gillmunn, peleamos donde nos necesitan y ustedes nos necesitaban… -le respondió Siul

• Ustedes han demostrado un valor más allá de la duda, siempre estaremos en deuda y díganle a Luke que nos ha honrado y que donde y cuando sean que necesiten manos para la pelea nosotros estaremos más que dispuestos para luchar hombro con hombro con ustedes.

• Así lo haré señor


Siul saludó al estilo militar y luego Nolan le dio un fuerte abrazo. Mientras Fixer se despedía de Tarí.


• Bueno mocosa has demostrado que eres buena… casi a mi nivel

• ¿ah si? Bueno puedo decir lo mismo de ti aparte de ser un niñato boca floja

• Bueno tu eres una bebe con talentos pero cuando pases de la pubertad tal vez mejores lo suficiente como para logara acercarte a mi nivel

• Tal vez claro cuando yo llegue ahí tu aun estarás en al pubertad… jajaja

• Mírala… como te luces… jajá bueno debo admitirlo fue un placer trabajar a tu lado y un gran honor, eres una excelente slicer

• Gracias por los halagos y tu también eres bueno en eso además de ser un buen soldados además de muy lindo…


Tarí se le acerco y le dio un beso en la mejilla, lo cual hizo sonrojar a Fixer, el le correspondió y le estrecho la mano, se despidieron y al final todos abordaron sus naves, assad miraba por la escotilla, Sia estaba alejada pero se despidió de el agitando su mano, el kiffar hizo lo propio, no sabia si la volvería a ver, pero si sabia que no la olvidaría fácilmente.


En poco tiempo, los recons llegaron al Valhala, Siul, Ariell, Y Rake fueron llevados a la bahía medica, los dos primeros solo estuvieron un rato en el tanque de Bacta, mientras que Rake estuvo un par de horas mas, pero su estado no cambiaba, su cuerpo ya estaba casi curado, así que lo llevaron a la sala de cuidados intensivos, para sus hombres era angustioso ver a su capitán en esas condiciones, no respondía a nada, solo estaba dormido.

Arieg le pidió explicaciones al Siul de lo que había pasado, el rindió un informe detallado, obviando los detalles de los rasgos de el que se suponía era Brodek, lamentablemente por lo secreto de la operación no podían ir a Coruscant y llegar con Rake en ese estado, así que esperarían dos meses si en ese lapso de tiempo Rake no se recuperaba irían a la capital y asumirían las consecuencias, claro estaban seguros de que Luke abogaría por ellos, pero no creían que Fey´lya fuese tan piadoso, Ariel monitoreaba a Rake constantemente mientras que cada uno hacia turnos para estar con el solo esperaban que el volviese de donde quiera que estuviese y le rogaban al alma de Ireth que lo ayudara a regresar con ellos.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.