FANDOM


Forcerecons poster epi V redux

Sueño de Edenea Editar

Un misterioso planeta, dos jovenes apasionados y una traicion son los ingredientes en este nueva aventura de los force recons


CAPITULO 1 Editar

El Valhala se encontraba atracado en uno de los muelles espaciales de Coruscant, se aprestaba a una nueva misión, debían llevar a los recon a un nuevo planeta que recientemente hizo contacto con la nueva republica, el planeta Edenea, este se ubicaba en la frontera de las regiones desconocidas y había permanecido relativamente aislado del resto de la galaxia, a pesar de esto manejaban casi la misma tecnología que el resto de los sistemas galácticos, la misión de los recon consistiría en apoyar a la comisión diplomática que iría a establecer relaciones con el gobierno de dicho planeta la cual estaría encabezada por la coronel Arieg Orelem, así que en teoría seria algo fácil, algunos se sentían algo decepcionados, querían misiones de combate no de chaperonas pero ordenes eran ordenes y las cumplirían con su habitual eficiencia.


Rake estaba en el templo Jedi, acompañado de Merlin Barzak, discutiendo sobre el futuro de la joven nelvaan con el maestro Luke Skywalker.


• Pues bien joven Barzak ha sido voluntad de la fuerza que demostraras tus poderes curativos en el momento más oportuno, eres un curadora Jedi, pero ¿Por qué no deseas ser una Jedi? –dijo Luke en un apacible tono

• No se ofenda comandante Skywalker pero no deseo separarme de mi unidad ni de mis amigos además no me gusta usar esos poderes me desgastan, solo, los usaría en situaciones extremas, no tengo la disciplina para ser una Jedi

• Ja, ja eso no lo creo, pero es tu decisión y la respetare, Rake tu estarás a su lado la guiaras para que controle sus poderes y no caiga en la tentación del lado oscuro, pues bien señorita Barzak creo que esto es todo por el momento

• Gracias comandante

• No seas formal conmigo llámame Luke ¿esta bien?

• Esta bien


Luke se retiro quedando solo Rake y Merlin, caminaron por un buen rato hablando de la fuerza y de sus propios deseos, al cabo de unas horas Rake le pidió a Barzak que se fuera al Valhala que pronto la alcanzaría, quería estar solo, la chica entendió y se fue dejando al capitán a las puertas de uno de los jardines del templo, Rake se sentó en un rincón a pensar, fue allí donde ella murió, donde su amada Ireth dejo este mundo, justo en sus brazos, pensaba y pensaba mientras la tarde caía, de repente fue encontrado por la consejera Leia Organa Solo, quien había dado a luz recientemente un par de gemelos, Leia lo miro y se sentó justo a su lado antes de que el se pudiese parar.


• Tranquilo capitán, solo he venido a hacerle compañía

• Discúlpeme consejera no creo ser digno de su compañía… pero gracias

• ¿Como dices eso? eres un buen oficial y un Jedi dedicado, además Luke siempre habla de ti y de tus hombres, me entere de lo osado de tu acción para salvar al sargento de artillería Azendom, eso es a lo que yo llamo verdadera lealtad y verdadero coraje…

• Consejera yo…

• Se porque estas aquí… es por Ireth Bowell, se lo de ustedes desde la primera vez que converse con ella sabia que había una conexión entre ustedes, me entristecí mucho cuando supe lo de su muerte y la manera como ocurrió, pero se que ella donde se que este esta orgullosa de ti, y que te amo y te amara igual que tu a ella


Rake estaba en silencio sabia que Leia Organa era una Jedi como el así que no le era de extrañar que supiera esas cosas, respiro profundo para no llorar y se incorporo, le sonrió a la consejera esta le correspondió, en ese momento recibió la llamada del Valhala que le indicaba que debía abordar para partir, no demoro mucho en arribar a la nave y esta salto al hiperespacio sin demora, Rake fue al área de descanso donde estaba todos reunidos, Siul y Ariell estaban sentados juntos mientras Fixer y Rook estaban justo detrás de ellos, Fixer estaba haciendo unos extraños movimientos alrededor de la cabeza de Siul cosa que despertó la curiosidad del capitán


• ¿se puede saber que haces Fixer?

• Bueno capitán en vista de que en infinidad de ocasiones las zonas de aterrizajes de las cañoneras están muy asediadas podríamos usar la cabeza del sargento es mas ya la esta despejando jejeje ya no tendrá ni un pelo de tonto

• ¡QUE DIJISTE MOCOSO DEL INFIERNO!- dijo el sargento muy molesto

• Naaaaada nos vemos


Fixer se fue corriendo Ariell detuvo a Siul y con su sonrisa lo calmo


• No te molestes Siul además te ves muy atractivo con o sin cabello-dijo tocando la escasa cabellera de este

• Gracias me has levantado la moral un mundo –dijo Siul poniendo cara de ofendido

• Ja, ja, ja, es verdad Siul ya se te esta despejando la azotea- dijo Rake aguantando la ganas de reír

• Gracias ricitos de oro…

• Vamos amigo no te molestes, pero debes admitir que Fix te la gano

• Después me las arreglare con el ya vera


Ariell y Rake rieron, al sargento no parecía gustarle mucho pero se unió a las risas al fina de cuenta era solo una broma, en ese momento se les acerco la coronel Orelem, aprovecharía para hablarles de lo que se haría en esta misión, aprovechando la informalidad del momento


• Bien señores, les voy a hablar del sitio donde nos dirigimos, Edenea es un planeta con grandes recursos minerales, con un clima templado, muchos bosques y una hermosa arquitectura disponen de tecnología pero no de punta, están gobernados por un rey, su nombre es Alduur y tiene una hija que es la heredera del trono, es una chica de 18 años cuyo nombre es Ishale, no sabemos como son pero lo que si sabemos es que tiene muchas tradiciones ancestrales y las respetan muchísimo así que hay que tener cuidado con lo que se hace y con lo que se dice

• Entiendo Arieg pero, ¿Cómo es posible que ellos no estuviesen gobernados por el imperio? –pregunto Rake

• Al parecer el abuelo de Alduur hizo romper todo contacto con la antigua republica ya que veía el advenimiento de las guerras clónicas, por eso no habían entrado en contacto sino hasta ahora que una nave de reconocimiento Bothan llego al planeta

• Entiendo… pero suena demasiado bueno para ser verdad ¿no es así? –dijo Siul

• Exacto al parecer tiene problemas con una guerrilla pro imperio, pero no sabemos nada mas solo que estos atacan de cuando en cuando, pero jamás han hecho un manifiesto de sus intenciones

• ¿aja y como es que saben que son pro imperio? –dijo Ariell

• Eso es lo que ha manifestado el consejero del rey un tal lord Mortange, pero estaremos atentos parte de nuestra misión es investigar bien esta información ¿entendido?

• ¡Si señora!


Todos se separaron cada quien iría a revisar sus equipo y su información para estar bien preparados para afrontar la nueva operación, y de tener cuidado de no meter la pata, tomando en cuenta la advertencia de Arieg sobre la cultura de los Edeneanos, una de las cosas que mas la llamo la atención era lo rico de la cultura de ese planeta, lleno de danzas y ceremonias rituales pero muchas de esta aun eran un misterio.


El Valhala no tardó en llegar al sistema de Edenea, era un hermoso planeta azulado con un solo continente, cubierto de hermosos bosques y montañas nevadas así como espectaculares playas, la ciudad principal era Manea, bellos edificios cubiertos de blancas baldosas adornados con infinitos mosaicos hablaban de las habilidades de los artesanos de dicho planeta. Las cañoneras dejaron a la comitiva de dignatarios en uno de los espacio puertos Arieg iba la cabeza de la delegación, la recepción fue bastante animada muchas personas fueron a saludar a los emisarios de la nueva republica, a la cabeza de la comitiva que los reciba un hombre alto ataviado con una túnica gris y negra se les acerco, portaba un báculo, su mirada era fría y calculadora, al llegar a donde estaba Arieg se inclino y se presento.


• Saludos cordiales, sus excelencias, mi nombre es Gunnar Mortange, soy el consejero de su majestad el rey Alduur, les doy la mas cordial bienvenida a Edenea

• Gracias consejero, soy la coronel Arieg Orelem, hemos venido con la mejor de la intenciones para que Edenea se una a la comunidad de la nueva republica y logremos justos la prosperidad galáctica que todos deseamos

• Eso esperamos todos en nuestro pacifico planeta, pero antes que todo nuestro amado rey nos espera… por aquí por favor


Todos fueros llevados a distintos transportes, los recon iban muy de cerca siguiendo a la caravana, eran observados muy detenidamente por los guardias del consejero que los acompañaban, Rake, Siul y Ariell se miraban con cara de algo no estaba bien, el capitán trataba de expandir sus sentidos a través de la fuerza, pero algo le impedía ver con claridad no era como en Anzat esta vez era algo peor.


Los recon observaban o a los edeneanos, y notaron que todos tenían marcas en sus rostros y brazos en los hombres eran muy llamativas pero, en las mujeres eran mas pequeñas y discretas parecía como si estuviesen tatuados, se veían sumamente exóticos, al poco rato arribaron al palacio, donde una multitud los esperaba, era una construcción verdadera majestuosa a la altura del palacio de Theed en Naboo. Todos los guardias del palacio hacían pasillos de honor, pero llamaba la atención que habían dos tipos de guardias, cosa que les causo mucha curiosidad, al final alguien les comento que unos eran la guardia real y otros eran la guardia del consejero.


Después de recorrer varios salones llegaron ante el gran salón de audiencias, y al final de este un hombre mayor estaba sentado en un trono, a pesar que era un hombre de mas 40 años, aun mantenía un buen estado físico tenia cabellera negra y ojos azules, con una fina barba, al entrar la comitiva se levanto de su asiento, sin duda el era el rey Alduur.


• Les doy la mas cordial bienvenida a mi planeta sus excelencias, soy el Rey Alduur de Edenea –dijo con una voz profunda y una agradable sonrisa

• Estamos muy agradecidos su majestad, ha sido un recibimiento esplendido, soy la coronel Arieg Orelem, y esta es mi comitiva- dijo Arieg inclinándose y extendiendo una de sus manos al resto de los emisarios y a los recons

• Vaya veo que trajo a sus guerreros, hasta mis oídos han llegado las hazañas de los bravos de la alianza rebelde y de la nueva república espero que sus estancia sea digna de hombre y mujeres de honor como ustedes

• Muchas gracias su majestad

• Pero dejemos los formalismos siéntense alrededor y disfrutemos de el baile de bienvenida, es una de las costumbres de mi planeta danzar para augurar una estancia feliz a los que nos visitan


Todos se ubicaron a los lados del salón, Arieg se sentó al lado izquierdo del rey y a la derecha se encontraba el consejero, de repente comenzó a sonar una música muy rítmica, un grupo de hermosas bailarinas salieron ataviadas con vaporosos vestidos cubiertos con adornos de metales preciosos, eran verdaderamente muy bellas, danzaban al son de la música con una coordinación perfecta. De pronto todas hicieron un circulo y de en medio de este, salio una chica muy joven. Su tostada piel parecía tener un baño dorado, llevaba marcas de color negro en la base de su espalda cuyo dibujo resaltaba cada curva de su cuerpo y también llevaba otra alrededor de su ojo derecho que combinada con sus ojos negros le daba un toque de sensualidad que cortaba la respiración, su brillante cabellera negra le llegaba hasta la cintura, tenia algunas pecas en sus mejillas lo que acrecentaba mas aun su belleza, al bailar, su exquisita figura se contoneaba como una serpiente, era casi hipnotizante, la música se hacia cada vez mas pausada y ella giraba sus manos y sus caderas al compás de cada golpe de percusión, era poesía en movimiento todos estaban muy sorprendidos pero uno en especial había sido totalmente cautivado por esta bailarina… Fixer no podía quitarle la mirada de encima, ni siquiera pestañeaba, tenía la boca casi abierta, Rook lo miraba y le pasaba la mano por delante de los ojos y no reaccionaba, así que desitio


La bailarina se percato de que la mirada del joven rebelde estaba clavada en ella, sus miradas se encontraron y se engancharon ella no perdió la concentración en su danza pero poco a poco se fue acercando al Fixer, cada paso que ella estaba mas cerca de el se le aceleraba el corazón mas y mas, sin darse cuenta ella llego al frente del joven rebelde, comenzó a girar lentamente, el pudo apreciar cada palmo de su hermoso cuerpo pero eran sus ojos los que lo tenían hechizado, ella se quedo algunos segundos sus miradas estaban fusionadas pero ella debía seguir su baile al final la danza termino de manera espectacular, todos aplaudieron, Fixer buscaba la oportunidad de acercarse a la hermosísima bailarina, vio como se acerco al rey y este le dio un fuerte abrazo, la sonrisa se borro de rostro de Fixer, ¿seria posible que esa chica fuese la amante del rey? No, no podía ser posible era demasiado joven, el rey hizo una seña para que los invitados se acercaran el aun abrazaba a la chica, pronto las dudas de Fixer se aclararían.


• Sus excelencias les presento al la princesa Ishale… mi amada hija


Fixer se quedo boquiabierto ¡era la hija del rey! Era la princesa, pero era una chica demasiado hermosa como para no fijarse en ella le había llegado directo a su corazón, mientras el rey hablaba de ella, sus miradas se cruzaban y ella sonreía, tanto Rake como Siul se percataron de la situación pero no dijeron nada… por el momento.


La recepción término con una enorme cena, lo cual era agradecido por todos los recons, tenían ya varias horas sin probar bocado, todos comían con gusto ya que era costumbre de ese planeta no usar cubiertos a pesar de esto demostraban excelentes modales en la mesa, Fixer se quedaba observando a la princesa mientras comía, ella le lanzaba miradas fugases evitando ser descubierta por su padre, en ese instante entro una mujer ataviada con una armadura ligera era de mucha estatura, de cabello castaños y ojos café, se acerco a paso decidido a donde estaba el rey se inclino y se sentó detrás de la princesa, esta la vio e hizo un gesto como de sonreír aunque no parecía muy convencida a lo que la mujer solo respondió con una leve inclinación de su cabeza.


La cena termino y la mujer que estaba detrás de la princesa se les acerco a los recons, para presentarse su voz era profundo y su presencia imponente, portaba un par de espadas a su espalda, sonó los tacones de sus botas para saludar a los recons.


• Saludos, soy Kelldar Marsala capitana de la guardia real y protectora personal de su majestad la princesa Ishale, ¿Quién es el líder de los honorables guerreros a los cuales presento mis respetos?

• Soy el capitán Rake Malkar, comandante de la primera compañía de force recon de la nueva republica, es un honor poder saludarle

• Gracias, se nota que eres un gran guerrero, ¿tienes algún subalterno o segundo al mando en caso de necesitar una audiencia contigo?

• Ese soy yo… sargento de artillería Siul Azendom un placer –dijo el sargento saludando al estilo militar

• Vaya veo que son guerreros fuertes aunque me extraña ver que tienen niños y animales, ¿ellos son sus mandaderos?

• ¿Como que mandaderos? –dijo Fixer molesto- tu bantha sobrealimentada… ¿es que acaso no tienes ojos y ves que tengo uniforme y rango?

• GRRRRRRRRRRRRR

• Jajaja –rió la capitana Marsala- si solo eres un niño ¿que guerrero vas a ser tu? ¿Y el la alfombra caminante debe ser el entretenimiento no?


El wookiee se molesto y por poco se abalanza contra la mujer pero fue detenido por Siul, pero el sargento no dejaría las cosas así


• Capitana Marsala, ¿alguna vez había visto a un wookiee?

• No… ¿debería?

• Pues bien los wookiees le arrancarían los brazos, la tomarían por las piernas la utilizarían como garrote y le romperían cada uno de los huesos de su cuerpo antes de que usted solo pensara en tomar una de sus espadas, le sugeriría que midiese sus palabras porque yo en realidad solo lo puedo contener pos algunos minutos y ni toda la guardia real contendría la furia destructiva de un wookiee

• Ni ellos podrían contener la furia de una guerrera Edeneana así que estaríamos muy parejos –dijo la mujer viendo a Rook con arrogancia


El wookiee no aguanto y se lanzo en contra de la mujer, chocaron sus manos empujándose uno contra el otro, ere un choque de titanes a pesar de que la mujer era un poco mas baja que Rook no se movió ni un centímetro, ambos presionaban ante la mirada atónita de los recons pero el resto de los invitados no pareció darse cuenta, solo el rey observaba con una sonrisa, la mujer comenzó a sudar y el wookiee lanzaba gruñidos que denotaban el enorme esfuerzo, pero ninguno de los dos cedía ni un solo palmo.


El rey se acerco y toco los hombros de ambos, estos se separaron, el rey sonrió cosa que extraño a los recons.


• Jajaja que raro tu Kelldar buscando pleito con los invitados para medir su fuerza, aunque creo que esta vez encontraste alguien de tu talla… deben disculpar a mi capitana a veces es un poco “cerrada” en su manera de tratar a los invitados

• Mil perdones majestad, solo quería probar que eran verdaderos guerreros

• ¿verdaderos guerreros? Mira dewback con pelo, nosotros hemos enfrentado enemigos que harían que te hicieses en los pantalones, hemos pasado por batallas donde nos hemos visto superados 1000 a 1, y en honor a la verdad he visto ratas womp mas femeninas que tu –dijo Fixer muy molesto- además tienes un pésimo gusto para la ropa

• ¿Que dijiste enano? ¡Te aplastare!

• ¡FIXER! –dijo el sargento Azendom

• Jajaja tranquilos amigos míos estamos algo cansados no se preocupen vayan a sus habitaciones mañana será un día largo y reitero mis disculpas aunque no puedo negar que el joven me hace reír con su sagacidad y sus ocurrencia jamás vi a alguien insultar a Kelldar, y no tener miedo jajaja


El grupo se separo no sin antes Kelldar y Fixer se miraran con rostros agresivos, la princesa había presenciado todo, no le quito los ojos de encima a Fixer… ni este a ella, mientras se retiraban ambos se observaron mientras se alejaban, con un leve suspiro Fixer siguió al resto de sus compañeros. Los recons fueron a sus habitaciones para su sorpresa dormirían separados hombres y mujeres, cosa que no le agrado mucho al sargento Azendom pero era condición en Edenea que para dormir hombres y mujeres juntos debían estar casados, así que aceptaron de mala gana pero a fin de cuentas era solo una misión diplomática.


Todos se recostaron en sus camas, eran grandes y cómodas cada uno tenía su habitación, al cabo de un rato todos dormían, excepto Fixer, el estaba en la ventana de su habitación, mirando el cielo estrellado y a luna azul de Edenea, se sentía muy atraído por la princesa como si estuviese embrujado o algo así, como un virus informático que ataco su corazón, contemplaba el cielo y solo la veía a ella, pero también se sentía triste, ¿como una princesa se iba a fijar en un tipo como él? Solo era un soldado de la alianza con un pasado nada honorable, y ella era de la realeza, mientras estaba sumido en sus pensamientos, vio que en el patio debajo de su ventana unos arbustos se movían, cosa que le pareció algo sospechosa, así que decidió investigar, así aprovecharía y despejaría su mente.


En el patio no había nadie, solo se escuchan las fuentes de aguas cristalinas, miraba a todas partes y no veía a nadie, de repente en una de las esquinas del patio vio una sombra que se deslizaba, decidió seguir el rastro, al apartar los arbustos vio una pequeña puerta que conducía al exterior, salio y solo había un sendero estrecho decidió recorrerlo, camino y camino por varios minutos, de repente escucho un voz, era una voz muy suave entonando una canción en un lenguaje que no comprendía, pero aun así era casi hipnótica, siguió la voz hasta que llego aun descampado, se asomo detrás de uno de los árboles para mirar y lo que vio lo dejo impactado, era unas ruinas con una cascada y era la princesa Ishale quien entonaba la canción, pero mas sorprendente aun era que la chica estaba bañándose en la caída de agua mientras cantaba.


Fixer vio el cuerpo desnudo de la princesa y se quedó boquiabierto, era definitivamente espectacular, vio todas las marcas de su cuerpo y admiraba como caía el agua sobre su piel dorada por lo que pareció una eternidad, pero al tratar de voltearse disimuladamente para no ser descubierto se resbalo y cayo de espaldas resbalando por la pequeña pendiente que llevaba a la laguna donde estaba la princesa, rodó algunos metros sin poder detenerse y cayo finalmente en el agua, se incorporo de inmediato y se quedo viendo con los ojos muy abiertos a la princesa, quien se veía muy molesta, sintiendo que todos los colores se le subían al rostro y finalmente dándose cuenta de lo precario de su situación, se volteó al instante.


• UY! ¡perdone princesa!... Yo… yo… yo… yo no… yo no vi… yo quería… ¡demonios!

• ¡Insolente! ¿Acaso acostumbras a espiar a las chicas mientras se bañan?

• Yo no estaba espiándola su majestad, ¡se lo juro!...solo que hace unos minutos observe movimientos en el patio y los seguí, no me imagine que seria usted, yo no…

• Es usted un abusador pero no niego que tiene talento nadie me había seguido hasta acá,… pensé que era muy silenciosa en mis huidas…

• Y lo es... pero yo no podía dormir y me quede en la ventana, fue pura casualidad… además escuché su voz, nunca había escuchado cantar a alguien de manera tan hermosa, además de ser verdaderamente espectacular… ¡ou! No debí decir eso…perdóneme yo… ¿estoy en problemas verdad?

• Ehh no, mientras no reveles la ubicación de este sitio.. si lo haces le diré a mi guardaespaldas que se encargue de ti

• ¿Quién? ¿el gundark con maquillaje? Jajaja

• Exactamente, ella te rompería todos lo huesos por una mera orden mía

• Bueno eso me gustaría verlo, pero no será necesario mis labios están sellados su majestad, además no creo que el bantha con tacones ese me toque un cabello

• Yo no pondría mi fe en ello... ¿serias tan amable de no voltear para por lo menos vestirme?

• Ah perdóneme...por supuesto que no lo haré, palabra de honor


La princesa salio del agua y se vistió, luego se acercó a Fixer, quien estaba empapado y la seguía mirando con los ojos como platos, esta se puso en frente de el y sin aviso le dio una bofetada


• ¡AUUU! Eso dolió ¿que demonios te pasa?

• Eso es por la insolencia de verme sin ropa te lo merecías

• ¿Me lo merecía? ¿Y tu crees que yo soy uno de los lacayos que te sirven y que me puedes tratar como te plazca niña malcriada?

• Pues si

• ¿ah si?


Fixer la agarro por los hombros y la besó en los labios fue un beso fugaz pero la princesa abrió sus ojos completamente sorprendida ante la reacción del joven rebelde

• Eso es para que aprendas a tratar a la gente niñita

• ¡Eres un miserable te mandare a ejecutar!

• Uy si que miedo...mira como tiemblo uuuuu • ¡Tu!

• Espera un segundo… creo que alguien viene

• ¿Cómo dijiste?

• Alguien se acerca

• ¿Qué? Si nos descubre será…

• Espera


Fixer tomo a la chica por un brazo y se lanzó con ella al agua, ambos se sumergieron en la parte profunda de la cascada, Fixer vio a un par de guardias del palacio que observaban el área con detenimiento pero no los vieron, al cabo de unos segundos eternos se fueron. De inmediato tanto Fixer como la princesa salieron a la superficie tomando grandes bocanadas de aire, cuando estuvieron seguros de que no había nadie salieron del agua tratando de no hacer ruido mojados de pies a cabeza.


• Esto es fatal ¿Cómo regresare al mi habitación toda mojada? Gracias por una gran idea

• Bueno era eso o que nos descubrieran… además no te ves tan mal mojada

• Eres un insolente

• Pues si además de ser muy inteligente sin mencionar que guapo

• Si tan guapo como una girila…. Eres un tonto

• No se que es eso pero me imagino que nada bueno debe ser, pero creo que debemos volver

• ¿Ah si? ¿y como?

• Si podemos salir si hacer ruido también podemos entrar sin hacer ruido


Ambos se fueron por el mismo camino que usaran para salir del palacio, Fixer utilizo algunas técnicas de evasión, y logro llegar hasta la habitación de la princesa ayudándola a entrar, mientras iba a su propia habitación volteo a ver directo al balcón de la chica y ahí estaba ella detrás de una cortina mirándolo el se despidió con la mano y ella le correspondió, al seguir su camino ella lanzo un suspiro, había sido una noche muy intensa.


CAPITULO 2 Editar

El día comenzó muy temprano, a pesar de que el sol aun no haba despuntado, los recon se levantaron como de costumbre, para hacer sus ejercicios, solicitaran usar uno de los patios del palacio donde la guardia de honor del rey también hacia sus practicas, por los que se encontraron con un grupo selecto de guardias y con la capitana Marsala, quien observaba con detenimiento a los recons mientras entrenaban, se fijo que eran muy disciplinados además que se notaba que eran muy buenos en el combate mano a mano, así que decidió ponerlos a prueba.


• Saludos honorables guerreros

• Buenos días capitana Marsala -respondió el capitán Malkar - ¿en que podemos ayudarla?

• En ser mas inteligente seria muy bueno… dijo Fixer en voz muy baja

• Fixer… a callar –dijo Siul

• Pues bien capitán me gustaría ponerlos a prueba en combate individual seria interesante ver sus habilidades sin sus juguetes

• Pues bien capitana le tomo la palabra… Assad ¿le darías una demostración a la capitana?

• Jaja ¿quien este pintado me dará una demostración? eso me gustaría verlo


Assad recordó la lección de una buena amiga, se le acerco, sin despertar ninguna sospecha y con un rápido movimiento volteo a Kelldar le saco una de sus espadas y la apuntó directo a la nuca, la capitana había sido tomada por sorpresa, pero no estaba vencida, saco su otra espada y con una rápido movimiento, golpeo la espada que tenia Assad y se la tumbo, en ese instante Rook se abalanzo contra ella se, derribándola, y tumbando su arma, así empezó una pelea que paralizo a todos en el patio todos los rodearon los guardias alentaban a la capitán mientras los recon alentaban a Rookcaterric, los dos peleaban muy bien a pesar de que el wookiee era mas grande se desplazaba con mucha soltura, se lanzaban golpes rápidos, la mujer resistía la mayoría aunque ya estaba amoratada y Rook sangraba un poco por la boca.

En cierto momento Marsala logro someter al wookiee, en ese momento Fixer le hizo una señal y le grito algo.


• ¡Ahora Rook!


El wookiee se soltó y tomo por lo hombros a la capitana y le lamió el rostro repetidas veces, ante la cara de asombro de todos y la risa de Fixer, de un violento empujón Kelldar se separo de Rook y se limpió el rostro con la cara arrugada en una expresión de completo asco.


• ¡animal pulguiento y asqueroso! ¿como te atreves a lamerme? ¡No deberías estar con la gente! ¡eres una bestia! YEAGHHHH ¡que asco!

• Vaya Rook creo que después de todo si le agradas a la capitana jaja pero cuidado de repente la manera de expresarte su amor es morderte y envenenarte -dijo Fixer con los brazos cruzados

• ¡¿que dijiste gusano?!


Cuando la mujer se disponía a lanzarse sobre Fixer el rey hizo acto de presencia con el consejero y la princesa, fue el consejero quien con rostro de molestia se dirigió a la capitana indignado por el comportamiento de esta.


• ¡capitana Marsala! ¿Qué clase de comportamiento es este? Esto es aberrante una miembro de la guardia real de Edenea peleando como una vulgar pendenciera con uno de los invitados, es simplemente inaudi…

• Calmaos consejero –dijo el rey- no creo que haya sido una pelea es solo un simple… entrenamiento nada mas ¿no es así capitana?

• Si su majestad así es… y son verdaderamente MUY buenos –dijo la mujer con cara de incomodidad

• Ves nada de que preocuparse, amigos míos los invito a recorrer la ciudad acompañados de mi hija… ella conoce muy bien la capital, arréglese un poco capitana para que los acompañe mientras yo me reuniré con mi consejero y la Coronel Orelem, capitán Malkar me encantaría mucho que se nos uniera tengo enormes deseos de escuchar de sus hazañas en combate

• Por supuesto seria un honor para mi… sargento Azendom queda a cargo- dijo Rake con voz muy resuelta

• ¡Si señor! OK señores vamos a asearnos para estar presentables, muévanse


Todos se retiraron a las duchas no sin antes Fixer le lanzara una mirada a la princesa a la que esta respondió con cara de indiferencia aunque dejo escapar una sonrisa.


A media mañana los transportes los esperaban, eran vehículos de ruedas, muy diferentes a los vehículos de repulsión que disponía el resto de la galaxia aun así tenia buen sistema de amortiguación por lo que no se percataron del movimiento, en uno de los transportes iba un pelotón de la guardia real y en el otro iban los recons, con la princesa Ishale y Kelldar Marsala


A medida que avanzaban la princesa les hablaba sobre las leyendas de su planeta, hubo una muy especial donde hizo alusión a dos columnas de piedra que estaban a la salida de la capital, según contaba la historia, ellos eran una pareja de jóvenes amantes, a punto de casarse pero el murió en un combate contra bárbaros invasores, donde el cayo, creció una de las piedras y su amada de tanto llorar por su perdida convirtió las lagrimas en piedras que la sepultaron al lado de su gran amor.


Los recons estaba maravillados por las historias de la princesa pero el mas interesado de todos era Fixer quien no había dejado de ver a la princesa, ni un solo segundo Ariell, Meia y Barzak estaban sorprendidas de que el chico no hubiese pronunciado ni una sola palabra desde que salieron del palacio, Siul, Asad y Rook miraban a Fixer como el que mira a una desahuciado, la capitana se percato de la situación y se coloco justo en frente de Fixer obstaculizándole la visión.


• La princesa esta incomoda de que la observes de esa manera –dijo Marsala en un tono bastante despectivo

• ¿ah si? Yo no he escuchado quejas –dijo Fixer de manera totalmente arrogante

• Pues lo digo yo, no me hagas que te saque a patadas del vehiculo

• Seria muy interesante ver eso

• ¡por favor Kelldar no me incomoda! Para nada no seas tan agresiva mira que ya todos sabemos que algo te traes con el peludo… perdón con el señor wookiee –dijo la princesa tratando de aguantar las ganas de reírse


Todos soltaron una enorme carcajada, menos Kelldar y Rook quienes se miraron con rostro de total repulsión y asco.


• ¡Yo no me junto con alfombras con patas!

• GRARARARAWWGRRRRR

• El “señor” wookiee dice que para la próxima prefiere besar a un tardoshano, que es mucho decir -dijo Fixer

• Jajaja eso esta muy bueno… señor Slegba podría acercarse deseo conversar con usted –dijo la princesa

• por supuesto su majestad… será un honor

• ¿y a este que bicho le pico? –dijo Assad en tono muy bajo

• Eso no podrá ser princesa Ishale, nadie se puede acercarse a usted-dijo la capitana visiblemente molesta

• Kell… por favor el es un invitado nada de quien temer además es mi deseo, por algo soy la princesa

• Pero su majestad…

• Pero nada Kelldar el señor Slegba pueda acercarse a mi…

• Ja! Creo que es la primera vez en la vida que la palabra señor y el nombre Slegba se juntan en la misma frase…- dijo Siul con una amplia sonrisa

• ¿Y porque dice eso Sr. Azendom? –dijo la princesa

• Ah porque a él no le gusta que lo llamen así solo que lo llamen Fixer… y no me llame señor su majestad mi nombre es Siul

• Gracias Siul, pero entonces usted tampoco es señor porque no esta casado y por lo que veo la señorita Ika es su prometida ¿no es así?


A Siul se le subieron los colores a al cara, aunque amaba a Ariell con cada célula de su cuerpo no había pensado en el matrimonio, ella también se sonrojo pero rió un poco.


• ¡ouch! eso tiene que doler le ha dado en donde le duele al sargento, a pesar de todo es un buen hombre jejeje –dijo Fixer

• Eres un mocoso del demonio…!perdón su majestad!

• No se preocupe Siul puedo ver que es un gran hombre y un excelente guerrero además de que esta muy enamorado

• Vaya quien lo diría puestos en evidencia por una adolescente… la princesa sabe- dijo Meia


Fixer se sentó con la princesa y hablaban en voz baja, Kelldar trataba de oírlos pero estaba mas atenta a lo que pasaba a su alrededor, se detuvieron en a entrada del mercado de especies de Raackech, todas las frutas y comidas le impregnaban al ambiente un olor mágico, se ofrecían tentadoras comidas de todas partes de galaxia ya que Edenea siempre estuvo en rutas de mercaderes mas no en los mapas de astronavegación, así que no habían estado tan desconectados del universo después de todo.


Todos bajaron de los vehículos ya que era deseo de la princesa que caminaran a través del mercado, la capitana Marsala se oponía pero la voluntad de la joven princesa se impuso como de costumbre, los guardias reales rodeaban al grupo para custodiar a la princesa los recon también estaban atentos, sabían lo de las guerrillas así que no debían bajar la guardia, aunque Fixer e Ishale parecían estarse entendiendo muy bien.


Un estruendo muy fuerte sacudió el mercado todos corrían de un lado a otro, una oleada de personas atropello a los recons a los guardias a la princesa y a su guardaespaldas, solo Fixer logro permanecer con la princesa, la multitud los condujo hasta unos callejones dentro del mercado que ni la misma princesa conocía, en un instante se habían quedado solos y separados de el grupo, así que decidieron caminar a ver si encontraban al resto, no sabían que había pasado y que significaba la detonación que escucharon pero, tenían que estar muy atentos aunque era difícil para Fix quitarle la vista de encima a Ishale, caminaban por estrechas callejuelas que parecían extenderse hasta el infinito, pero había muchas cosas par ver, Fixer trató de comunicarse con el grupo pero no había respuesta algo interfería la señal, así que para no aburrirse caminó con la princesa preguntándole sobre las cosas que veían.


• ¿y eso que esta ahí? –pregunto Fixer señalando una pequeña caja de hermoso acabado y de particular forma

• Eso es una un cofre del corazón…

• ¿un cofre del corazón? ¿Que guardan un pedazo de carne ahí?

• Jajaja no señor Slegba, es un cofre donde uno guarda las cartas y cualquier detalle de su pretendiente, se le llama así porque de alguna manera guarda los tesoros del corazón, cuando alguien quiere decirle a alguien que le gusta mucho le regala un cofre de estos con una carta expresando lo que siente o algo que le diga lo mucho que le gustas a esa persona

• Ah ok, interesante, pero antes que nada su majestad preferiría que me llamara Fixer, no me trate de señor…

• Entiendo esta bien Fixer, entonces tu puedes llamarme Ishale, me gusta mas cuando me llaman por mi propio nombre, que cuando se ponen con tantas formalidades conmigo

• ¡hecho! Esta muy lindo eso del cofre del corazón, aunque yo prefiero la holonet

• ¿holonet? Ah si eso donde parecen fantasmas, es bueno pero no se compara con el expresar los sentimientos cara a cara y decirle con tus ojos y con tu propia boca lo mucho que amas a esa persona

• Vaya me sorprende que una chica tan joven se exprese de esa manera, me imagino que tu novio debe ser un tipo muy afortunado

• No tengo pretendiente, según las antiguas tradiciones de mi pueblo, solo podré desposarme con alguien de la realeza- dijo Ishale con mirada triste – nunca he creído en eso siempre he pensado que uno debe seguir a su corazón, así pensaba mi madre, ella era una mujer libre, con una alma noble y totalmente enamorada de mi padre…

• ¿Y que le paso?

• Murió hace 12 años… enfermó por causas que aun desconocemos, desde ese día mi padre no ha dejado de suspirar por ella, y yo de extrañarla

• Eso es muy triste… pero por lo menos conociste a tus padres. Yo en cambio… solo he conocido la persecución, la guerra y la tristeza, pero por lo menos tengo a los muchachos ellos son mi razón de seguir luchando

• ¿Los muchachos? ¿Te refieres a tus compañeros?

• Si a pesar de que somos soldados, estamos muy unidos y nos tratamos como una familia, ellos son la única familia que ha conocido a pesar de que tenemos poco tiempo juntos… hemos peleado juntos, nos apoyamos en las buenas y en las malas, también hemos perdido buenos amigos… muy buenos amigos…

• Increíble… pensé que eran perfectos extraños por la manera como se imparten las ordenes y sobre todo como te habla el segundo… el que se esta quedando sin cabello… ¿como se llama?

• JA, JA, JA, JA, te refieres al sargento de artillería Azendom, el es así muy rudo y estricto, pero es una gran hombre un gran soldado y a veces lo veo como una especie de padre… pero no se lo vayas a decir sino su ego se ira hasta Coruscant

• Ese mismo, si se que es un gran hombre se ve en sus ojos, además de que esta totalmente enamorado de la chica de ojos verdes y de hermosa sonrisa…

• Si Ariell es una chica genial, aun no entiendo como se fijo en un tipo como Siul pero así son las cosas del amor…

• Si así son –dijo Ishale dejando salir un leve suspiro


Seguían caminando admirando la belleza del enorme mercado, de repente llegaron a una pequeña plazoleta, donde había puestos de comida, aprovecharon de comer algo, extrañamente nadie reconocía a la princesa o simplemente no le prestaban atención, Fixer aprovecho de hacer los honores de invitar a la princesa quien parecía estar contenta de la sencillez de la comida, y del lugar nada que ver con la cena elegante de la noche anterior o de las que ella estaba acostumbrada, comía con deleite a pesar de que era una simple comida, Fixer la miraba con atención le parecía mas hermosa que nunca.


En el centro de la plazoleta un grupo de bailarinas comenzaron un pequeño espectáculo, Ishale insistió en ir a verlas, se unieron a la multitud y disfrutaban del espectáculo cuando un grupo de tres hombres armados con espadas interrumpieron el evento con sus armas señalaban a la princesa, la gente se alejo dejando a Fixer y a la chica solos en medio de la plaza, al parecer estos sujetos eran ladrones y pandilleros muy peligrosos y reconocieron a la hija del rey Alduur, así que se la llevarían para pedir un rescate.


Uno de los hombres se adelanto, saco dos grandes espadas, y comenzó a blandirlas de manera amenazante y a gritar, poco a poco se iba acercando al rebelde y a la princesa, en un momento se detuvo a escasos metros de ellos, gritaba mientras seguía agitando sus espadas, se detuvo miro a Fixer con furia, y se alistaba a atacar, en ese instante el joven rebelde desenfundo su blaster y le disparo justo en la cabeza, matándolo instantáneamente, el resto de los hombre huyo, Fixer sonreía mientras todos en la plaza se quedaba atónitos, nadie se había enfrentado a esos bandoleros, Fixer se volteo y miro a la princesa con una sonrisa y una expresión de suficiencia.


• Ves… no pueden contra un verdadero as jeje ellos son una partida de…


Pero el problema no había acabado, de entre la multitud salieron muchos mas bandoleros y esta vez tenían mas armas.


• Fixer… tengo miedo –dijo la princesa apretando el hombro del joven soldado

• Saldremos de esto, no te pasara nada… te lo prometo yo te protegeré…


Cuando los bandoleros saltaron sobre ellos, una barrera de disparos salio de los techos cercanos de la plazoleta, eran los recon y la guardia real de Edenea, Fixer se lanzo sobre la princesa para protegerla con su cuerpo, Kelldar Marsala salto cerca de ellos y con sus espadas comenzó a luchar encarnizadamente venciendo rápidamente a todos los enemigos, mientras Fixer cubría a la princesa sus rostros estaban muy cerca, ella lo miraba directo a los ojos a la vez que veía sus labios, el estaba totalmente concentrado en ella, parecía que los sucesos que los rodeaban no importaban, sus caras y sus bocas estaban muy cerca cuando un fuerte jalón lanzo a Fixer lejos de la princesa.


• ¿Cómo te atreves insolente gusano a estar encima de la princesa? –grito la capitana Marsala

• ¡Kelldar! ¿Qué haces? El solo me protegía, no tenias… no debiste lanzarlo así –dijo la princesa

• Si solo eso hacia… wookiee sin pelo… -respondió Fixer

• ¿ah si? Te daré una lección maldito enano


Kelldar se lanzo contra Fixer con su espada, y justo en el momento que iba a asestarle un golpe, sintió en su sien el frío metal de un blaster, se quedo paralizada, y al girar la vista vio a sargento Azendom empuñando el arma.


• No me importa si eres una guerrera, si eres la capitana de guardia real, si puedes pelear con un wookiee… solo yo puedo darles lecciones a mis hombres, le sugiero que no intente de nuevo ponerle una mano encima a nadie que esta bajo mi mando… o le juro que le abriré un agujero en la cabeza tan grande que necesitaran una de las lunas para llenar el hueco… ¿esta claro eso capitana Marsala? –dijo Siul en un tona bastante convincente

• Si… me ha quedado muy claro… sargento Azendom –respondió Kelldar enfundando su arma y ordenando a sus hombres no seguir apuntando a los recons


La capitana tomo a la princesa por el brazo y a rastras se la llevo a uno de los vehículos, con el resto de la guardia real, los recon se quedaron solos el la plazoleta, Ariell revisaba a Fixer, y Siul se acerco muy molesto.


• ¿! Qué demonios te pasa Fixer!? –grito el sargento

• A mi nada es a ella a quien no le agrado –respondió con cara de rabia

• ¿crees que esto es un paseo y que puedes conquistar a quien quieras? Estamos en una maldita misión diplomática, esto no es una batalla ni una aventura una estupidez como esta nos puede costar muy caro… a partir de ahora quedas confinado a tu cuarto hasta que hablemos, ¿esta claro eso corporal de enlace Slegba?

• Si… señor


Todos abordaron el vehiculo, Fixer estaba muy callado y solo miraba al suelo, incluso Rook trataba de animarlo pero el no respondía, sus pensamientos estaban con la princesa, sentía algo por ella, solo esperaba que ella sintiese lo mismo por el.


CAPITULO 3 Editar

En los aposentos de la princesa, la solitaria Ishale pensaba y repensaba todas las cosas que le habían sucedido, el breve paseo con Fixer había sido un maravilloso momento nunca se sintió así en compañía de alguien, que la apreciaran por lo que era y no por su condición de hija del rey, además que demostró mucha valentía al defenderla, se sentía feliz cuando estaba a su lado, ¿Qué era lo que estaba sintiendo? ¿Se estaba enamorando de él?, un dejo de tristeza dio paso a las dudas, el no era de la realeza, y su padre era muy estricto con eso de las tradiciones, ¿Qué podía hacer? Solo esperaba que el alma de su madre la ayudara a elegir el camino correcto.


Fixer no bajo a comer con el resto, dijo que cumpliría de manera estricta el confinamiento impuesto por el sargento Azendom, suspiraba en su habitación, todos sus pensamientos estaban con Ishale, era la chica mas hermosa que había visto en toda su vida, no era una chica mas, era inteligente, bella, sincera… frágil y fuerte a la vez, en mala hora las tradiciones y el deber se mezclan, en ese instante Siul entro a la habitación, acompañado de Meia.


• Fixer, necesitamos hablar –dijo Siul en tono muy serio

• Si lo se sargento, eche todo a perder como siempre ¿no es así? –dijo Fixer mirando al suelo

• No es eso Fix eres mi dolor de cabeza pero sabes que todos te aprecian, pero esto escapa de mis manos, se que tu y la princesa sienten algo, no soy estupido, pero esto es mas grande que lo dos estamos en una situación delicada no puedo permitir que la operación se venga abajo por un romance juvenil

• ¿un romance juvenil? ¿Cree que lo que siento es solo “un romance juvenil”? se equivoca sargento… es algo mas

• Fixer, el sargento solo quiere protegerte, todos nos hemos enamorado alguna vez pero en este caso es muy peligroso, estamos sobre un deposito de detonadores térmicos a punto de explotar –dijo Meia

• ¿a que te refieres? –pregunto Fixer

• La detonación que produjo las estampida de gente fue un atentado de las fuerzas pro imperiales, al parecer las actividad de estos se ha incrementado a raíz de nuestra llegada, probablemente estamos a punto de presenciar una guerra civil y tendremos que tomar partido de ella nos guste o no

• ¿una guerra civil? Me parece difícil de creer, no fue lo que pude ver mientras recorría el mercado –dijo Fixer asombrado

• Pues es así Fixer ahora entenderás lo delicado de nuestra posición además, para serte sincera no me gusta nada el papel del consejero ese en todo esto, no me inspira confianza…

• Ni a mi, ni a Rake –dijo Siul- el capitán me dijo que a un tipo que no era de confiar y que algo se traía entre manos, ahora entiende Fixer porque no puedes involucrarte con la princesa, es demasiado peligroso

• Entiendo pero ¿que hago con lo que siento sargento?

• Fixer solo puedo decirte esto… yo le doy ordenes a los hombres no a sus corazones, además solo puedo protegerte un poco de la capitana Marsala pero no lo puedo hacer para siempre… ¿entiendes eso?

• Si sargento lo entiendo… -dijo Fixer bajando la mirada

• Te trajimos algo de comer, come algo Fix lo que se nos viene encima no esta para nada fácil, te necesitamos al 100% de tus capacidades, y tal vez la princesa también te necesite –dijo Meia con una sonrisa

• Si señora

• OK Fixer te dejamos aquí, nos vemos luego –dijo Siul


Meia y Siul salieron de a habitación, dejando a Fixer comiendo, lo cual hizo con enorme gusto, pero seguía pensando en lo que le habían dicho sus compañeros, pero no podía dejar de pensar en ella, la noche cayo sobre el palacio y el miraba por la ventana, de repente una pequeña roca golpeo su rostro haciéndolo retroceder con un poco de dolor al asomarse de nuevo vio detrás de uno arbustos a Ishale, esta le hacia señas para que bajara, por un momento Fixer dudo, estaba confinado, pero ese tipo de ordenes jamás lo habían detenido, se escabullo de su habitación y siguió a la princesa hasta las cascada donde la había visto bañarse y cantar.


No tardó mucho en llegar al sitio pero no veía a Ishale, de repente detrás de la cascada apareció ella, y le hizo señas de que la siguiera, Fixer paso por detrás de la cascada, allí vio una pequeña gruta de donde salía una luz, fue directo a esta y se encontró con una sorpresa, era una cueva bien acomodada con algunas sillas, muchos libros, y la princesa, ella estaba sentada en un gran sofá vestida con un pantalón y una camisa de tela azul, sosteniendo una bebida, y leyendo algo, el la miro sorprendido, y ella lo miro con mucha tranquilidad, claro sabia que tendría que aclarar sus dudas


• Vaya linda choza… pero ¿de donde salio todo esto?- preguntó asombrado Fixer

• Pues bien esto lo he estado trayendo para acá desde antes que mi madre muriese, este era nuestro sitio secreto aquí ella me contaba historias y me leía libros, aquí compartíamos nuestro secretos… aquí éramos felices

• Vaya veo que la querías mucho, pero esta muy cómodo para ser algo hecho por una princesa

• ¿a que te refieres? ¿Qué quieres decir con eso?

• Bueno su alteza, usted es de la realeza no una ingeniero ni alguien que se tenga que ensuciar las manos, tienes todo a tu disposición…

• ¿y crees que soy una consentida? Pues te equivocas Fixer mi madre me enseñó a que debía ganarme las cosas que nada el la vida es gratis y que las cosas que mas queremos son las que mas sacrificio nos cuestan


Fixer se quedo en silencio, se sentía un poco avergonzado, ya que siempre había mirado con desden al la gente de la realeza pero Ishale era diferente tenia espíritu, además de ser muy hermosa


• Perdóname Ishale, no fue mi intención ofenderte eres una gran chica, en serio

• Gracias y tu eres una gran persona… a pesar de que eres pequeño jejeje

• ¡oye! Tal vez sea bajo pero soy todo un genio

• Eso no lo dudo jajaja

• Estas muy graciosa…

• Algo se me tenia que contagiar de ti

• Eso sonó a que soy una especie de enfermedad viral

• Tal vez pero eres una enfermedad muy agradable… a veces


Sin darse cuenta ambos estaban sentados uno al lado del otro se contemplaban, sus ojos estaban encadenados, Ishale tomo un viejo libro y comenzó a leer algunas historias de su planeta contenidas en ese libro, Fixer estaba fascinado, pero se levanto de repente y miró hacia la cascada que le daba entrada a la cueva, Ishale se acerco a el, y se coloco delante, Fixer trataba de evitar mirarla aunque le costaba mucho.


• ¿Que te pasa Fixer?

• Nada…

• No me mientas, no eres bueno para eso, por lo menos no conmigo

• Es que yo… yo… yo no puedo

• ¿Qué es lo que no puedes?

• Yo tengo miedo… tengo miedo de…

• ¿De que tienes miedo Fixer? Dime por favor

• No puedo yo…

• Dímelo por lo que mas quieras

• ¡tengo miedo de estarme enamorando de ti! Me estoy enamorando, es mas… creo que ya lo estoy


Ella estaba sorprendida por semejante declaración pero no podía evitar admitir que ese sentimiento era compartido, ella acerco su rostro al de el y se unió en un beso, un beso suave, calido, puro sin nada mas que sentimientos, se separaron, Fixer trataba de, no llorar por la emoción, se sentía asustado y a la vez tan feliz.


• Tengo miedo Ishale, tu eres una princesa yo solo un simple soldado, por mas que sienta esto no puedo pedirte…

• No digas mas Fix… nadie en la vida me había llegado tan dentro y tan rápido… eres tan tierno tan sincero, eres especial y eso sobrepasa cualquier cosa que lo demás digan cuando se siente esto en el corazón no hay regla que valga

• Lo se… por todas las estrellas lo se… estoy enamorado de ti… no se que pase pero te amo Ishale desde la primera vez que te vi, no se como ni por que pero estas aquí en mi corazón y dudo que salgas de ahí…


Ambos se quedaron abrazados, solo estaban así escuchando su respiración y los latidos de sus corazones, pero el tiempo paso volando y tenían que regresar al palacio cuidando de que nadie los viese, pero alguien que se ocultaba en las sombras los vio cuando al despedirse lo hicieron con un suave y tierno beso en los labios.


La mañana trajo como de costumbre el canto de las aves de Edenea, y un buen desayuno, lo recons comían con mucho gusto charlaban animados pero Fixer estaba muy callado casi no había tocado su comida, ni pronunciando una sola palabra estaba como perdido en si mismo, Siul, Ariell y Meia lo veían con cara de saber lo que le pasaba, pero fue Barzak quien empezó a hablar.


• ¿y a ti que te pasa Fixer? Parece como si un espíritu te hubiese robado el alma…

• ¿a mi? No nada… no me pasa nada

• No me engañes, algo te pasa estas como en otra galaxia, suspiras y suspiras como si te faltase el aire… ¿porque sospecho que la princesa tiene algo que ver?

• ¡NO! Ella no tiene nada que ver –dijo Fixer sobresaltado

• Tranquilo amigo, no tienes que ponerte así, solo decía… cálmate

• Permiso para retirarme a mi habitación capitán…

• Lo tienes Fixer –dijo Rake


Fixer se levanto y se fue sin decir mas nada todos se miraron extrañados, no era normal este comportamiento en una persona que casi había que golpear para que se callara. Rake se levanto y decidió seguir al muchacho hasta su habitación, al llegar vio a Fixer sentado en su cama con el rostro hundido en sus manos, había confusión en el, se sentó a su lado y le puso una mano en su hombro.


• Si… ya se que me va a decir capitán que no debo descuidar mis deberes que no debo involucrarme, que no debo…

• Cálmate Fixer no venia a decirte eso….

• ¿ah no?

• No, no soy tonto Fixer se que tu y la princesa Ishale sienten algo el uno por el otro, no se que tan lejos han llegado pero se que es muy fuerte lo que sienten…

• ¿Y me va a castigar por eso verdad?

• No, no lo haré, solo te diré esto tu eres dueño de tu destino Fixer estas bajo mi mando pero yo no controlo a los corazones de mis hombres…

• Caray creo que eso ya me lo había dicho el sargento Azendom

• Entonces sabes que es verdad

• Pero capitán ella es de la realeza es imposible… es…

• Nada es imposible, pero debes sopesar muy bien tus decisiones recuerda que eres parte de una unidad de fuerzas de elite que esta peleando una guerra no solo por Edenea o Ishale sino por cada ser libre de la galaxia, pero cuando te enamoras todo tu universo se reduce a los ojos de quien amas, ahí es cuando todo se pone en una balanza y tal ves sea la decisión mas difícil que tomes en toda tu vida

• Capitán… yo no se… creo que me estoy enamorando de ella, y eso me aterra porque se que en un momento tendré que decidir entre ella y ustedes y eso no lo quiero hacer

• Pero tendrás que hacerlo, no te voy a decir que camino debes tomar eso lo decidirás con tu corazón y tu mente, pero pase lo que pase todos te apreciamos y por muy dura que se sea tu decisión la aceptaremos, lo único es que de parte de ella las cosas no serán tan fáciles por su cultura así que debes pensar muy bien que vas a hacer

• Tratare… espero no equivocarme

• Lo se, se que harás lo mejor… porque donde te equivoques tendrás que arreglártelas con la capitana Marsala y ahí si no podré ayudarte y con el rey menos

• No se preocupe por el bulbo sobre alimentado, se que la podré manejar, lo que no se es como hacer con el resto, pero bueno espero poder hacerlo bien y no echarlo a perder esta vez…

• Recuerda que solo estaremos 3 días mas aquí ese es le tiempo que tienes para explorar tus opciones y tomar tu decisión ¿entendido?

• Si señor

• Aprovecha de dormir, y trata de comer algo no queremos que estés anémico

• Así será… gracias capitán Malkar

• De nada


Rake salio de la habitación al cerrase la puerta se recostó de una de las columnas y suspiro profundamente, el hablar de amor le dolía mas que nada en la galaxia ya que a diferencia de Fixer su verdadero amor no estaba con el, trago grueso para no llorar y siguió su camino, ya que se le llamo a la audiencia del rey para trata un asunto importante, esperaba que no fuesen problemas ya tenia suficiente con este.


Al llegar a la audiencia del rey, Rake sintió un disturbio en la fuerza, cosa que no le agrado para nada, al consejero Mortange hablando con el rey y este no tenia una cara de felicidad, nada bueno debía estar pasando, pero mantuvo su compostura y se dispuso a hablar con el rey, haciendo una reverencia espero que su majestad empezara la conversación.


• Gracias por acudir a mi llamado capitán Malkar

• No podía hacer menos su majestad ¿dígame que desea de mi?

• Capitán… a mis oídos llego una noticia que me resulta difícil de creer, pero viniendo de la fuente, es posible que su veracidad sea difícil de poner en duda…

• Caramba su majestad dígame que información es y la corroborare de ser cierta

• Pues bien se me ha dicho que han visto a uno de sus hombres… concretamente al pequeño pecoso, supuestamente intentando cortejar a mi hija…

• Se refiere al corporal de enlace Slegba…

• Si, si ese al que llaman Fixer, creo capitán que usted como hombre de honor sabe que aquí tenemos reglas muy estrictas, y mi hija es una princesa no una chica cualquiera que pude ser cortejada por cualquier hombre “común”…

• Con todo respeto su alteza no se cuan cierta sea esa información, pero si hay que yo tengo como verdad es que ninguno de mis hombres es alguien “común” son soldados que han sacrificado todo lo que tienen uno por el otro y eso no se consigue en cualquier persona

• Entiendo su punto capitán, y es loable que defienda así a su personal pero aquí en Edenea, solo alguien de la realeza puede acercarse a la hija del rey • Bueno su majestad, eso lo entiendo perfectamente, pero si solo estaban charlando no creo que eso sea algo que despierte sospechas

• ¡¿solo conversar?! ¡si los han visto tomados de la mano y solo los dioses saben que mas! –dijo el consejero exaltado

• ¿Tiene pruebas de eso… consejero? –dijo Rake

• No pero… considero prudente su majestad que la princesa y el joven soldado vengan hasta su presencia y explique el por que de su comportamiento, es lo mejor que podemos hacer para evitar malos entendidos

• Aunque no me agrade la idea Mortangue no veo otra salida, que llamen a la princesa y que traigan al joven rebelde

• Así se hará su majestad


Rake estaba molesto algo le decía que el consejero se traía algo entre manos, y que quería ensuciar a Fixer pero también sabia que lo que decía era cierto las cosas se ponían muy difíciles, el mismo Rake llamo a Arieg y en pocas palabras le explico la situación a través de sus comunicadores, Fixer no tardo en llegar acompañado del sargento Azendom, al llegar a la audiencia, vio a Ishale quien no levanto la mirad ambos sabían que nada bueno iba salir de esto. El rey miro a su hija tratando de que solo con la mirad le dijese algo, pero Ishale solo miraba al suelo, aun así Alduur empezó el pequeño interrogatorio.


• Ishale, amada hija mía, lamento tener que ponerte en esta situación, pero sabes que siempre he tratado de ser un hombre justo y no puedo serlo menos con mi propia hija

• Es verdad padre ¿pero a que situación te refieres?

• Pues bien se me ha dicho que tu y el joven soldado rebelde… Oseum Slegba, han estado en actitudes extrañas que podían llevar a pensar en un… como decirlo… relación entre ustedes


Ishale sabia que todo dependía de su repuesta, que su padre confiaba en ella trato de no mira a Fixer, fueron pocos segundos pero parecían siglos, para Fixer fue unan eternidad, le veía con miedo y expectación, pronto sabría su respuesta.


• ¿Yo y ese soldado? Por todos lo cielos padre eso jamás, yo no me juntaría a un hombre que no tiene el mismo linaje, es una persona agradable pero no esta a mi nivel, yo respeto las tradiciones de la casa real y me respeto a mi misma, no se quien te habar contado esas locuras… yo y un plebeyo, ¿Quién habrá ideado semejante atrocidad?- dijo Ishale con una leve sonrisa

• Eso da por resuelto este mal entendido, ven todo era un simple error –dijo Alduur con una gran sonrisa mientras abrazaba a su hija


Fixer había visto como Ishale lo negó de manera tajante y sin dudar ni un solo segundo, se sentía asfixiado, no quería estar ahí, todo lo que habían conversado era una mentira a final de cuentas, bajo la mirada y apretó los puños hacia un esfuerzo sobre humano, para no quebrarse ahí mismo, el rey lo vio pero pareció no percatarse de esto.


• Lamento hacerlo hecho pasar por esto señor Slegba pero las tradiciones de mi planeta exigen la verdad en las acciones de los individuos, y eso no excluye a la princesa, espero que pueda disculparnos


El joven rebelde no quería hablar pero sabia que debía dar una respuesta, miro a Siul y este sabia que dentro del muchacho había mucho dolor y rabia, Fixer se volteo y le dio la respuesta al rey.


• No se preocupe su majestad, hay cosas que lamento mas, pero es bueno saber que aquí en edenea la verdad siempre sale a luz…-miro a Ishale directo a los ojos y esta no pudo verlo sabia que lo había herido- ¿es posible retirarme su majestad?

• Por supuesto joven


Fixer dio la media vuelta y se fue del salón de audiencias a paso rápido, quería alearse lo mas posible de la chica al final de todo así era la gente de la realeza, todo lo que se dijeron el abrir sus sentimientos ante ella había sido todo una estupidez, pero no se dejaría engañar de nuevo… o eso pensaba el, mientras en al sala de audiencias la capitana Marsala, sonreía y agrego mas a la discusión


• Ese jovenzuelo pensaría que podría tener algo con la princesa si es solo un pobre soldado simplemente un pobre diablo y un niño…

• Le agradezco capitana que no se refiera a mis hombres de esa manera –dijo Siul visiblemente molesto

• Yo me refiero a quien yo quiera como yo quiera, soy una guerrera Edeneana

• Me importa un rayo que eres o que no eres te pateare el trasero para que aprendas a tener respeto y modales


La tensión era muy grande entre Siul y Marsala, pero una mirada del rey basto para que la fogosa capitana se calmara, lo mismo hizo Rake con Siul así que se decidió dar por terminada la reunión.


Siul fue directo a la habitación de Fixer, toco a la puerta pero desde el fondo solo se escuchaban los sollozos de este así que no insistió, sabía que el chico tenía el corazón roto, prefirió dejarlo solo tal vez la noche lavaría algo de su dolor, eso esperaba él. Al otro lado del palacio Ishale estaba en su habitación llorando por haber hecho algo tan terrible y no haber tenido el valor de enfrentar a su padre, sabia que le había causado un daño terrible a Fixer, maldecía su suerte de ser princesa, si fuese una chica común no tendría problemas, pero sabia una cosa tenia que enmendar su error y lo haría esta vez no tendría miedo.


CAPITULO 4 Editar

Otra mañana en Edenea, tranquila pero llena de dolor para uno de los recons, Fixer estaba demasiado callado y demasiado serio, para el gusto de sus compañeros, pero nadie le pregunto nada, hoy se quedarían en el palacio ya que seria un día de puras platicas para llegara a los acuerdos respectivos para que Edenea se uniese a la nueva republica, el joven rebelde se dedico a revisar un poco de la tecnología de los edeneanos, le sorprendió lo artístico de sus computadoras pero lamentaba lo primitivo de sus sistemas, se sentó en la biblioteca del palacio a revisar algunas cosas para tratar de olvidar un poco el trago amargo del día anterior.


En uno de los pasillos se encontró a la princesa Ishale, pensó en regresar pero su orgullo era superior, la verlo ella se le acerco, y justo cuando iba a hablarle el la ignoro y siguió su camino, ella lo siguió pero al ver al consejero quien la estaba buscando desistió sus rostro denotaba la enorme culpa que sentía.


Rake y Siul decidieron echar un vistazo a la plaza donde ocurrió el atentado de la bomba, caminaron alrededor del mercado buscando algún indicio que les dijera que había pasado en realidad, notaban como la gente se escondía a su paso no como el día de la visita donde la gente salía recibirlos de manera mas cortes, era demasiado extraño ese comportamiento, así que decidieron indagar mas, llegaron a una pequeña taberna, tomarían algo para ver si alguien les daba alguna información.


El barman al verlos, pareció ponerse algo nervioso, se les acerco y les puso dos tarros de cerveza sin que ellos los pidiese y se fue, Rake y Siul se miraron extrañados, el capitán sentía un pequeño disturbio en la fuerza como si algo malo estuviese pasando, tomaron las cervezas y se sentaron al fondo del bar, una niña se les acerco Siul le sonrió pero fue ella quien empezó una interesante conversación.


• Hola

• Hola pequeña ¿como te llamas?-dijo Siul

• Me llamo Yarina… ¿ustedes son soldados del rey?

• No, no lo somos pequeña

• Ah entonces ¿no hay que tenerles miedo? ¿no me van a hacer daño?

• No preciosa ¿como podríamos?

• Los soldados del rey si lo hacen le pegan a mi papi y a mi mami y se llevaron a mi hermano… a veces creo que me van a llevar a mi…

• Bueno pequeña nosotros no haremos eso – dijo Rake- estamos aquí para protegerte… pero dinos algo ¿Cuándo vinieron los hombres del rey a pegarle a tu papi y a tu mami?

• Antes de la explosión en la plaza, poco antes de que todos salieran corriendo, queríamos saludar a la princesa… ella es muy buena pero los soldados de su papa son malos


Ambos rebeldes se vieron a las caras, algo muy extraño estaba pasando ya que Siul había estado con la guardia real todo el tiempo del paseo de con la princesa y no vio nada raro, en se instante dos hombres de la guardia del consejero entraron al bar vieron con cara de pocos amigos a los dos recons, pero fueron directo a una de las esquinas del bar lejos de Rake y Siul, sin quitarles la vista de encima, ambos se levantaron y se fueron preferían volver al palacio a ver que podían averiguar.


Mientras caminaban notaron que los dos guardias los seguían, así que decidieron separarse para pederlos, corrieron por los callejones, y lograron su objetivo, al poco rato llegaron al palacio y para su mayor sorpresa vieron al consejero hablando con los hombres que los seguían, esto se ponía muy turbio para su gusto, se reunieron con el resto para hablarles de la situación y que debían estar alerta a cualquier movimiento.


Fixer se separo del resto al terminar la reunión, el mismo tenia sus propio problemas, ya la tarde estaba terminando y un hermoso crepúsculo llenaba de colores el horizonte de Edenea, suspiraba por sus desdicha, en el balcón de su habitación, había jugado una pequeña partida de sabbac con Rook pero solo jugo una mano no tenia ganas de nada mas, no sabía porque pero tenia ganas de caminar así que salio y sin pensarlo llego a la cascada, se sentó en la orilla, y lanzaba piedras al agua, pero una voz interrumpió su predicamento, la voz de Ishale.


• Hola Fixer…

• Su majestad preferiría que me llamara Corporal de enlace Slegba, por lo menos es un titulo que nadie me puede quitar aunque no me ponga a su altura…

• No me hables así por favor, no fue mi intención herirte… es que yo…

• ¿Es que tu que? Tu misma lo dijiste no estoy a tu nivel, soy un simple soldado

• Eres un hombre muy especial… pero entiende mi posición, no podía decirle a mi padre lo que siento por ti

• ¡mentirosa! Soy una diversión para ti un simple juguete para una niña rica, yo he sufrido he visto morir a mis amigos, he pasado hambre y tortura… y tu solo has vivido rodeada de lujo pensando que puede jugar con el corazón de todos… además tu….


Ishale no lo dejo terminar, le dio una cachetada, entre lagrimas y sollozos, el también había soltado un par de lagrimas, solo se tocaba la mejilla, el silencio se hacia pesado el quería irse pero ella lo detuvo con sus palabras


• Eres el primer hombre al que le he entregado mi corazón… ¿sabes por que? Porque eres puro, eres de verdad, me quieres por ser Ishale no por ser la hija del rey de Edenea… pero tú no tienes la culpa de mi cobardía, pero yo si siento, esto no es un juego para mí, eres la única persona que me hace suspirar…

• ¿y tu crees que yo no siento nada? Estoy enamorado de ti Ishale estaba dispuesto a abandonarlo todo por estar contigo, vivir para ti, no me importaba si eras o no la heredera, pero al ver que a la primera prueba me negaste, eso… eso… me duele mas que nada, es como si yo no valiese nada para ti

• No digas eso por favor no… eres lo mas hermoso que me ha pasado…

• ¿entonces porque me negaste?

• ¡Porque no quería que te hiciesen daño te hubiesen ejecutado! Si te hubiesen matado yo… yo me moría contigo


Fixer se quedo impactado, ella se puso a llorar, salio corriendo a la cueva detrás de la cascada, Fixer no sabia que hacer se había comportado como un estupido niño inmaduro, y había herido a Ishale, así que la siguió, al llegar al la cueva la vio llorando desconsolado en el sofá, se veía tan frágil, y tan tierna a la vez se acerco a ella y le toco el hombro ella se volteo y lo vio con lo ojos inundados en lagrimas, el le sonrió y ella lo beso lo beso como nunca había besado a nadie y como jamás había sido besado, ambos cayeron abrazados sobre el sofá, unidos en un beso grandioso, Fixer se separo su corazón se le estaba saliendo del pecho.


• ¿Qué estamos haciendo? Esto, esto no… -dijo Fixer con voz entrecortada

• Si esto es amor, nada que haya que explicar sino solo sentir… yo te amo… ya nada mi importa mas que tu


Siguieron besándose y sus manos y cuerpos se encontraron para unirse más de lo que ellos mismos esperaban.


Rake solicito una audiencia con su majestad el rey Alduur ya que necesitaba aclarar sus dudas por lo que había escuchado en el pueblo, el rey lo recibió, con prontitud debido a lo grave de la acusación, además de Rake, Arieg quería estar presente, y Siul. Con ellos estaba el consejero del rey, que veía con cierto desagrado la solicitud del capitán de los rebeldes, al llegar a la sala de audiencias Rake sintió un tremor en la fuerza, al ver al consejero sintió que la oscuridad lo rondaba, aun así comenzó a hablarle al rey sobre lo que había escuchado en el pueblo.


• Su majestad, el día de hoy recorrí con el sargento de artillería Azendom el mercado del pueblo, y las personas parecían estar temerosas de nuestra presencia, además mencionaron que algunos, supuestos soldados de su guardia se habían llevado a varias personas detenidas, cosa que me extraño por lo disciplinado de sus hombres

• Caramba capitán es algo queme cuesta creer…. –dijo el rey

• Si es difícil de creer capitán Malkar, lo que dice probablemente sea una vil falacia de algún elemento adepto a los bandidos pro imperio, no debe creer todo lo que escucha capitán –dijo el consejero

• Su excelencia, creo que la palabra de una pequeña niña no debe ser puesta en duda, yo no lo hago…

• ¡Una simple niña no puede poner en jaque la palabra del rey y de la corona de Edenea!- dijo el consejero exaltado

• No pongo en duda la palabra del rey… no podría, pero seria sabio y prudente que se investigaran esas aseveraciones

• Capitán Malkar, creo que tiene razón enviare a la capitana Marsala y a la princesa, a investigar esas noticias, mi pueblo se lo merece

• Se lo agradezco su majestad


Rake, Siul y Arieg salieron de la sala de audiencias, el consejero los siguió y se acerco a Rake cuando este se separó del grupo, en uno de los corredores del palacio se le acerco al capitán y le dijo algunas cosas.


• Capitán Malkar creo que es mi deber como consejero del rey explicarle algunas cosas sobre Edenea

• Usted dirá consejero

• En nuestro planeta solo nosotros resolvemos los asuntos de los edeneanos no aceptamos ingerencias de ningún tipo especialmente de extranjeros recién llegados… puede ser algo muy peligroso

• ¿me esta amenazando?

• Nunca haría algo como eso, solo lo alerto de difícil temperamento de nuestro pueblo que puede provocar accidentes no deseados

• Gracias por la advertencia… pero se que estaremos listos para cualquier eventualidad y responderemos de manera adecuada… no se preocupe consejero


Mortangue se separo de Rake algo molesto pero con una sonrisa maliciosa que no le agrado para nada al joven rebelde, algo muy malo estaba pasando y tenía que descubrir que era.


Fixer salio de la cueva, se sentó nuevamente a la orilla del pequeño lago que estaba debajo de la cascada, estaba aturdido no sabia ni que pensar ni que decir había llevado sus sentimientos aun nivel que ni el mismo conocía, miraba el agua caer buscando repuestas alo que le estaba pasando, en ese momento Ishale salio de la cueva, se acero a el, el la miraba de manera diferente era toda una mujer y estaba definitivamente enamorado de ella, ella se le acerco y le dio un suave beso.


• ¿Que te ocurre?

• Nada solo veía lo bella que eres…

• Debes mejorar eso de las mentiras eres definitivamente muy malo… ¿dime que te pasa? Te noto distante

• Ay Ishale es que no se que va a ser de mi… te amo no quiero separarme de ti, pero soy un soldado de elite, ¿Qué va pasar cuando yo tenga que volver a mi mundo? No se si mi corazón aguante eso…

• No digas eso… yo también he pensado en eso y no te puedo obligar a dejar a tus compañeros ellos son tu familia y tu tienes un deber que cumplir…

• ¿Entonces aceptas así nada más que nos vamos a separar?

• No, cuando se firme el tratado de la nueva republica con mi planeta seguramente necesitaran un embajador… y conociendo a mi padre dudo que le confié semejante misión a otra persona que no sea yo…

• ¿entonces vendrías conmigo a Coruscant?

• Exacto

• ¡SIIIIII eres la chica más genial de todo el universo! Grito Fixer abrazando a Ishale y levantándola del suelo

• Jajaja y tu eres el hombre mas bello de… No se… ¿este lado del lago?

• Ja, ja, ja estas muy graciosa

• ¿ah si? ¿y que piensas hacer?

• Besarte ¿que más puedo hacer?


Fixer la beso por un largo rato, después de eso decidieron volver al palacio cada uno por su lado para no despertar mas sospechas, Fixer estaba mas calmado ya no tendría porque separase de Ishale, así que se ocuparía de sus cosas sin mayores preocupaciones, las cosas estaban tomando un mejor camino solo le hubiese gustado que Ireth estuviese con ellos para compartir su alegría.


El rey Alduur mando a llamar a Ishale, para discutir un asunto de suma urgencia, al llegar al la sala de audiencias la joven princesa se sentó al lado de su padre, este mostraba un rostro de suma preocupación, cosa que no le gusta para nada al Ishale.


• ¿Qué ocurre padre?

• Hija mía, en los últimos días ha habido mucha actividad de los guerrilleros, creo que tendré que cambiar mi decisión de enviarte como embajadora ante la republica….

• ¡no puede ser padre! ¡tú me dijiste que iría! ¡no puede ser!

• Cálmate hija mía, lo hago por tu seguridad, mi consejero me lo sugirió

• ¡es que yo deseo ir! ¿A quien enviarías en mi lugar que fuese digno de confianza?

• A mi fiel consejero Lord Mortangue

• Siempre le haces caso al consejero por una vez en la vida ¿podrías hacerle caso a tu propia hija?

• pero Ishale ¿por que le das tanta importancia a un simple viaje? ¿no tienes todo aquí en tu planeta?

• No es así es que yo… yo

• ¿tu que? Ishale hay algo que aun no me has dicho…

• No padre pero es que yo… no creo que sea la mejor de la decisiones yo soy le heredera del trono tu propia sangre ¿quien mas puede saber mas de los deseos del rey que su propia hija?

• Mi consejero

• ¡¿hasta cuando el consejero?! Yo soy tu hija… y soy una mujer

• Eres una niña y además tu debes obedecer a tu padre… no se hable mas del asunto

• ¿Así terminas todo? ¿sin escuchar mis razones?

• Así es… yo soy el rey

• ¡eres imposible… iré a Coruscant te guste o no!

• ¿Cómo e atreves a desobedecerme? Estarás confinada a tu habitación hasta que yo decida

• ¿ah si? Pues me tendrás que agarrar primero…


Ishale salio corriendo, de la sala, el rey se sentó en su trono pensando que era otra rabieta más, como siempre se iría al pueblo, al poco rato escucho un poderosa explosión, sabia que algo había ocurrido, llamo a un grupo de guardias y fue corriendo a donde se origino la explosión estaba muy cerca de la entada del palacio, había un vehiculo de la casa real, seriamente averiado, el rey salio de la formación guardias quitando los escombros, llamaba desesperadamente a su hija, casi se quema con alguna de la llamas de la explosión pero eso no le importo, los recons también llegaron a ver que pasaba, uno de los guardias dijo que vio a la princesa salir en ese mismo vehiculo, al revisar dentro de este vieron el broche que llevaba la princesa en el pelo, no podía haber duda… habían secuestrado a la princesa.


Fixer se sentó a un lado del camino estaba pálido y sudaba frió, el rey solo veía el broche de la princesa, en su rostro se notaba la tristeza y la preocupación, miro a Fixer esta trato de esquivarle la mirada pero era imposible para el joven rebelde ocultar su angustia, Rake y Siul sabían que tendrían que tomar parte, en ese momento el rey Alduur, hablo.


• Quien haya osado hacer esto pagara con su vida… ¡ME ESCUCHAN… PAGARAN CON SU VIDA! Todos al palacio alguien se hará responsable por esto


El rey se reunió con su consejero, este acuso a la capitana Marsala de traición y la mando a arrestar con su propia guardia, además de suspender a todos los hombres de la guardia real y tenerlos bajo observación, el rey mando a llamar a los force recons, para pedirles su ayuda, el consejero trató de impedir pero la voluntad del rey se impuso en este caso. Al legar a la sala del trono un abatido rey se acerco al capitán Malkar.


• Capitán Malkar le pido no como rey sino como padre que me ayude a encontrar a mi hija, se la han llevado los guerrilleros pro imperio, tal vez para chantajearme… sin ella no soy nada ella lo es todo para mi

• Su majestad no dude que lo haremos, solo tenemos que llamar a nuestra nave para que nos traigan nuestro equipos de combate, al encontraremos se lo prometo

• Gracias capitán…

• Nos retiramos su majestad al amanecer saldremos en busca de la princesa, con su permiso

• Antes de que se vayan necesito que el mas joven de ustedes se quede necesito hablar con el a solas, con el pequeño pecoso


Fixer estaba sorprendido recordaba lo que Ishale le había dicho sobre las tradiciones de su planeta y tal vez el rey sabia todo lo de ellos dos pero para el, buscar a Ishale era su prioridad, el consejero Mortangue no se había movido pero al mirar al rey sabia que debía retirarse, se fue no sin antes lanzarle una mirada de pocos amigos a Fixer, el rey se paro delante del joven rebelde lo miraba y así comenzó a hablar.


• Veo que esta mas agitado que el resto de sus compañeros…

• Si así es… soy muy agitado

• Pero este caso es diferente ¿no es así?

• Si lo es…

• Usted y mi hija están enamorados uno del otro ¿o me equivoco?

• Así es su majestad se que esto firma mi sentencia de muerte según sus leyes pero antes de ejecutarme solo pido que me deje salvarla, no podría morir sin saber que a ella le paso algo malo…


El rey suspiro y volteo a uno de los ventanales del salón, suspiro un poco triste, volteo y miro a Fixer quien bajo la mirada, y vio correr lagrimas en sus ojos tenia los puños apretados, se notaba que hacia un gran esfuerzo para mantener al calma.


• A diferencia de lo que la mayoría cree yo no apoyo ese tipo de ley señor Slegba, le contare algo, un secreto que he guardado por mas de 23 años… la madre de Ishale, no era de la realeza, era una hermosa chica campesina, de las regiones del sur, era hermosa tanto como lo es Ishale, yo la deseaba y la amaba mas que a nada en el mundo, pero la ley nos separaba, no podía convencer a mis padres así que decidí robar la corona real y comprarle un titulo nobiliario a Ashala, ella nunca se entero de donde saque el dinero, fue algo malvado y sucio pero estaba tan enamorado de ella que no medí mis acciones, y jure tratar de evitar que eso pasara de nuevo…

• Su majestad… yo no lo juzgaría…

• Déjeme terminar joven, después de eso en vez de cambiar la leyes preferí seguir adelanta creyendo que mi hija no se enamoraría de cualquiera… y apareció usted… por favor señor Slegba salve a Ishale no permita que por mis errores ella sufra daño

• Su majestad yo la buscaré no solo porque estoy enamorado de su hija… sino que si a ella le pasa algo yo muero, me moriría sin ella, porque la amo…


El rey apretó uno de los hombros de Fixer, y asentó este le saludo al estilo militar y el joven rebelde salio por la puerta a un paso muy decidido estaba totalmente enfocado en salvar a Ishale y si tenia que voltear el planeta… lo haría.


CAPITULO 5 Editar

Las dos cañoneras descendieron de la Valhala, trayendo los equipos de los recons, la capitana Raen pregunto porque no iban en las cañoneras a buscar a la princesa, Rake respondió que desde el aire era difícil encontrar a alguien el los densos bosques de Edenea y que además su presencia podía alertar a los secuestradores y poner en riesgo la integridad de la princesa, Amira entendió y dejo que los recons descargaran su material, el mas febril en esa tarea era Fixer quien, prácticamente bajo casi todos los contenedores, estaba agitado iba de un lado a otro, parecía estar en automático, Assad lo llamo aparte para decirle algunas cosas.


• Fixer, cálmate hermano, te va a dar algo…

• No me puedo calmar Assad ella esta en peligro, no la dejare sola ella esta…

• No sabes como esta, pero si no te enfocas jamás lo sabrás, concéntrate ella te necesita y nosotros te necesitamos


Fixer se quedo en silencio, Assad le dio una palmada en la espalda, este siguió trabajando un poco mas calmado pero aun con la ansiedad de no saber ni por donde empezar a buscar, pero para aliviarlo un poco la coronel Orelem les informo que desde la Valhala lograron seguir los movimientos de a princesa con los sistemas de rastreos pero perdieron el rastro a 120 kilómetros del palacio, en la entrada de uno de uno de los bosques al este de la ciudad capital, se despacho una nave de reconocimiento avanzado, que no era mas que una A wing con avanzados sistemas de rastreo, solo tenia un cañón láser en el lugar de los lazadores de misiles y en donde se ubican los cañones tenia sendos pods con sistemas de detección.


Después de varios vuelos sobre el bosque de Ruumpar, no pudo hallar mucho, solo que camino pudieron haber tomado los secuestradores y la princesa así que los recons debían seguir el camino a pie, un guía los llevo hasta la entrada del bosque, esperaban poder encontrar a la princesa rápido, Rook Asaad y Siul iban adelante buscando cualquier indicio que les permitiese saber por donde se habían ido, el wookiee usaba su agudo olfato y su oído, para seguir el rastro pero había llovido y cualquier pista era difícil de rastrear.


Después de varias horas de búsqueda se habían adentrado kilómetros dentro del bosque, el cual estaba coronado en su parte sur por varias montañas, con cascadas y pasos estrechos, era un espeso bosque lluvioso con varios riachuelos, que no eran difíciles de cruzar. La tarde había caído y se hacia de noche así que los recons decidieron dar un alto a la búsqueda a pesar de las protestas de Fixer, tenían que comer y reponerse, Rake y Siul conversaban sus propias ideas de lo que estaba ocurriendo.


• No lo se Rake a mi me huele muy mal eso de que hayan arrestado a la capitana e inhabilitado a la guardia real, y que la guardia consular haya tomado su lugar, fue demasiado rápido

• Si a mi tampoco me gusta para nada, pareciese que todo estaba planeado como para dejar al rey a merced del consejero, ese sujeto se trae algo entre manos, pero lo que me preocupa también es Fixer, si a la princesa le pasase algo no se como reaccionara

• A mi también me preocupa pero el es un chico fuerte y nosotros no dejaremos que le pase nada a la chica…


Siul escucho algunos ruidos, en la espesura del bosque, de repente empezaron a llover los disparos, al parecer eran pocos los que los atacaban pero tenían un disciplinado control de fuego, los recons lograron ponerse a cubierto, y colocarse sus monóculos para visión nocturna, el fuego enemigo era constante pero los recons se replegaron y empezaron a rodearlos, Siul, Rake y Assad avanzaban mientras Fixer, Rook y Barzak sostenían el fuego de cobertura, Meia y Ariell se fueron a un sitio mas alto desde donde podrían usar sus rifles de precisión, el enemigo totalizaba unos 15 elementos, de los cuales eliminaron a cuatro en pocos minutos.


Varios de los atacantes empezaron a huir, así que los recons apresuraron sus acciones, y fueron más agresivos, Siul llego a una de las trincheras donde estaban los atacantes, eran tres al iluminarlos con la lámpara de su rifle vio que eran apenas unos niños, estos intentaron apuntarle pero una rápida ráfaga se su rifles los hizo rendirse, el resto de los atacantes huyo, la refriega había sido muy rápida, escoltaron a sus prisioneros al el improvisado campamento que tenían y los amarraron a tres árboles, los prisioneros eran dos hombres jóvenes y una chica adolescente, en sus rostros se notaba el miedo que tenían, aun así debían interrogarlos, tal vez ellos sabían donde estaba la princesa Ishale, Assad y Meia se ocuparon de dicha tarea.


• Bien… entonces nos dirán ¿quien rayos son ustedes? –dijo Assad

• No les diremos nada, mátennos de una buena vez, como lo hacen siempre… -dijo uno de los hombres

• No los mataremos pero no garantizo que las gente del consejero sea tan magnánima –dijo Meia

• Si ahora culparan al consejero… es el rey quien ha decidido hacer alianza con los imperiales para esclavizar a nuestro pueblo…de seguro ustedes son mercenarios al servicio de del rey… -dijo el otro prisionero

• ¿Qué clase de estupideces estas diciendo? Nosotros no somos mercenarios –dijo Assad sorprendido

• Mentiroso como todos los imperiales-respondió el hombre

• No son imperiales Harakim… ellos son de la nueva republica –dijo la joven chica- mira el parche que tienen en sus hombro, ese es el símbolo de la alianza

• Es verdad…-dijo el hombre sorprendido- entonces ¿Por qué ayudan al malvado del rey Alduur?

• ¿malvado rey Alduur? Capitán aquí esta pasando algo raro… dijo Meia volteando a Rake


El capitán se quedo pensativo por un momento, aquí estaba pasando algo mucho mas complicado de los que ellos creían, ordeno que soltaran a los prisioneros a pesar de la oposición de Assad y de Siul, además ordenó que no los apuntaran si escapaban, al soltarlos la chica fue la única que no trato de huir, sus dos compañeros corrieron pero a los pocos metro se detuvieron asaban que estos soldados no tenían intenciones de hacerles daño, regresaron y empezaron una interesante charla con los recons.


• Es obvio que no nos harán daño de eso me puedo dar cuenta ya, y que no son soldados del rey, pues bien me presentare soy Harakim Tareth, el es Ficos Rarv y ella es mi hermana Shila Tareth, ¿Quiénes son ustedes?

• Nosotros somos la primera compañía de force recons de la nueva republica, yo soy el capitán Rake Malkar, ¿ustedes son la guerrilla que se supone esta a favor del imperio?

• ¿pro imperio? ¿están ustedes locos? Jamás seriamos pro imperio… es el rey que se quiere unir al imperio… un momento… si ustedes son de la nueva republica ¿como es que están aquí?

• Porque el rey esta interesado en unirse a la nueva republica no al imperio…

• Eso es imposible, sus hombres nos han reprimido por varios meses cuando hicimos la propuesta de unirnos a la alianza, han secuestrado y matado indiscriminadamente además…


Una fuerte explosión hizo eco en el bosque a lo lejos se veía una aldea que al parecer estaba siendo atacada, tendrían que discutir después recogieron todo y sin demora salieron al sitio donde es originaban las explosiones, que al parecer era el hogar de los tres jóvenes edeneanos que habían sido capturados por ellos.


Fixer se desesperaba mas y mas al parecer estos sujetos no sabían donde estaba la princesa, mientras caminaban ellos dijeron que su grupo nunca tocaría a Ishale ya que ella era muy buena con el pueblo, así que la esperanza de que ellos supieran donde estaba la princesa se había desvanecido, al acercarse al pequeño poblado escucharon disparos de blasters y gritos, la gente corría de una lado a otro, Rake, utilizando macrobinoculares, observó que unos soldados del rey estaban sacando a le gante de sus casas y las quemaban, para el capitán era difícil de creer que esto estuviese pasando y menos que fuese una orden del rey Alduur, tenían que detener a esos hombres ya que también vieron como ejecutaron a dos hombres que se resistieron.


El capitán ordeno que se desplegaran en dos grupos apoyados por las dos francotiradoras que estarían a distancia segura, el comandaría uno de los grupos y del otro se encargaría Siul, debían actuar en silencio y rápidamente, para no poner mas vidas civiles en riesgo, Meia y Ariell eliminarían a cualquier vigía, que los dos grupos no viesen, todos se aprestaron y solo llevaron sus armas y municiones para ir lo mas ligero posible, ascendieron por lados opuestos de la aldea, Siul fue el primero en entrar en contacto con los atacantes, uno de los que estaba por ejecutar a unos hombres que estaban amarrados, Siul le llego por detrás tapo su boca y le disparo repetidas veces por atrás, el cuerpo del soldado cayo sin vida y el sargento hizo una señal a los hombres que iba a ser asesinados para que se fueran de ahí los cual hicieron sin demora.


Assad entro a una pequeña casa donde una mujer estaba por ser atacada por unos soldados, estos al verlo entrar levantaron sus armas pero el kiffar fue mas rápido, lanzándole su cuchillo a uno clavándoselo en la frente, matando a los otros con su blaster de mano en pocos segundos, la mujer no podía ni hablar estaba en estado de shock mientras Assad sacaba el cuchillo de la frente del soldado muerto y se dirigió a las afueras de la casa.


Desde las afueras un grupo de 6 hombres entraron al pueblo, con armas pesadas, Ariell y Meia solo esperaron a que estos se pusiesen a rango de sus armas, y en menos de diez segundo habían matado a todos los hombres.


En el medio del poblado, habían reunido a todas las mujeres y los niños para que vieran como fusilaban a los hombres, Rake, Fixer y Rook, salieron de una casa y con una precisión letal, mataron a varios de los soldados, uno de ellos salio corriendo y Fixer fue a perseguirlo, logro darle alcance y lo derribo al quitarle el casco lo reconoció, era uno de los hombre del consejero, el hombre le dijo algunas cosas al ver quien era.


• ¡tu eres el amante de la princesita! Esa perra va a morir hoy y los culparan a ustedes Edenea será un mundo imperial no podrás evitarlo


Fixer quedo pasmado, y ese momento de duda fue aprovechado por el hombre para huir, pero no se dio que iba en dirección al plaza se vio rodeado por el resto de los recons, trato de huir de nuevo pero cuando arranco un disparo le dio justo en una de sus piernas, cayendo adolorido, el disparo lo había hecho Fixer, tomo al hombre por el cuello y empezó a interrogarlo el rostro de Fixer era duro y inmisericorde.


• Tienes 5 segundos para decirme ¿donde esta Ishale? 1…

• ¡No te diré nada maldito!

• …2…3…

• ¡Eres un pedazo de basura rebelde!

• 4…


Fixer apretó el gatillo y le dio justo en la rodilla de la otra pierna, el hombre grito de dolor, Rake corrió a donde estaba Fixer y de un empujón lo alejo y lo derribo, Fixer estaba lleno de ira se levantó, y regresó pero Rake lo detuvo.


• ¡¿Qué demonios crees que haces Slegba?!

• Mi nombre…es… Fixer…señor respondió Fixer con mirada de total odio- este infeliz sabe donde tiene a Ishale y si tengo que matarlo para sacarle todo… lo haré

• ¡Muerto no nos dirá nada! –respondió un sorprendido Rake –cálmate

• ¡NO ME CALMARE! ¡ese pedazo de porquería me dijo que mataran a Ishale y no culparan a nosotros! Ese es uno de los hombres del consejero… además esos malditos estaba masacrando inocentes mire señor, mire a su alrededor, ¿no es esto lo que tratamos de evitar?


Rake volteo y se dio cuenta que era cierto, varios cuerpos de inocentes llenaban la plaza, el sujeto era el mismo hombre que los había seguido a el y Siul en la plaza y al que vieron hablando con el consejero del rey, el hombre se sentó en el borde de la fuente y comenzó a reír, todos lo miraron.


• Je, je, son unos malditos imbeciles, ¿creen que les diré algo? No lo haré además vendrán mas de nosotros a termina el trabajo y creerán que fueron ustedes, no me importan la vida de nadie y menos las de estos inmundos… la princesita debes estar ahora, probando el filo de un cuchillo por su linda garganta…


Fixer se abalanzo hacia donde estaba el hombre pero fue detenido por Rook al mirarlo, el joven rebelde sabía que su amigo haría algo, el wookiee se volteo a donde estaba el hombre se le acerco este le ofreció sus manos en señal de que lo esposara, lo ignoro y siguió a donde estaba uno de los cuerpos de los soldados, lo tomo por una de las piernas y lo arrastro justo en frente del sujeto, tomo la otra pierna y puso de cabeza el cadáver, el hombre sonrió de manera socarrona, pero el wookiee con un fuerte rugido partió el cuerpo en dos bañando de sangre al sujeto, su sonrisa se apago y fue cambiado por una mirada de profundo terror al ver que en cada mano de Rook colgaba una mitad de lo que había sido uno de sus compañeros. Estaba aterrado en total pánico, el wookiee lanzo los pedazos del soldado a los lados del sujeto, y fue Assad quien se le acerco.


• Creo amigo que será mejor que hables o el próximo eres tú…


El soldado del consejero no tardo en confesar, todo lo que estaba pasando era un plan de Lord Mortangue para destronar al rey, habían atacado aldeas y matado inocentes disfrazados de hombres del rey para que la gente apoyara un golpe de estado, lo de los recons era para que antes de derrocar al rey este se negara a unirse al republica, al culparla de la muerte de su hija, también les dijo que la princesa estaba en una pequeña granja no muy lejos de ahí, así que no podían perder tiempo, Rake le indico por transmisor a Meia y Ariell que se adelantaran, y que encontraran el mejor de los caminos, al hombre lo dejaron en el medio de la plaza mientras la población que sobrevivió era evacuada.


La tarde era bastante calurosa, y estaba pronto a terminar, pero los recons no debían detenerse ni un solo segundo, los dos edeneanos que los habían intentado matar antes, ahora eran sus guías, los jóvenes lideres de la resistencia ahora sabían que el rey era aun un buen hombre y que el consejero había tejido las mas vil de las trampas, y eso lo pagaría muy caro.


Comenzó a llover muy fuerte y el bosque se hacia impenetrable pero los recons no aminoraban la marcha, era un verdadero diluvio y estaban mojados hasta los huesos, pero aun así no se detuvieron, Meia y Ariell ya habían encontrado la cabaña donde supuestamente tenia a Ishale, pronto toda la primera compañía estaba reunida, el sargento de artillería Azendom se encargaría de diseñar el plan del asalto, la cabaña no era muy grande pero haba muchísimos guardias afuera aproximadamente unos 24 soldados, así que debían ser mucho mas rápidos que en el asalto al pueblo, se dividieron en grupos mas pequeños, Assad y Barzak, Siul y Fixer, Rake y Rook y Meia con Ariell, quienes se encargarían de la cobertura, atacarían desde la parte posterior de la cabaña, y que Meia y Ariell se encargasen de distraer a los guardias que estuviesen enfrente.


La fuerte lluvia era de gran ayuda ya que los guardias no estaban muy dispuestos a mojarse, los recons se movieron con mucha rapidez, llegaron a escasos metros de la puerta trasera de la cabaña, utilizando silbidos, se ubicaron… y comenzaron el ataque.


Barzak y Assad rompieron una de las paredes laterales con una carga explosiva sabían que no dañarían la princesa porque sabían donde la tenían en el sótano de la cabaña, Rake y Rook se encargaron de los guardias que estaban en las habitaciones contiguas y Siul y Fixer se adelantaron a la entrada del sótano, la cabaña parecía ser mas grande de lo que aparentaba, algunos de los hombres del consejero lograron llegar a la puerta que daba acceso al sótano, Fixer los perseguía con desesperación logra matar a tres de ellos y Siul mato a otros dos, pero el ultimo logro llegar a donde estaba la princesa, Siul no pudo avanzar mas por dos hombres que saltaron sobre el desde el techo y tuvo que luchar con ellos, Fixer bajo las escaleras y escucho un par de disparos, su corazón latía a toda capacidad, pensó que ya era tarde pero al llegar al final de las escaleras vio a la princesa luchando con el guardia, por el blaster, se abalanzo sobre ellos pero uno de los disparos le rozo el hombro, cayendo a un lado.


Ishale peleaba con fiereza pero el guardia la empujo, ella choco contra una de las paredes, y se desplomo al suelo por efecto del golpe, el hombre alzo su arma para matar a la princesa, Fixer salto y logro darle un fuerte patada al sujeto y lo hizo caer pero no que soltara el arma, Fixer cayo adolorido por el disparo que había recibido antes, y el soldado del consejero se incorporo, apunto a Fixer y justo cuando iba a matar al joven rebelde una ráfaga atravesó al hombre y lo mato.


Siul estaba al otro lado de la habitación con su rifle en alto, había salvado a Fixer de una muerte segura, la princesa se incorporo y fue directo a abrazar a su querido Fixer, se abrazaron, ambos sollozaban se besaron, trataban de expresarlos todo en un solo momento.


• Ay Fix… tenia muchísimo miedo… pensé que ibas a morir… - dijo una sollozante Ishale

• Yo pensé lo mismo… creí que te perdería… gracias a las estrellas estas aquí… te amo… -dijo Fixer tratando de contener su emoción


En ese instante el resto de los recons entro, habían logrado neutralizar a todos los soldados, pero aun faltaba algo más, debían detener la ejecución de la capitana Marsala, y estaban lejos de la prisión donde la tenían detenida, sacaron a la princesa de la cabaña, Ariell verifico su estado, salvo algunos golpes estaba bien, fueron a la aldea donde hace solo horas había peleado con los guardias del consejero, durante el trayecto el capitán Malkar le explico a la princesa lo que descubrieron, con horror la princesa vio los estragos que el plan del consejero Mortangue había producido no solo en su padre y su guardiana sino en los habitantes de esa pequeña aldea, los pobladores estaban felices de ver a la princesa, ella se ofreció a ayudar a curar a los heridos, ella les dijo a los recons donde estaba la prisión y que probablemente sacarían a Kelldar a el lado sur y la ejecutarían allí ya que era el sitio donde las sentencias de muerte se cumplían.


Fixer se despidió de Ishale prometiendo que no tardarían mucho, y que al volver irían al palacio desenmascarar al consejero y así reestablecer el orden en el reino, ella le dio un profundo beso frente a todos, no le importaba ya ni las reglas ni las tradiciones, solo le importaba él, solo esperaba que todo esto terminara con bien.


CAPITULO 6 Editar

La lluvia había cesado pero la noche tomo los cielos de Edenea, los recon avanzaban a marcha rápida a través de los senderos del bosque, estaban muy cansados, tenían prácticamente todo el día peleando, sus cuerpos estaban muy castigados pero su voluntad y un poco de ayuda del entrenamiento les permitían seguir.


Llegaron a la fortaleza donde tenían a la capitana Marsala, les extrañaba la poca cantidad de guardias, se fuero acercando poco a poco, al poco rato escucharon lo gritos de la capitana quien no pedía clemencia si no que lanzaba improperios e insultos contra los que la iban a ejecutar.


• ¡son unos malditos cobardes! ¡suéltenme y peleen como guerreros!

• ¡Ni lo sueñes, ya es hora de que aprendas la lección mujerzuela! –dijo uno de los guardias


Los dos hombres empujaran a la capitana, esta cayo de bruces ya que tenia las manos atadas a su espalda, los dos hombres desenfundaron sus blasters, y la apuntaron rápidamente pero ella no corrió, se levanto del barro, se paró erguida frete a ellos, con su mirada desafiante, no les tenia miedo, ellos reían mientras la apuntaban, el barro se deslizaba por el rostro de Kelldar, pero sus ojos no se cerraron, su corazón latía a todo tren, casi podía escuchar las armas de los hombres activarse.


Una fuerte ráfaga de blasters salio detrás de la capitana matando a sus ejecutores, lanzándolos casi hasta la pared de la fortaleza, Kelldar se había quedado inmóvil, al voltear solo miro una porción del bosque, y de ella emergían los recons con sus blasters en alto, Ariell se acerco a la capitanía, para ver como estaba, pero esta la alejo con un movimiento de su brazo, se acerco a Rake, se paro frente de el con una mirada fría, el capitán solo esperaba que ella dijese algo y así lo hizo.


• Ni crea que le dar las gracias, además ustedes son responsables de todo esto… ¿Dónde esta la princesa?

• No esperaba sus gracias… la princesa Ishale esta bien a salvo en el pueblo que esta cerca de aquí…-respondió Rake

• ¿a salvo? ¿a salvo dice? ¡no esta a mi custodia! entonces ¡NO ESTA A SALVO!

• Cálmese capitana… la llevaremos a donde ella esta


Kelldar aparto a Rake con un fuerte empujón, que lo derribo, la capitana lo miro con desden, y comenzó a avanzar, pero cuando miro al frente sintió un fuerte golpe en el rostro, que la lanzo unos metros mas atrás cayendo de espaldas, a levantarse sangraba por la boca había recibido un fuerte impacto de Rook, el wookiee rápidamente se le acerco, ella trato de pararse pero recibió otro fuerte golpe en el estomago que le saco todo el aire, al caer el sargento Azendom se le acerco.


• Le advertí capitana que si tocaba a unos de mis hombres se arrepentiría

• Son… unos … cobardes –respondió Kelldar tratando de recuperar el aire

• Tal vez lo seamos pero tenemos un día entero de combates contra toda la guardia de consejero tratando de salvar un pueblo a la princesa y a usted, no hemos comido ni bebido nada, pero aun tenemos ganas de pelear por ustedes… no queremos gracias, pero si necesitamos su ayuda para salvar al rey, si es que aun le interesa alguien que no sea su ego


La capitana se quedo en silencio, Rake se le acerco y le tendió la mano, ella acepto, y se incorporo, este le contó todo lo que había pasado, ella no podía creer que semejante complot se hubiese tejido sin ella darse cuenta pero no era hora de lamentarse por lo que paso, sino había que apresurarse para desenmascarar al vil consejero, sin hacer mas ruido pusieron marcha al pueblo donde estaba la princesa.


Al llegar Ishale corrió a abrazar a Kelldar, pensó que ella moriría y que perdería a su única amiga y guardiana, casi lloran las dos por primera vez Kelldar mostraba algún tipo de sentimiento, después de abrazarla la princesa corrió a donde estaba Fixer, a quien también abrazo y beso, Kelldar sabia que no podía evitarlo, no podía detener el corazón de Ishale, el resto de los recons se sentaron en la plaza y tomaron un poco de agua de la limpia fuente, se quitaron algunos de sus equipo y comenzaron a revisar sus heridas, la mayoría eran leves pero Assad había recibido una quemada por el roce de un blaster en su costado izquierdo, Meia tenia una cortada en su mejilla derecha y Fixer tenia algunos moretones además de la herida causada por el disparo que recibió cuando salvaron a la princesa, Ishale los estaba curando, cuando Kelldar se les acerco con su natural cara de pocos amigos.


• Princesa Ishale… el no es digno de ser tocado y usted lo ha besado y cura sus heridas, eso es una violación a nuestras leyes, usted no debe acercarse…

• ¡ya basta Kelldar! Ya basta de leyes de reglas y de órdenes, ¿tú dices que ellos son indignos? ¿no ves que han peleado y arriesgado sus vidas por nosotros?-dijo Ishale levantándose

• Pero su majestad…

• ¡Nada! Si es por el, lo amo así de simple el me ha dado algo mas allá de la misma corona o de mis títulos, me ha dado una razón para que mi corazón lata mas fuerte, eres una mujer de honor, eres una guerrera, pero ellos también lo son y mas allá de eso se quieren uno al otro y se protegen así como tu me proteges a mi…

• Princesa… –dijo Kelldar bajando la mirada

• Ellos han perdido todo, amigos, familia y aun así viajan a otro sitios a salvar a personas que no conocen y darles libertad, ¿no es suficiente eso para ti? ¿no es eso digno de un verdadero guerrero?


Kelldar se quedo en silencio, al levantar la mirad vio a la gente del pueblo, que le traían comida al los recon y ayudaba a Ariell a atenderlos, eso era algo que nunca había visto, ellos se ganaron el respeto de la gente no por su casta de guerreros sino por sus acciones como tales, se sentía avergonzada pero no debía demostrarlo, dio la vuelta y se alejo de la princesa se sentó en un rincón, tomo un sorbo de agua y solo observo a su alrededor.


Rake se le acerco y se sentó a su lado, sabia que ella estaba muy herida en su orgullo pero era la única persona que los podía ayuda a entrar al aplació y salvar al rey a Arieg y al resto de los diplomáticos de la nueva republica.


• Por lo menos déjenme mi dignidad, creo que ya el que su majestad me haya rechazado es bastante para mi- dijo Kelldar

• Capitana no vengo a humillarle sino a pedir su ayuda –dijo el capitán Malkar

• ¿mi ayuda?

• Si solo usted conoce la manera de entrar al palacio, además sin su guardia…

• ¿Cómo que sin mi guardia?

• El consejero desarticulo a la guardia real… están confinados a sus barracas en el palacio

• ¡eso es un insulto! Matare al consejero con mis propias manos...

• Entonces… ¿nos ayudara?

• No lo haré

• ¿Cómo dice?

• No los ayudare, ayudare a la princesa a salvar a su padre, no a ustedes

• OK para nosotros esta bien... pero si tenemos que involucrarnos porque nos necesitan, usted sola no podrá

• ¡si podré! Soy una guerrera edeneana no hay enemigo imposible para mi

• No lo dudo, pero…

• No me importa morir si debo salvar al rey

• Bueno capitana Marsala creo que será mas útil a su rey como una guerrera edeneana viva que como una gloriosa guerrera edeneana muerta


La capitana se quedo en silencio, en ese momento uno de los radio que llevaban los hombres del consejero, sonó, Kelldar se levanto y lo tomo


• Malditos bastardos han manchado mi nombre y el de mis hombres han atentado contra la gente que jure defender… ¡los voy a matar a todos!


La capitana lanzo el comunicador al suelo y de un solo pisotón lo destruyo, todos se quedaron en silencio ante la acción de Kelldar, ella solo los miro pero fue Fixer el que dijo la primera palabra


• Muchas gracias ahí acaba de tirar al caño nuestro factor sorpresa…

• No me interesa nada su factor sorpresa

• Pero a mi me interesa que mis amigos salgan con vida…

• Eso no es de mi incumbencia…

• Pues es la mía y si a mis amigos les pasa algo por tu idiotez… yo mismo te matare…eso puedes tenerlo por seguro


La mirada de Fixer era fría y distante además de muy determinada, Siul y Rake se pusieron en medio de los dos y ordenaron empezar la marcha ya sabían que los esperarían, así que no seria nada fácil lanzar un ataque pero eso lo resolverían al llegar. La princesa partió con ellos con las gracias de los habitantes del el pequeño pueblo que sufrió el castigo del odio del consejero.


Kelldar iba adelante del grupo, los guiaba por un camino que desconocían y que los llevaría directamente al palacio, el terreno era algo escarpado, por lo que Fixer se ofreció a llevar a la Ishale en su espalda, pero la princesa lo rechazo a pesar de que le salían ampollas en los pies por la dura caminata, poco a poco el sol de Edenea despuntaba por el horizonte, el trinar de las aves no era el mejor anuncio de lo que pasaría dentro de unas horas.


Los recons llegaron a la cercanías de la ciudad, la cual estaba custodiada por cientos de guardias del consejero, prácticamente eran un pequeño ejercito privado, no había civiles en las calles, por lo que existía menos riesgos de que un inocente saliese herido durante un combate, a lo lejos el palacio real se erguía imponente y ese era el destino de todos ellos pero tenían primero que hallar la manera de alcanzarlo evitando a los hombres de Mortangue.


Todos los recon se apostaron con la princesa y Kelldar en una pequeña cabaña, la cual estaba aparentemente vacía, se sentaron en la mesa, para ver que iban a hacer, justo cuando la charla iba a empezar escucharon algunos ruidos, todos tomaron sus armas tratando de buscar el origen del ruido, Rook con su olfato empezó a rastrear algo, camino algunos pasos, y señalo una pequeña puerta que estaba al fondo de la sala donde ellos se encontraban, todos apuntaron sus armas a ese punto, y el wookiee de un solo jalón arranco la puerta.


De la pequeña habitación salieron dos niños extremadamente asustados con las manos en alto, una niña de cabellera dorada y ojos ámbar con una marca en su mejilla derecha, y un niño con una larga cabellera negra corana con una tranza, de ojos marrones, como de 5 y 9 años respectivamente, casi se podía oler el terror que sentían, inmediatamente Siul ordeno bajar las armas, Ariell se acerco dejando su rifle en la mesa lo niños no querían acercársele, pero la sonrisa de ella los convenció, los abrazo y los sentó sobre la mesa para revisar que estuviesen bien de salud, los recons los rodearon, sonreían para que los pequeños se sintiesen mas tranquilos, inclusive Fixer les hizo algunas morisquetas y ellos al fin sonrieron, era hora de hacer algunas preguntas.


• ¿Donde están sus padres pequeños? –pregunta Ariell

• Se los llevaron, no sabemos porque pero la guardia negra se los llevo –respondió el niño

• Son los hombres del consejero –dijo Kelldar Marsala desde el fondo de la habitación

• Si se los llevaron y no dejan salir a nadie –dijo la niña- estaban por todas partes pero casi todos se fueron al palacio real

• Creo que ya saben que venimos –dijo Meia


Los recons sabían que entrara al palacio no seria nada fácil, los niños entraron a una de las habitaciones sacaron una caja larga, la pusieron sobre la mesa, Rake la abrió y eran un par de hermosas espadas, y se las ofrecieron a la capitana para que ella salvara a sus papas, la dura capitana se sintió sorprendida por semejante acto y cambio su expresión de dureza por un rostro que expresa gratitud, a todos le sorprendió el cambio de actitud pero no había tiempo para análisis debían llegar al palacio cuanto antes y enfrentar lo que fuese que los estuviese esperando, trataron de convencer a la princesa de que se quedara pero esta no acepto y siguió con los recons.


Los dos niños sorprendentemente ofrecieron una manera de llegar al palacio, ellos llevaban, paja para alimentar a las mascotas de Lord Mortangue, así que podrían ir ocultos en la carreta, era la única forma de entrar, poco antes de salir Rake sintió un gran disturbio en la fuerza algo como no ha sentido nunca como sin una poderoso usuario de la fuerza estuviese creando un gran daño, se concentro y vio a través del espacio que Coruscant estaba siendo atacada, sentía que la consejera Organa Solo estaba peligro, así que debían apresurarse y terminar con el asunto en Edenea.


Fixer le imploro a Ishale que se quedara en esa casa pero, ella no aceptaría jamás ser apartada de una lucha que involucrara a su pueblo, Rake no se negó, pero le indico que estuviese siempre detrás de la capitana Marsala o de Rook, se metieron dentro de la carreta que estaba llena de paja todos estaban asustados, los dos niños condujeron la carreta a través de las estrechas calles, la carreta se agitaba el tiempo parecía avanzar muy lento, al final la carreta se detuvo. Todos pusieron su concentración en lo que escucharon, los dos niños hablaron, para se tan pequeños demostraron gran soltura pero una voz los perturbó mas que nada, la voz electrónica de un soldado imperial.


Los recons estaban muy tensos, pero al final y gracias a los chicos lograron pasar a los guardias, los niños los llevaron a la parte de atrás de los establos reales los recons se bajaron y le dijeron a los niños que se fueran de ahí y que avisaran a lo pobladores que quedaran que se pusiesen a resguardo, ya que seria un duro combate y mas aun si había tropas imperiales, los niños se despidieron y desaparecieron. La princesa guió al grupo a través de los establos por algunos caminos desconocidos incluso para la misma capitana Marsala, iban directo a lo que podía ser una trampa mortal.


CAPITULO 7 Editar

Los amplios pasillos del palacio real de Edenea, se veían algo solitarios, debían pasar por un enorme patio, un jardín y tres salones para llegar a la cámara real, cuando estaban a punto de llegar al el gran patio, un pequeño pelotón de soldados imperiales los emboscó y abrieron fuego en contra de los recons.


• ¿Será posible que algún día estos fastidiosos no estén detrás de algo malo en la galaxia? En serio tienen en monopolio de maldad… dejen para los demás –dijo Fixer enojado

• Tenemos que acabar con estos plásticos y hacerlo rápido, Assad y Meia a la izquierda, Fixer y Barzak a la derecha el resto a cubrirlos con todo – dijo Rake


La maniobra se ejecuto de manera impecable, la precisión de los recons era muy superior y redujeron a los imperiales en pocos minutos, el camino al patio estaba despejado, Barzak coloco una pequeña carga en los grandes portones que daban al patio, y los voló, rápidamente ingresaron solo para encontrarse con la peor de las sorpresas, 400 guardias del consejero, armados con lanzas y espadas, cubrían toda la explanada del patio, seria poco menos que imposible atravesar semejante barrera de enemigos, la capitana Marsala se adelanto, y saco las espadas que le habían dado los niños del pueblo.


• ¿Ustedes bastardos se creen con derecho de impedir el paso de la capitana de la guardia real?


Al fondo del patio un hombre ataviado con una armadura negra se coloco en medio de los guardias.


• Yo soy Akaren Trakig, y soy el jefe de la guardia del consejero, la única guardia que existe ahora y ustedes traidores van a morir, es mejor que entreguen sus armas y se rindan


Kelldar volteo y mira a la princesa, y le indico con la mirada una pequeña rendija que había, cerca de ellos era un pasadizo que los llevaría al otro lado del patio cerca de la salida, se volteo de nuevo al hombre de la armadura negra.


• ¿morir? Eso no lo creo peleare con ustedes así me maten defenderé a la princesa y a mi rey… y si quieres mis armas vengan por ellas


Los hombres rieron, pero, sus sonrisas se empezaron a pagar cuando el imponente wookiee, se paro al lado de la capitana saco su espada Ryyk, todos los recons lo miraron extrañado.


• Hey Rook, hermano ¿que planeas? –pregunto Fixer

• RRRRRRGHHHHARARAWWWW

• ¿Y tu peludo que vas a hacer? –pregunto Kelldar

• El peludo dice que no dejara que te maten porque hay asuntos pendiente entre tu y el, -dijo Fixer

• Tu no eres un….

• GRRRRRRRRAHHHHHHHHHH -rugió el wookiee

• Creo capitana que debe aceptar lo que el dice- dijo Assad

• Esta bien pero te agradezco que no estorbes

• AWWGRR

• Lo mismo dice el- dijo Fixer


El wookiee alzo su espada Ryyk, y soltó un potente rugido a los hombres del consejero llenado sus corazones de miedo, el líder de los guardias levanto su mano, y al bajarla lo hombres se abalanzaron contra Kelldar y Rook, los soldados se lanzaron a la carrera, blandiendo sus espadas, estaban a escasos metros de su objetivo, Kelldar con una señal indico a los demás que se fueran por el ducto, lo cual hicieron sin demora, Fixer lanzo una mirada a su amigo y el wookiee le pico en ojo en señal de que no se preocupara, aunque eso era algo difícil, la capitana miro a Rook y vio en sus ojos la flama de los guerreros, ambo se pusieron posición de defensa.


• Se lo que sea que nos depare el destino peludo del infierno… será un placer pelear contigo –dijo la capitana con una casi sonrisa


El wookiee la miro y sonrió y casi al mismo tiempo ambos se lanzaron contra la masa de soldados, chocando con esta, y demostrando porque eran de temer, los poco entrenados hombres del consejero no manejaban las espadas lo suficientemente rápido, menos podían resistir los impacto de la espada ryyk de Rook, podía partir en dos a tres hombres de un solo golpe, las extremidades volaban por los aires así como la sangre, entre los gritos de Kelldar los rugidos del wookiee y los gritos de los soldados la batalla era lo mas parecido a una carnicería, cada oleada de hombres se encontraba con las hojas de Kelldar y de Rook, solo la resistencia de una de las partes definiría el combate.


A través del ducto se podían escuchar los gritos y el fragor del combate pero los recons debían seguir avanzando, no podían seguir perdiendo tiempo, Fixer trataba de comunicarse con Arieg pero no recibía ninguna respuesta, todos temían lo peor, al final de estrecho túnel lograron llegar al la puerta de salida al otro lado del patio, todos miraron hacia atrás y vieron a Kelldar y a Rook peleando como dementes, pero no podían distraerse, así que prosiguieron su camino.


Ante ellos se abrió un salón lleno de estatuas, según la princesa Ishale ese era el “salón de los antepasados” allí estaban las estatuas de cada uno de los reyes y reinas de Edenea de los últimos 300 años, los recons se dividieron en dos grupos para cubrir el amplio salón, Rake, Fixer, Meia e Ishale y Siul, Ariell, Barzak con Assad. Ambos grupos trataban de avanzar lo mas rápido que podían pero faltando escasos metros para llegar a la puerta un fuerte barrera de disparos, todos se detuvieron y se ocultaron detrás de algunas de la enormes estatuas, Rake usando la fuerza amplió su visión, eran imperiales los que les disparaban desde la parte de arriba del complejo, y pero aun tenían un blaster E-Web con ellos, así que seria suicida asomarse todos para intentar salir.


• Rake toma a tu grupo y prepárense para correr –dijo Siul por radio

• ¿Qué intentas hacer? –respondió Rake

• Nosotros los distraeremos tenemos mas potencia de fuego, no podrán concentrarse y ustedes tendrán una oportunidad, esa es la única manera que tenemos de que la princesa llegue a donde su padre

• Pero eso es…

• ¡Maldición háganlo! Después me podrás mandar a una consejo de guerra si te da la gana

• No lo haré, cuídense mucho y que la fuerza los acompañe


Todos se alistaron, Ishale agarro con fuerza la mano de Fixer, no se dijeron nada solo se miraron, se hablaron sin palabras, ella asintió, estaban listos.


• ¡AHORA! –grito Siul


Siul, Barzak, Ariell y Assad salieron de sus escondites, disparando a la máxima velocidad posible, Ariell como de costumbre hacia gala de su puntería, Assad uso una nueva pieza de su blaster, un lanzador de cargas eléctricas, estas deshabilitaban cualquier aparato electrónico, por lo que al darle al blaster pesado este dejo de disparar, pero había mas de 50 stormtroopers disparándoles, el grupo de Rake corrió lo mas rápido que podía, y llegaron a la puerta de salida casi con los disparos enemigos en los talones, Rake abrió las puertas empujándolas con su hombro.


Un estrecho pasillo los llevo a otro salón esta ves era mucho mas pequeño era redondo, con enormes vitrales que se alzaban hasta el techo, según la princesa esta era la antecámara real así que estaban, muy cerca del rey, en ese momento, las puertas se cerraron con seguro, eso no era una buena señal, una vos les llamo desde la parte de arriba del pequeño salón, era le consejero Mortangue.


• Bravo… -dijo aplaudiendo lentamente- veo que sois persistentes, oh y veo que nuestra amada princesa ha sobrevivido, eso es algo que podemos resolver

• ¡Maldito Mortangue! ¿Dónde esta mi padre? –dijo la princesa con toda la rabia que tenia

• El rey esta bien, su majestad, por lo menos por ahora, pero pronto eso cambiara, ya que usted, los molestos rebeldes y el rey… morirán

• ¡eres una basura! ¡te odio!-le espeto la princesa

• Jajaja si lo soy pero seré el nuevo Moff de Edenea, ah por cierto como mi primer acto de gobierno les permitiré conocer a mi mascotas… adiós princesa Ishale


El consejero se retiro y dos puertas se abrieron, de ella salieron unos animales grandes, con brazos poderosos y piernas mas pequeñas, de pelaje naranja caminaban cos su brazos y pies, no tenían ojos pero si una enorme boca de la cual salían enormes colmillos, y babeaban constantemente, la princesa se ocultó detrás de Fixer mientras la bestias se les acercaban, ella apretaba mas el brazo derecho del joven soldado.


• Fixer… ¿recuerdas cuando te dije que eras pero que un girila?

• Si

• Pues esos son unos girilas

• Ah, gracias ya veo que tienes una excelente concepto sobre mi apariencia, es mas somos dos gotas de agua…


Eran 5 girilas en total, rodearon a los recons, y cuando se aprestaba a saltar sobre ellos Rake los aventó contra las paredes utilizando la fuerza, los animales chocaron fuerte contra la pared quedando aturdidos, era el momento de correr.


• Fixer, Meia y tu vayan con la princesa por los pasillos yo seguiré al Mortangue por el techo –dijo Rake

• Entendido señor


De un salto Rake llego al piso superior del salón mientras Meia, Fixer e Ishale corrían por una de las puertas por donde los girilas habían ingresado, las bestias se recuperaban rápido y comenzó así una frenética huida.


Rake persiguió al consejero hasta el salón del trono, había cierta oscuridad, noto que el rey no estaba allí, no tomaría riesgos así que saco su sable de luz y lo encendió.


• Vaya, vaya, vaya, así que después de todo si quedan jedis, pensé que todos se habían extinguido durante las gran purga de Vader, esto es una desagradable sorpresa –dijo Lord Mortague emergiendo de las sombras de una esquina

• Pues como vera aun hay jedis su excelencia, le pido que se entregue –respondió Rake

• ¿entregarme? Jajaja no me hagas reír muchachito, ¿Quién me va a detener? ¿tu?

• Si me veo en la necesidad de combatir, no dudare

• Pues bien, entonces será como gustes


El consejero saco un sable de debajo de su capa, era un arma de muy buen acabado, Rake lo rodeo, ambos se estudiaban, el consejero sonreía confiado así que Rake decidió atacar, pero cuando su sable toco el de Mortangue, la hoja se apago. Rake retrocedió sorprendido, intentaba encender su sable de nuevo pero no funcionaba, su contrincante aprovecho la oportunidad para atacarlo, el joven capitán solo pudo atravesar el mango de sable para detener el ataque, y la hoja del sable arranco un pedazo del arma jedi dejándola inservible.


Rake retrocedió y empuño su rifle, no iba a ponerse a analizar el porque la falla de su sable, así que acciono el gatillo de su arma, los disparos impactaron en el consejero pero al parecer no le hacían daño, este sujeto no era usuario de la fuerza, pero los ataques eran inútiles. Pronto sabría el porque.


• ¿sorprendido capitán? Por supuesto que debe estarlo, no soy un jedi, pero si tengo acceso a cierta tecnología, mi arma esta hecha de cortosis, un metal que tiene la particularidad de deshabilitar las hojas de los sables de luz, además tengo un escudo deflector personal, así que sus ataques de blasters son inútiles- dijo Lord Mortangue


En ese instante, Fixer y Meia lograron entrar al salón con la princesa, además seguidos de dos de los girilas que aun los perseguían, Rake se volteo y les disparo a los dos animales justo en la cabeza terminando la persecución.


• Tal vez sean inútiles contra usted, pero no contra sus mascotas –dijo Rake

• Eres un desgraciado, pero no importa pronto morirán


Siul, Ariell, Barzak y Assad también entraron al salón, y sin pensarlo mucho rodearon a Lord Mortangue, solo Fixer permanecía lejos, con la princesa, parecía que la batalla había culminado para el consejero.


• Bien encapuchadito, ya nos encargamos de tus amigos imperiales, somos seis contra uno, creo que lo mejor que puedes hacer es rendirte –dijo Assad

• Jaja no me hagas reír, pintado… ¿tu crees que soy un idiota? Siempre estoy preparado para todo solo mira a tu alrededor


De unas compuertas secretas en las paredes comenzaron a salid decenas de viejos súper androides de batalla, viejas maquinas de combate que databan de las guerras clónicas, todas apuntaron a los recons, parecía que esta vez no habría escapatoria para ellos, los viejos androides aun estaban operativos un solo movimiento en falso y su vidas terminarían allí


• Súper androides de batalla de la federación de comercio, un viejo legado de las guerras clones, antes de que estas terminaran una nave de carga aterrizo en Edenea, y la mayos parte de su carga permaneció intacta así que los reprogramaron para ser una pequeña fuerza de defensa de nuestro hogar, aunque yo los reprograme mas tarde para que fuesen leales solo a mi… -dijo el consejero


Todos se miraban unos a otros, al final decidieron bajar sus armas este ronda la había ganado lord Mortangue, solo esperaban que la fuerza los ayudase a salir de este enorme problema.


CAPITULO 8 Editar

Había mucha tensión en el ambiente, los recons estaban rodeados al parecer no tenían ninguna posibilidad, rodeados de súper androides de batalla, con poco parque, y Rake sin su sable, este era el panorama que los recons tenían ante si.


• Pues bien rebeldes, creo que su suerte termino aquí, pero antes de que los androides los hagan desaparecer, creo que traeré a un invitado a esta fiesta jejeje –dijo Lord Mortangue


Una de las puertas se abrió y dos androides traían arrastrado a el rey Alduur quien estaba visiblemente golpeado, lo lanzaron a donde estaba la princesa quien consternada lo agarro en sus brazos.


• Oh padre ¿Qué te han hecho? –dijo Ishale sollozando

• Ay hija mía… que tonto he sido y no darme cuenta de que debía confiar en ti, pero por lo menos se que estas viva y aun hay esperanza, tu eres quien llevara este reino al futuro… dijo el rey con vos débil

• Jajaja ¿futuro? ¿Cuál futuro? El único futuro que hay es el mió, y el de Edenea como mundo imperial, lastima que no aproveche la oportunidad de matar al toda la familia real cuando me encargue de la reina… -dijo Lord Mortangue

• ¿que has dicho?-dijo el rey exaltado

• Si su majestad, la reina Ashala no murió de causas naturales… yo la envenene, fue difícil era una mujer fuerte...

• ¿tú mataste a mi Ashala? ¡TU! ¡MALDITO SEAS!


El rey se abalanzo sobre el consejero, sin pensar en su seguridad la rabia no lo dejaba pensar, al llegar a donde el consejero trato de agarrarlo pero Mortangue saco su espada y apuñalo a rey, este quedo frente a el, y de un solo empujón lo lanzo a delante de el, la princesa horrorizada se acero a el y lo abrazo, Fixer se mantuvo al lado de ellos.


• ¡padre! ¡padre! Gritaba Ishale mientras abraza al rey

• Hija…mía… yo he pagado el precio por mis errores… eres una mujer… hermosa e inteligente… guía a nuestro pueblo por el camino correcto, siempre te he amado y te amare…

• Padre por favor no me dejes…

• Fixer…

• Aquí estoy su majestad- dijo Fixer acercándose al rey y a la princesa

• Eres un buen hombre… noble y valiente, no dejes que nadie… nadie te diga lo contrario…

• Si señor, pero guarde energías

• Mi tiempo termino… pero necesito algo de ti… protege a mi amada Ishale, se que le amas…

• Si su majestad se lo juro, por mi vida y por mi honor así lo haré

• Gracias… adiós hija mía… te amo… ahora… estaré con mi Asha…


El rey Alduur no pudo terminar la frase, murió en los brazos de la princesa, esa lloraba desconsolada, mientras Fixer apretaba uno de sus hombros, todos se sentían tristes pero era más prioritario salir del problema que tenían.


• Pues bien amigos míos el rey Alduur ha muerto, así que pueden saludar a la reina Ishale, quien solo gobernara por los próximos 30 segundos y después comenzara el gobierno de Moff Mortangue… jajajaja –dijo Lord Mortangue sentándose en el trono


Los súper androides de batalla apuntaron a nuestros amigos ellos se pusieron en posición de ataque, pero sabían que muy poco podían hacer, tratarían de por lo menos buscar una solución en 15 segundos.


A lo lejos empezaron a escuchar unos pasos que se aproximaban rápidamente, Lord Mortangue se levanto, su rostro mostraba confusión al no saber quien era o quienes eran, de repente se hizo el silencio, y solo faltando 5 segundos para que los recons y la princesa fuese ejecutados, las puertas principales se abrieron de golpe, la guardia real de Edenea entraba en escena, acompañados de Arieg.


En ese instante el salón del trono se convirtió en una gran pelea, los hombres del rey peleaban con locura, pero se estaban viendo diezmados por los disparos de los androides, los recons mostraban su precisión pero eran muchas androides, Fixer logro poner a la princesa a salvo en un rincón, mientras disparaba frenéticamente. Lord Mortangue, detuvo a los androides, y con una sonrisa macabra hizo un ademán señalando a la puerta.


• Valientes, pero inútiles, no se como se liberaron pero no les servirá de mucho, prepárense para ser exterminados por mi guardia personal


El consejero esperaba la entrada triunfal de sus hombres, pero nada pasaba. De repente un estruendo abrió la puerta, de las sombras de corredor salio volando un objeto grande el cual se dirigía directo al consejero, este retrocedió unos pasos, el objeto cayo y cando lo miro era el cuerpo destrozado del capitán de su guardia.


De las sombras emergieron la capitana Marsala y Rookcaterric, ambos cubiertos de sangre, y con algunas heridas, el wookiee se percato de la situación, y sin demora se lanzo contra uno de los androides tomándolo por los pies y usándolo como garrote, el resto de los robots le apuntó pero la capitana Marsala y los recons eran certeros en sus ataques, además de los hombres de la guardia real, al cabo de unos minutos solo quedaban 20 súper androides alrededor del consejero.


• ¡Deténganse o haré explotar estos androides y todos morirán! –dijo el consejero visiblemente asustado

• No los harás explotar –dijo Barzak

• Eres una insolente ¡ya veras!


Barzak lanzo una especie de mina a los pies de los androides, los androides miraron y cuado le iban a disparar esta soltó una potente descarga eléctrica, que desactivo a los robots de batalla.


Ahora el consejero no tenia mas ases bajo la manga, su suerte se había terminado, los recons lo rodearon al consejero, pero este lanzo una cortina de humo, cegándolos a todos pero al disiparse, vieron con horror que había tomado a la princesa como rehén, la tenia apuntada con un cuchillo en su garganta.


• Como verán siempre hago las cosas a mi modo, creo que he perdido pero por lo menos me quedo la satisfacción de haber acabado con el linaje del rey Alduur, despídete de tus amigos Ishale….


Rake sabia que debía actuar rápido, dio una rápida mirada a Siul y Ariell y estos a Kelldar, Fixer y Rook, con un solo movimiento el capitán lanzo su daga directo al escudo deflector personal del consejero, al mismo tiempo Ariell, le disparaba en la mano, destruyéndosela, y quietándole el cuchillo, Siul le lanzo su cuchillo para hacerlo retroceder, clavándoselo en el hombro. Fixer se abalanzo sobre Ishale tomándola en sus brazos, y cayendo al suelo y Rook con la capitana saltaron desde atrás y clavaron sus espadas en el abdomen del consejero.


• Esto es por mi rey, por mis amigos… y por los recons-dijo Kelldar ante la mirada del consejero


De un solo jalón el wookiee y la capitana partieron en dos al malvado consejero terminando así con la amenaza sobre Edenea.


La batalla por Edenea había dejado un triste saldo, el Rey Alduur había muerto y con el varios inocentes, pero su sacrificio no seria en vano, la amenaza imperial se había disipado, eso le daba esperanzas a los edeneanos de un mejor futuro dentro de la republica. Pero antes debían realizar los actos fúnebres del rey Alduur.


En una de las torres del castillo, estaba el mausoleo de la familia real, el cuerpo del rey reposaba sobre, una pequeña tumba en una de las paredes del salón, Ishale lo miro, con sus ojos llenos de lagrimas y lo beso en la frente, de repente se escucharon cánticos a las afueras del castillo, al asomarse en una de las ventanas Ishale vio a miles de los pobladores, todos con velas en sus manos entonado tonadas fúnebres y algunos con lagrimas en sus ojos, todos pedían por que el alma de rey Alduur protegiera a Edenea en el futuro y le diera larga vida a su hija, Ishale estaba conmovida viendo tal demostración de amor, Fixer se acerco y la abrazo, ella lloro desconsolada mientras ponían la lapida que sellaba la tumba de querido padre.


Al final llego el momento de despedirse, la guardia real de Edenea hizo un sencillo acto donde le darían algo a los recons, los guardias, rodearon a los recons, tenían sus armaduras de gala con sus escudos, la capitana Marsala estaba delante de ellos.


• Soldados de la nueva republica, ustedes demostraron ser auténticos guerreros, valerosos, honorables y sobre todo unidos, ese es el espíritu de los sagrados guerreros edeneanos que solo conocíamos en las leyendas. Ustedes se han ganado el máximo honor que un guerrero puede alcanzar… ¡muchachos!

• ¡HUAH! ¡HUAH! ¡HUAH! –gritaron los guardias alzando sus escudos


Los recons estaban sorprendidos pero lo que siguió los sorprendió aun mas todos se arrodillaron ante ellos, dejando sus picas y sus escudos en el suelo, incluso la capitana Marsala se arrodillo con la mirada baja.


• Ustedes son guerreros sagrados y que nadie les diga lo contrario-dijo Kelldar


Todos se pararon y alzaron sus picas sobre los recons, ahora eran parte de la cultura de Edenea, Fixer sorprendido como de costumbre tenía algo que decir


• Grandioso, después de querernos matar no convierten en dioses, esto esta mejor que una medalla jejeje


Rook se acerco a Kelldar, el imponente wookiee se paro en frente de la capitana esta lo miro con su misma mirada desafiante de siempre, pero esta vez le hablaría n un tono mas calmado


• Tu…wookiee, eres uno de los guerreros mas formidables que he visto, fue un honor pelear contigo y si algún día necesitas alguien con quien pelear, yo te acompañare con gusto, me sentiré honrada

• GRGRGRGRG RGRGRE AGHAHAARRGEGER

• Creo que aun no entiendo tu idioma

• El peludo dice que se sintió muy a gusto contigo que para nada estorbas, y que para el fue al máximo honor ser tu pareja en combate… -dijo Fixer

• Gracias

• Además creo que la esta cortejando capitana … no se preocupe el es un buen partido eso si tiene que peinarlo cada cierto tiempo y come como un bantha pero de resto no hay problema jijiji

• ¿Qué dijiste?

• GGRRRHHH

• Creo que es momento de atender mis propios asuntos me voy


Fixer se fue corriendo, en realidad si tenia asuntos que atender, se fue a la gruta detrás de la cascada donde la ahora reina Ishale lo esperaba, ambos se abrasaron y se besaron pero a la vez se sentían tristes, sabían que sus vidas tomarían rumbos distintos, pero antes se entregarían una vez mas a sus deseos y a su gran amor.


Era casi el amanecer, Fixer e Ishale estaban a las orillas del estanque, el la abrazaba por detrás mientras le daba algunos pequeños besos en el cuello, ambos estaban felices pero sabían que debían tocar el único tema que les dolía.


• Ay mi amor… no quiero que te vayas… me has dado felicidad incluso en mis momento mas oscuros, no se que haría sin ti…

• Ishale eres la mujer mas hermosa que he conocido porque eres pura de corazón, y tu alma es cristalina como este pozo, desde que te vi mis ojos se llenaron de luz y desde que te bese mi boca se lleno de dulzura… sentirte aquí en mi piel en mi corazón ha sido lo mejor que me ha pasado en al vida…

• Entonces ¿te quedaras?

• No puedo… por mas que lo desee no puedo, mi deber esta con la nueva republica para evitar que hombres como Mortangue fastidien y maten gente inocente como tu padre, ese es mi deber…

• Eres un verdadero guerrero y un bello hombre, me duele el saber que no te veré nunca mas…

• Un momento… ¿Quién ha dicho que no me veras?

• Pero tu estarás muy lejos de mi… no podré besarte, ni tocarte, ni sentirte…

• No todos los días pero… puedo venir de ves en cuando aquí dejo un pedazo de mi corazón y no me gusta dejar cosas regadas por ahí, además aquí hay amigos, y quiero que tengas esto


Fixer le entrego un holoproyector, el cual reflejaba la imagen de Fixer y un mensaje, ella lo vio por algunos segundos y lo apretó en sus manos.


• Cuando te sientas muy sola, úsalo por lo menos algo de mi estará contigo

• Amor… yo no tengo nada… para… me siento muy mal… -dijo Ishale entre sollozos

• No tienes que darme nada, me diste amor, me diste pasión me diste una razón para pelear, no importa a donde vaya o que me depare el futuro se que mi ultimo pensamiento será solo para ti, porque aun cuando seas la reina de Edenea, para mi siempre serás la bella y hermosa Ishale mi angel guardián

• No se… que decir… yo… yo

• No me digas nada solo bésame


Los dos se fundieron en un hermoso beso se quedaron así por un buen rato pero llego la hora de partir para los recons, se había firmado el tratado de adhesión de Edenea a la nueva republica, al final todo había resultado para bien a pesar de los que habían muerto, su sacrificio no seria olvidado jamás.


El día de la partida de la misión diplomática de la republica fue celebrado por todo lo alto ya que debían despedir a unos buenos amigos, en el espacio puerto de la capital miles de personas, saludaron al los recons, a Arieg y a los dignatarios, todos estaban algo tristes por la despedida pero estaba seguros que volverían a verse. La comitiva real estaba encabezada por la reina Ishale y la ahora consejera Kelldar Marsala, quien lucia un hermoso vestido azul celeste, Assad, Rake, Fixer y Rook se quedaron boquiabiertos Siul no dijo nada, una rápida mirada a Ariell lo puso un poco nervioso, aunque ella solo rió. Siul se acerco a Kelldar y a la reina.


• Pues bien su majestad, creo que es hora de despedirnos al igual que de usted capitana –dijo Siul

• No sea tan formal sargento, es usted un gran hombre y solo le pido una cosa que nos viste de nuevo cuando usted y Ariell estén casados cosa que por lo que veo no esta muy lejos- dijo la reina

• Ups… eso espero su majestad –dijo Siul sonrojado

• Sargento usted es una gran guerrero, yo siento que debo… -dijo Kelldar

• Capitana, entre guerreros no nos disculpamos, así que aceptare solo un apretón de manos


Kelldar le dio el apretón de manos más fuerte que ha dado y que ha recibido en su vida sabia que era la mejor manera de disculparse ante un guerrero como Siul Azendom. Luego se le acerco Rook y sin que ella lo pudiese evitar la abrazo por la cintura y la levanto agitándola, ella se vio totalmente sorprendida pero feliz al final la bajó y siguió Fixer.


• Bueno capitana, creo que aquí nos despedimos…

• Así es, creo que jamás dejaras de ser una niño molesto, pero tienes un gran corazón, y algún día creo que llegaras a ser un hombre de honor

• Gracias… ah por cierto le queda muy bien ese vestido, no había notado que tiene usted un trasero fenomenal, úselo mas a menudo de repente consigue un buen muchacho así como yo… jejeje

• Eres un insolente… pero… ah que diablos así eres tu


Ambos se despidieron dándose las manos al final, las cañoneras llegaron, los dignatarios subieron con Arieg en la raider 1 y los recons irían en la raider 2, el ultimo en abordar era Fixer, volteo y miro a Ishale, esta había guardado el protocolo, así que no se despedirían con una beso como el hubiese querido, cuando puso un pie en la cañonera escucho su nombre.


• ¡Fixer! ¡Fix espera un momento!


Era la reina Ishale, que venia corriendo, él regreso esperando solo una despedida formal, pero antes de que se diese cuenta ella fue directo a su boca, todos los presentes se quedaron muy sorprendidos, ella lo abrazo y lloro, el también se sentía emocionado, ella tomo sus manos y le dio un dije con forma de estrella, que tenia una inscripción en la parte de atrás:


“nunca dejes de soñar, nunca dejes de amar y por sobre todo… nunca me olvides”


Al abrir el dije había una foto de Ishale, Fixer sonrió trataba de no llorara pero las lagrimas se salían de sus ojos, beso de nuevo a Ishale, no había necesidad de mas palabras, las emociones lo decían todo, el se volteo y abordo la cañonera, mientras la puerta se cerraba se despedía de ella agitando su mano ella hacia lo mismo llorando y riendo al mismo tiempo, ambos veían como uno se alejaba de otro, mientras las naves subían y salían de Edenea.


Fixer no pronuncio ni una sola palabra durante todo el viaje al Valhala, ni cuando esta salto al hiperespacio, la mayoría de los recons se fueron directo a sus habitaciones, estaban agotados, había sido algo mas que una simple misión diplomática, incluso Arieg dejo para el día siguiente la preparación de los informes, daría un día libre, se lo habían ganado.


En el bar de la nave, solo estaba el bartender y Fixer, el joven soldado tenia la misma bebida desde hacia dos horas, solo suspiraba, extrañaba a Ishale mas de lo que el mismo se imaginaba, no estaba seguro si había tomado la decisión correcta, pero estaba con sus amigos, eso lo calmaba un poco, pero sentía su corazón pequeñito de solo pensar en los besos de ella, en su sonrisa, en toda ella. Sin darse cuenta, Siul se sentó a su lado, el reacciono un poco incomodo trato de cuadrase pero Siul lo tomo del hombro y lo sentó de nuevo en la silla.


• Sargento Azendom disculpe se que yo…

• No estoy aquí como sargento de artillería, estoy como Siul, así que siéntate bebamos algo…

• Sargento…

• Dime ¿que bebes?

• No se, pedí algo fuerte, me lo sirvieron… pero no lo he probado en dos horas… no he podido

• Déjame probar -Siul bebió lo que tenia Fixer- ¿esto es Fuerte? Esto es lo que bebe Ariell, por las lunas de Naboo… déjame buscar algo fuerte de verdad… ¡hey Mico! ¿aun tienes una de esas botellas de delicioso néctar de Naboo? –dijo Siul señalando al cantinero

• Claro que si hermano, ya te la traigo –respondió este


El cantinero fue al fondo de la barra y saco una botella verde sin ninguna etiqueta y sirvió dos vasos, era un licor de olor suave, de color ámbar.


• Deja la botella Mico, yo te la pagare –dijo Siul

• De eso estoy seguro hermano, además tu las trajiste –dijo el cantinero

• Bueno mocoso brindemos

• Si señor

• Salud


Siul se tomo todo el vaso de una sola vez, Fixer lo observo e hizo lo mismo, al beber el liquido sintió como si se hubiese tomado un barril de combustible de TIE, su cara se puso roja y sus ojos casi se pusieron en blanco, empezó a toser la bebida era verdaderamente fuerte.


• ¡maldición sargento! ¿que rayos es esto? –pregunto Fixer recuperándose

• Je, es simplemente licor de astea, una bebida ilegal en al mayor parte de la galaxia, por ser muy fuerte para la mayoría de las especies, pero para los de Naboo es el licor casero por excelencia

• Diablos esta cosa podría prender el Valhala si se queda sin combustible, con razón se esta quedando sin cabello por beber esto… ¡cielos!

• Bueno querías beber algo fuerte ¿no es así?

• Si, pero algo que no me matara

• Esta bien, pero no estabas aquí solo por ver el vaso… ¿o me equivoco?

• No…es por ella sargento…

• Por la reina Ishale

• Si por Ishale… creo que no podré vivir sin ella… me sentí vacío cuando la deje allí, cuando me despedí, es como si me arrancaran algo…

• Estas enamorado de ella…

• Si así es… y lo que mas me duele es no saber si la veré de nuevo , creo que mi vida no tiene sentido, no me enamorare jamás

• Ja, ja, ja, ¿muy seguro estas de eso?

• No se burle sargento por lo menos usted tiene a la chica que ama a su lado, yo no podré tenerla jamás, no volveré a sentir el amor

• Mira Fixer, tal vez este muy enamorado de ella y si fue tu primer amor jamás la olvidaras pero siempre encontraras el amor, a cada mujer que conozcas la amaras de manera diferente, a ella la tendrás en tu corazón siempre, pero siempre habrá espacio para la mujer que conozcas después, y quien sabe tal vez tu destino y el de ella estén ligados

• Pero y ¿lo que siento ahorita? ¿Que hago con mis sentimientos mis sensaciones? Todos esto que me esta reventando por dentro por no verla, no poder abrazarla y no poder…bueno…


El sargento hizo un gesto de sorpresa sabia que los dos habían llegado bastante lejos, más de lo que el mismo se imaginaba.


• No me des detalles –dijo Siul

• Es eso sargento, ¿que hago con todo eso?

• Lo atesoras, cuando te sientas desesperado solo piensa en que en algún rincón de la galaxia hay alguien que te ama, y que te hizo sentir todo eso

• Vaya sargento, no lo había visto así… pero aun así me siento triste

• Eso no es malo, desahógate cuando quieras, yo estoy dispuesto a escuchar

• Gracias sargento, gracias por ser mi amigo

• De nada… pero me tengo que ir es hora de dormir mañana será un día difícil

• ¿difícil? Pero si tenemos el día libre

• Nosotros si, tu no, ¿o es que acaso no sabes que no puedes beber sino hasta que estés de permiso?

• ¡Demonios sargento!

• Jajá, jajá te atrape mocoso, tranquilo descansa aprovecha el día de mañana para ordenar tus ideas esta guerra aun no termina

• Ja, ja, ja, esta bien sargento y gracias

• De nada


Fixer se quedo solo en le bar con la botella de licor, bebió un poco mas a la salud de su amada Ishale, y a la salud de sus compañeros que día a día se convertían mas y mas en su familia y no se arrepentía de haber decidido quedarse con ellos, la bella Ishale jamás saldría de su corazón, pero aun había una misión que cumplir para que ella y cada uno de los eres de galaxia tuviese un futuro… y una razón para poder amar.



FIN