FANDOM


EPISODIO II

AMENAZAS CRECIENTES

Tres años despues del gran crecimiento de las fuerzas del Ejercito Droide de la Federación de Comercio, las tropas droides defienden fielmente los intereses comerciales de los gremios y corporaciones, enfrentandose de vez en cuando con los ejercitos de ciertos planetas. La Federación de Comercio está comenzando a tener más poder en la Galaxia.

Mientras la Orden Jedi intentan mantener a raya a los temibles robots, poco saben de que siniestras fuerzas se ciernen sobre la Galaxia e intentaran destruirlos. Una amenaza planeada por dos individuos sumergidos en ell LADO OSCURO DE LA FUERZA, esforzandose en acabar con sus enemigos y llenar el Universo de caos y oscuridad.

En Iktotch, un grupo de piratas Mandalorianos asaltó un antiguo y sagrado monasterio en busca de reliquias y objetos de gran valor. Los monjes Iktotchi que residen en este lugar, piden ayuda a los Caballeros Jedis para que salven su santuario y mantengan el orden en su pacífico mundo...

En el remoto planeta de Iktotch, el Maestro Sifo-Dyas y su Padawan Nouk Kii, se dirigen hacía el viejo monasterio montados sobre unos Kybucks, para encontrarse con los monjes Iktotchi.

Padre Serris: Bienvenidos a nuestro remoto santuario, Caballeros Jedis, los estabamos esperando. Yo soy el Padre Serris, líder de este templo y de sus monjes.

Sifo-Dyas: Gracias por recibirnos, Padre...

Un extraño ruido se escucha entre la maleza.

Nouk Kii: ¿Qué es ese ruido, Maestro?

Varios Mandalorianos aparecen y comienzan a disparar, los dos Kybucks son matados por los disparos laser y los dos Jedis caen al suelo polvoriento. Los monjes corren a esconderse, Sifo y Nouk encienden sus espadas laser y bloquean los tiros de los saqueadores de Mandalore.

Algunos disparos regresan y golpean a quien los efectó, los Jedis acaban a varios Mandalorianos y siguen defendiendose. Sifo utiliza la Fuerza para empujar a un Mandaloriano que estaba detras de el, cuando este cae al piso los monjes lo capturan con unas redes. Nouk mata a varios criminales más y esquiva los ultimos disparos.

Los Mandalorianos que quedan son pocos y deciden huir en sus motos para no enfrentarse a los Jedis. Sifo y Nouk apagan sus espadas y se acercan a los monjes y al Mandaloriano capturado.

Padre Serris: ¡Gracias por salvarnos! ¡Se los agradecemos mucho!

Sifo-Dyas: No nos agradezca, Padre Serris. Tenemos que irnos de aquí, los piratas quizas regresen para volver a atacarnos.

Padre Serris: Estos canallas ya saquearon más de veinte monasterios en esta región, todo en tan solo una semana-

Nouk Kii: Nosotros nos ocuparemos de ellos si regresan, ustedes solo refugiensen.

Padre Serris: Es mejor que ustedes vengan con nosotros, ya esta oscureciendo y las noches de Iktotch despiertan a muchas criaturas peligrosas. Tendran que entrar al monasterio.

Loprus, el Lamproidiano siervo de Serris sale del templo.

Loprus: Padre ya esta por comenzar nuestro culto. Los Caballeros Jedis estan invitados a nuestra reunión, partiremos juntos el pan sagrado.

Padre Serris: Ya vamos, Loprus, ordena que todos se junten en el gran salón.

Todos ingresan al gran templo sagrado de los Iktotch, en su interior hay varias estatuas y figuras religiosas de divinidades del planeta. La sagrada reunión esta por comenzar.

Mientras en Coruscant, la capital y corazón de la República Galáctica se larga una fuerte lluvia. En las oficinas privadas de Hego Damask, dos siniestras figuras lanzan rayos oscuros de la Fuerza sobre el anitugo Holocrón Sith. Estas figuras son Damask y Palpatine, Darth Plagueis y su aprendiz, Darth Sidious.

Darth Plagueis: ¡Siente el poder del Lado Oscuro de la Fuerza fluir en tí, mi aprendiz!

Darth Sidious: ¡El Holocrón y sus secretos ahora son solo nuestros!

Darth Plagueis: ¡Aumenta tus rayos para obtener más energía!

Los rayos se hacen más potentes y succionan todo el poder del Holocrón.

Darth Sidious y Darth Plagueis (al mismo tiempo): ¡Pooodeeer ilimitadoooo!

Una fuerte tormenta cae sobre los principales sectores del Distrito Comercial y el Distrito Senatorial. Mientras en la oficina del Canciller Supremo, el Canciller Moop Dristarg y el Maestro Yoda se reunen con los dirigentes y representantes de la Federación de Comercio.

Moop Dristarg: Entiendo de que ya han comenzado a desplegar sus tropas droides sobre el sistema de Iktotch, pero aun así, el gobierno del planeta no lo ha autorizado, Virrey.

Nute Gunray: No es necesario autorizar esto, Canciller, las tropas de la Federación protegeran al planeta de los recientes ataques de piratas y criminales que hubo en esas zonas.

Yoda: Enviado a dos Jedis el Consejo ha, para que ellos de los piratas encargarse puedan.

En la sala tambien estan presentes el Vice Canciller Finis Valorum, el Secretario General Max Gloval, el Vicepresidente de la Federación Rune Haako, el Representante Principal de la Federación Rute Gunnay, el Senador de la Federación Lott Dod y varios asistentes Neimoidianos. Gunray, Haako, Gunnay y Dod ahora son los nuevos líderes de la Federación de Comercio debido a que los dirigentes anteriores fueron asesinados en un misterioso atentado durante una cumbre de comercio en Eriadu.

Finis Valorum: Maestro Yoda, dos Jedis no podran contra tantos mercenarios libres por ahí, yo opino que los Droides de Batalla podran controlar la situación.

Rune Haako: Nuestras tropas aseguraran todo el planeta y sus alrededores, de eso estamos seguros Maestro Yoda.

Gunnay y Dod asienten con la cabeza, Yoda los mira algo dudoso.

Max Gloval: Sin embargo, son un estado soberano y miembros de la República, los Iktotchi tienen derecho a elegir que hacer.

Lott Dod: Recordemos que no tienen un gobierno bien organizado y centralizado, son solamente gobernadores de pequeños pueblos y líderes religiosos, los criminales podrian someter rapidamente el mundo de Iktotch.

Rute Gunnay: Pienso lo mismo que el Senador Dod.

Yoda: Muy de acuerdo yo no estoy, pero aceptar su propuesta ahora yo debo

Nute Gunray: No se sienta ignorado o menospreciado, Maestro, solo hacemos nuestro deber.

Gunray, Haako, Gunnay y Dod se rien por dentro, Yoda los mira molesto.

De vuelta en Iktotch. Los Jedis y los monjes estan dentro del gran monasterio, en sus catacumbas y cuevas subterraneas. Luego del culto y de haber partido el pan sagrado, los monjes preparan una deliciosa cena para sus invitados y salvadores.

Sifo-Dyas: ¿Hay algo importante o valioso en este monasterio como para que los Mandalorianos lo ataquen?

Padre Serris: Tenemos muchos objetos valiosos y sagrados aquí, en especial el Cofre Sagrado.

Nouk Kii: ¿El Cofre Sagrado?

Loprus: Si, un antiguo tesoro de este planeta hecho de oro, en el se resguardan las Sagradas Tablas de la Palabra Divina, escritas por Santos Profetas del pasado.

Padre Serris: Al parecer han atacado tantos templos porque estaban en busca de nuestra reliquia. A esos delincuentes solo les interesa el dinero y la avaricia.

Un par de horas despues de haber cenado, todos los monjes fueron a dormir, a excepción de los que se quedaban haciendo guardia nocturna. Sifo y Nouk estan caminando por uno de los pasillos del enorme templo.

Nouk Kii: Si que fue un día agitado, Maestro.

Sifo-Dyas: No creía que al rato de llegar comenzariamos a realizar "negociaciones agresivas" con nuestras espadas-

Nouk Kii: Jejeje, tiene razón, Maestro.

Sifo mira a su padawan.

Nouk Kii: ¿Qué pasa, Maestro?

Sifo-Dyas: Durante nuestro combate contra los Mandalorianos... Sentí mucho miedo y preocupación en tí, Nouk.

Nouk Kii: ¿En serio?

Sifo-Dyas: Si, ya te explique sobre como el miedo conduce al Lado Oscuro de la Fuerza.

Nouk Kii: Si, el Maestro Yoda te lo contó a usted ¿No?

Sifo-Dyas: Si, mi joven Padawan, tenía casi tu misma edad cuando escuche las enseñanzas de Yoda.

Los dos Jedis siguen caminando por el largo pasillo hasta desaparecer en las sombras.

Mientras en Coruscant, en el apartamento de Palpatine en el famoso hotel República 500. Damask y Palpatine estan tomando unas tazas de té mientras discuten sobre su gran descubrimiento.

Hego Damask: Al Holocrón ya no le queda casi nada de poder, todo lo que tenía ahora esta dentro nuestro.

Palpatine: Somos tan poderosos que podemos fulminar a todos los Jedis en un abrir y cerrar de ojos, y cambiar el destino de la Galaxia.

Hego Damask: Si, tan poderosos que podemos burlar a la muerte...

Palpatine mira asombrado a su maestro.

Palpatine: ¿Burlar a la muerte?

Hego Damask: Si... Manipular a los Midiclorianos y modificar el ADN de millones de especies. Controlar las vidas de todos, incluso darla e incluso quitarla.

Palpatine: Eso suena interesante...

Hego Damask: Viajare a Tatooine dentro de unos días para supervisar una excavación ¿Vendrá conmigo?

Palpatine: Lo siento, pero debo regresar a mi hogar en Naboo para postularme como proximo Senador del planeta.

Hego Damask: Esta bien, ahora que tenemos poder, aprovechare mi viaje para crear vida.

Palpatine: Cuenteme todo cuando halla regresado, Maestro, cada detalle de como crear vida.

De vuelta en Iktotch. Sifo y Nouk estan durmiendo en sus camas, hasta que siente una perturbación en la Fuerza y se despiertan rapidamente.

Sifo-Dyas: Algo esta ocurriendo en el templo, algo oscuro y siniestro...

Nouk Kii: Y peligroso...

Los Jedis salen de su habitación y utilizan la Fuerza para detectar de donde proviene esta perturbación. Luego de bajar escaleras y cruzar pasillos, llegan a una gran sala de tortura y ejecuciones, allí ven a Serris y a otros monjes a punto de asesinar al Mandaloriano prisionero. Los dos Jedis intentan detenerlos.

Sifo-Dyas: ¡Alto! ¡No lo maten!

Nouk Kii: ¡No pueden hacer eso! ¡Tiene derecho a ser juzgado!

Los monjes miran enfadados a los Jedis al descubrir que estan despiertos.

Padre Serris: No tuvieron que haberse entrometido en nuestros asuntos, Jedis. Este hereje va a ser sacrificado para nuestros dioses y espíritus.

Sifo y Nouk observan como el Mandaloriano es decapitado y su cabeza es arrojada a una enorme fogata.

Padre Serris: ¡El hereje ha sido lanzado a las llamas del abismo!

Los monjes festejan y se ponen felices de la muerte del pirata.

Padre Serris: Quizas ustedes tambien tengan que ser sacrificados y arrojados al fuego eterno, por espiar y profanar este ritual ¡Atrapenlos!

Los monjes rodean a Sifo y Nouk, los dos encienden sus espadas laser para intentar defenderse. Detras de ellos, Loprus corta una soga dejando caer una gran red hecha de lianas pesadas sobre los Jedis. Todo se volvió oscuro, cuando abrieron los ojos descubrieron que habían sido encadenados a unos postes de madera, al rededor de ellos había mucho fuego.

Sifo-Dyas: ¡Liberanos ahora mismo, Serris, no tenemos nada en contra de ustedes!

Padre Serris: ¡Ustedes invadieron nuestra sagrada privacidad! ¡Los dioses estan enfurecidos y exigen sacrificio!

Nouk Kii: ¡Usted si que esta bien loco, Serris!

Se escucha una gran explosión y las paredes caen, muchos Droides de Batalla, Droidekas y Tanques de la Federación de Comercio irrumpen en el salón.

Droide Comandante: ¡Alto ahí!

Padre Serris: ¿Qué esta sucediendo? ¿Qué significa esta nueva interrupción?

Droide Comandante: Liberen a los Jedis ahora mismo.

Padre Serris: ¡Nunca! ¡Ellos son herejes!

Droide Comandante: Atención todas las unidades ¡Fuego!

Los Droides de Batalla, Droidekas y Tanques disparan a todos los monjes presentes, Serris y Loprus intentan escapar pero mueren rapidamente por los tiros laser. Los droides apagan el fuego, liberan a los Jedis y los sacan del templo, afuera hay cientas de naves de transporte y Droides Buitre sobrevolando el area. Los monjes que sobrevivieron escaparon rapidamente al oscuro bosque mientras son perseguidos por varios droides montados en Plataformas Aereas Individuales, los Tanques y Droides Buitres destruyen el monasterio y lo dejan en completas ruinas.

Luego de lo sucedido en Iktotch, Sifo y Nouk fueron llevados a un crucero de la Federación que orbitaba el planeta.

Sifo-Dyas: Gracias por rescatarnos, Comandante.

Droide Comandate: No nos agradezca, Maestro.

Nouk Kii: Una pregunta ¿Cómo sabían que nosotros estabamos aquí?

Droide Comandante: Nosotros...

De repente, una fuerte explosión se escucha afuera de la nave.

Sifo-Dyas: ¿Qué fue eso?

Droide Comandante: ¡Cabo! ¿Qué está sucediendo?

Droide Cabo: ¡Señor estamos siendo atacados!

Tres naves Mandalorianas estaban disparando y bombardeando la superfecie del núcleo del gran crucero, y estaban destruyendo todas las antenas y radares. La enorme embarcación comenzó a tambalearse.

Droide Comandante: ¡Intente comunicarse con el capitán y el teniente!

Droide Cabo: Roger Roger.

El Droide Cabo presionó un botón y apareció un holograma de dos Neimoidianos, el Capitán Principal de la Federación de Comercio, Sleena, y su teniente principal, Daultay Dofine. Los Mandalorianos seguían y seguían atacando.

Droide Comandante: ¡Capitán, nos están atacando!

Capitán Sleena: ¡Revise los motores de inmediato, Comandante!

Droide Comandante: ¡Si señor!

Sifo-Dyas: Yo los acompaño.

Sifo, el Comandante y el Cabo se fueron a la sala de los motores, Nouk se queda hablando con Sleena y Daultay.

Capitán Sleena: Son tres naves Mandalorianas, han cortado todas nuestras comunicaciones externas y paralizaron los motores.

Daultay Dofine: Capitán, las naves acaban de aterrizar en una de nuestras pistas, ya hemos sellado las puertas para que no logren ingresar aquí.

Nouk Kii: Eso no será suficiente como para retenerlos ¿Donde estan los Droides Buitres?

Capitán Sleena: Todos están en el planeta, patrullando los bosques y montañas.

Nouk Kii: ¿Y los Droidekas?

Daultay Dofine: También están ahí, solamente hay Droides de Seguridad en toda la nave.

Nouk Kii: Envien un escuadron de varios Droides de Seguridad a la entrada de la pista de aterrizaje, los esperare allí para intentar retener a esos piratas.

Varios minutos despues, Nouk se encontró con los droides en la entrada, preparados para atacar a los criminales Mandalorianos.

Nouk Kii: ¡Preparense para el ataque!

Droide Teniente: Roger Roger.

Los Mandalorianos empiezan a derribar para tomar el control de toda la nave, Nouk y los droides se preparan para defenderse. El joven Jedi enciende su espada.

La puerta cae y entre el humo aparecen varios Mandalorianos protegidos con escudos, los Droides de Seguridad disparan contra ellos intentando derrotarlos. Nouk utiliza su espada para acabar a dos de los piratas, varios droides derriban a otro de ellos.

Más Mandalorianos aparecen, pero esta vez vienen armados. Los piratas disparan contra Nouk y su escuadrón, destruyendo a varios de los droides. El Jedi vuelve a utilizar su arma para derribar a varios de los Mandalorianos.

Todos los Droides de Seguridad fueron acabados, Nouk no tenía más remedio que escapar de la escena.? Los Mandalorianos avanzaron por los pasillos, acabando con todos los droides que encontraban.

Los piratas ingresan al puente de mando y atrapan a Sleena y Daultay, ellos son líderados por el Comandante Mandaloriano Krull.

Capitán Sleena: ¡Por favor! ¡No me hagan daño!

Krull: ¿Donde está el Jedi que enviaron?

Capitán Sleena: ¡No tengo idea! ¡Pero podemos rastrearlo con nuestros monitores de seguridad!

Krull: Bien... Ahora yo estoy al mando de este crucero ¿Entendido?

Sleena, Daultay y los Droides Ayudantes se vieron obligados a traicionar a Nouk y seguir las ordenes del Comandante de los Mandalorianos.

Droide Ayudante: Señor, encontramos al Jedi.

Krull: Buen trabajo, chatarra ¡Xain ven aquí!

El segundo al mando de Krull, el joven Sargento Xain, da un paso adelante.

Xain: Si, mi Lord.

Krull: ¡Ve y aniquila a esa escoria Jedi de inmediato!

Xain: Será un placer, mi Lord.

Nouk se había refugiado en una pequeña bodega de carga repleta de cajas, los piratas Mandalorianos estaban en todas partes. El Jedi tenía que encontrar rapidamente a su Maestro para pedirle ayuda, en ese momento aparecen Xain y dos Mandalorianos.

Xain: ¡Es el Jedi! ¡Acabenlo!

Nouk Kii: ¡Oh no!

Nouk enciende su espada y bloquea los disparos de los piratas. Uno de los Mandalorianos es derribado por su propio tiro. Nouk da varios giros y le corta la mano al otro Mandaloriano y luego el pecho.

Xain: ¡Preparate para morir!

Xain utiliza su Jet-Pack para volar sobre el Padawan y lo ataca con su Lanzallamas. Nouk da un gran salto y con su espada destruye el Jet-Pack, haciendo que el Mandaloriano caiga al suelo.

Xain se levanta e intenta agarrar su pistola, pero en un abrir y cerrar de ojos termina decapitado por la hoja de la espada verde del joven Nouk Kii. La cabeza del Mandaloriano, aun dentro del casco blanco y verde, rebota contra las paredes y cae por unas escaleras. Nouk apaga su espada y continua su camino por los pasillos del crucero.

Mientras en Coruscant, el Senado entra en seción.

Moop Dristarg: El Senador Sok de Makem Te, presentará una denuncia contra la Federación de Comercio y su interverción en el planeta de Iktotch.

El Senador Sok toma la palabra.

Senador Sok: ¡He recibido la lamentable noticia de que las fuerzas droides de la Federación de Comercio han asesinado sin ninguna razón a un grupo de monjes de Iktotch! ¡Es momento de que el Senado Galáctico controle más las acciones de la Federación y del Virrey Nute Gunray!

Todos los senadores comienzan a discutir y abrumarse por lo sucedido en Iktotch. El Senador Lott Dod de la Federación de Comercio toma la palabra.

Lott Dod: ¡Los hechos no se conocen concretamente! ¡Nuestros Droides de Batalla solamente fueron allí para ayudar a dos Caballeros Jedis!

Senador Sok: ¿Y qué hay del antiguo y sagrado monasterio que fue destruido por sus maquinas?

Lott Dod: ¡Ningun monasterio fue destruido! ¡Lo que usted dice no es cierto!

El Canciller, el Vice Canciller y el Secretario General intentan mantener el orden.

Moop Dristarg: ¡Orden! ¡Orden!

Finis Valorum: ¡Mantegamos el orden!

Max Gloval: ¡Podemos discutir esto sin gritar!

Amanece en el lejano y desertico mundo de Tatooine. Una siniestra y oscura figura encapuchada camina por las calles de Mos Espa, todavía es muy temprano y no hay casi nadie afuera. La misteriosa figura observa a una joven mujer siendo atacada por dos Jawas que intentan robarle su bolsa de compras, logra espantarlos agitando sus manos en el aire y luego se acerca a la mujer.

Mujer: Oh, muchas gracias amable señor.

Hego Damask: Fue un placer ayudarla, señora...

Mientras en el crucero de la Federación. Nouk se escabulle por varios conductos de ventilación y llega hasta el puente de mando, donde escucha una conversación entre Krull y sus Mandalorianos

Krull: ¿Ya encontraron el Arca Sagrada?

Jango Fett: Si, mi Lord, aquí la tenemos.

Krull: Bien, estos droides son tan torpes que no saben ni guardar una antigua reliquia ¿Encontraron al Jedi?

Jango Fett: Lamentablemente no, mi Lord. Logró escapar, el es muy astuto.

Krull: Si lo encuentran matenlo de inmediatamente, no quiero que me fallen como Xain... Ahora tú eres mí segundo al mando, Jango.

Jango Fett: Gracias, mi Lord.

Krull: Lleven el Arca a la pista de aterrizaje donde están nuestras naves y guardenla en la mía.

Jango y la mayoria de los piratas se retiran con el Arca Sagrada, Krull se queda con cuatro Mandalorianos. Nouk aprovecha este momento para saltar del conducto, encender su espada laser e intentar derrotar a Krull y luego recuperar el Arca.

Nouk Kii: ¡Queda arrestado, mi Lord!

Krull y sus hombres se dan vuelta y ven al joven Nouk.

Krull: Aaahh... el joven Jedi que se nos estuvo escapando todo este tiempo... ¡Acabenlo!

Krull sale del puente de mando y deja a Nouk con los Mandalorianos. Los cuatro piratas disparan varias veces al Jedi, pero este utiliza su espada para bloquear los tiros, uno de ellos cae por tres de los disparos que rebotaron. Nouk corta el pecho y la cabeza de otros dos y finalmente atraviesa el estomago del ultimo Mandaloriano.

Nouk corre hacía el pasillo para perseguir a Krull.

Nouk Kii: ¡Rindete de una vez, asqueroso pirata!

Krull: Al parecer eres un hueso duro de roer, muchacho... ¡Tendré que encargarme de tí yo mismo!

Nouk Kii: ¡Adelante!

Krull saca dos espadas laser rojas de su cinturón y las utiliza para enfrentar a Nouk, el Mandaloriano también sabía manejar la espada laser.

Krull ataca primero, pero Nouk se protege con su espada y lo empuja hacía atras. Krull se levanta y ataca repetidas veces al Padawan, hasta que finalmente lo desarma, la espada laser de Nouk sale volando y cae lejos de el. Krull le da una patada en el pecho a Nouk y lo tira al suelo, despues apunta sus espadas hacía el Jedi.

Krull: Jejeje... ¡No eres tan formidable despues de todo, pequeño insecto!

Nouk no sabe que hacer, el miedo lo consumió rapidamente. Krull levanta sus espadas en el aire y se prepara para asesinar al joven Padawan.

Krull: ¡Adios, Jedi!

De repente, la hoja de una espada laser azul atraviesa el pecho de Krull, este suelta sus espadas y luego cae al piso totalmente inherte y sin signos de vida. Nouk fue salvado por su Maestro, Sifo-Dyas. Sifo estaba acompañado por el Droide Comandate, el Droide Cabo, el Capitán Sleena, Lushros Dofine y un númeroso escuadrón de Droides de Batalla, Droides de Seguridad y Droidekas.

Capitán Sleena: ¡Vayan por los Mandalorianos y detenganlos!

Droide Comandante: ¡Roger Roger!

Todos los droides corren a la pista de aterrizaje para atrapar a los piratas. Una gran batalla se libra entre droides y piratas, los Mandalorianos están siendo acabados.

Jango Fett: ¡Olvidensen del Arca! ¡Larguemonos de aquí!

Los pocos Mandalorianos siguen las ordenes de Jango, se suben a sus naves y despegan rapidamente, dejando la valiosa Arca Sagrada en la pista de aterrizaje.

Droide Comandante: ¡Dejen que se vayan! ¡Lleven el Arca Sagrada a un lugar seguro!

Varios Droides de Seguridad toman el Arca y se van del lugar. Mientras en el pasillo donde se encontraba Nouk.

Nouk Kii: ¡Maestro! ¡Gracias por salvarme!

Sifo-Dyas: No me lo agradezcas, mi joven Padawan.

Nouk Kii: ¿Qué estuvo haciendo todo este tiempo en la sala de motores?

Sifo-Dyas: Cuando revisabamos los motores y propulsores, varios Mandalorianos ingresaron e intentaron asesinarnos. Logramos acabarlos y escapar a una pista de aterrizaje, allí habían aterrizado varias naves de transporte droide, y recibimos la ayuda de los Droides de Batalla y los Droidekas para llegar hasta aquí.

Nouk Kii: No tuve que haberme aventurado en los pasillos repletos de piratas, Maestro, lamento haberle desobedecido.

Sifo-Dyas: No te preocupes, Nouk, enfrentaste a los Mandalorianos e intentas vencer a su líder. Te convertiras en un gran Jedi.

Nouk Kii: Gracias, Maestro.

Varias horas despues en Cato Neimoidia. Una gran ceremonia se celebra en la Ciudadela del Virrey Gunray, allí muchos senadores, empresarios, políticos y Jedis se reunen para honrar a Sifo y Nouk por su gran valentia al enfrentar a los piratas Mandalorianos.

Nute Gunray: La Federación de Comercio está muy agradecida por su ayuda, Caballeros Jedis. Les otorgamos estas medallas de honor por su colaboración en detener a los Mandalorianos.

Sifo y Nouk (al mismo tiempo): Gracias, Virrey.

Rune Haako: Gracias a ustedes hemos salvado el Arca Sagrada de los Iktotch, ya esta en camino a su planeta de origen.

Despues de que la celebración haya terminado y que todos se hayan ido, Palpatine se reune con Gunray en la oficina del Virrey. En la entrada hay dos Guardias Neimoidianos de la Realeza.

Nute Gunray: Felicidades por su elección como nuevo Senador de Naboo, amigo mío.

Palpatine: Gracias, Virrey Gunray, gracias a su financiación pude lograr mi exito. Pero las elecciones fueron tan divididas que los Gungans decidieron romper todo vinculo con los habitantes de Naboo por no haber sido representados en el Senado Galáctico.

Nute Gunray: Estoy seguro de que usted será un gran Senador, e incluso podría llegar a ser el proximo Canciller Supremo.

Palpatine: Si... ¿El Arca Sagrada está donde le recomende, Virrey?

Nute Gunray: Si, Senador Palpatine, ahora mismo Haako, Gunnay, Dod y varios Droides de Batalla y Guardias Neimoidianos la están trasladando a mi museo privado al otro lado de la ciudad.

Palpatine: Excelente... La verdad, Virrey, está alianza entre nosotros dos será muy beneficiosa para ambos.

Nute Gunray: Tiene mucha razón, Senador.

En el Templo Jedi, Nouk está siendo nombrado Caballero Jedi por los Maestros del Consejo. Todos tienen encendidas sus espadas laser,

Yoda: Un paso adelante dar, joven Nouk.

Nouk se pone frente a Yoda y se arrodilla ante el.

Yoda: En nombre de la Orden de los Caballeros Jedi y de la República Galáctica. Yo Caballero Jedi te nombró...

Yoda corta la trenza Padawan de Nouk con su espada verde.

Yoda: Caballero Jedi y del bien defensor.

Ahora Nouk Kii era oficialmente un Jedi, un futuro gran heroe, un protector de la República... Un DEFENSOR DE LA PAZ Y LA JUSTICIA de la Galaxia.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.